La Legislatura porteña aprobó el alivio fiscal a la salud y los gastronómicos

Los proyectos recientemente sancionados eximirán a esos rubros del pago de Ingresos Brutos durante el mes de mayo, junio y julio.

Debido a la crisis económica que se profundizó a causa de la pandemia, la Legislatura de la Ciudad aprobó dos leyes del pago de los Ingresos Brutos a centros médicos que presten servicios de internación para pacientes con coronavirus y para locales gastronómicos, a fin de alivianar la carga fiscal de estos rubros.

La iniciativa en relación a los centros médicos fue aprobada con 48 votos a favor, tres en contra –de los bloques FIT y PTS- y dos abstenciones de Consenso Federal y AyL. La misma eximió del pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, correspondientes a los anticipos de los meses comprendidos entre mayo y junio del año 2021, ambos inclusive, a los contribuyentes o responsables que desarrollen la actividad de ‘Servicios de internación excepto instituciones relacionadas con la salud mental’ contemplada en el Código N° 861010 del Nomenclador de Actividades Económicas del Sistema Federal de Recaudación (NAES).

En tanto el alivio fiscal para los gastronómicos recibió 54 votos positivos y cuatro negativos de los bloques PTS, FIT y AyL. El mismo también exime del pago de los Ingresos Brutos de mayo a julio a los restaurantes, cantinas, locales de comida rápida, foodtrucks, bares, heladerías y expendios de comida. Buscando así llevar un alivio a estos comercios que, a raíz de las últimas medidas adoptadas para contener el avance de la pandemia, volvieron a ver afectada su actividad.

El debate en el recinto

La encargada de abrir el debate en el recinto fue la autora de una de las iniciativas, Ana María Bou Pérez (VJ), quien advirtió que “el sector de la salud se ha visto sumamente golpeado por la pandemia, ante este difícil contexto han redoblado los esfuerzos y han incorporado aún más recursos. A nadie le puede caber duda que es uno de los sectores más castigados y con esta medida les damos un alivio concreto”.

En tanto el radical Marcelo Guouman (UCR-Ev) señaló que “el sector gastronómico es uno de los pilares de la actividad económica de la Ciudad. La pandemia y las restricciones golpearon de lleno a este sector y estamos proponiendo -ya desde el año pasado- distintas acciones para ayudar a sostener las inversiones y las fuentes de trabajo” y destacó que “con esta medida proyectamos alcanzar a casi 10 mil comercios gastronómicos que emplean directamente a más de 50 mil personas en la Ciudad de Buenos Aires con un costo fiscal calculado en los 500 millones de pesos”.

 “El Gobierno porteño deja de percibir una parte de su principal fuente de ingresos con el objetivo de acompañar a los miles de emprendedores que invierten en nuestra Ciudad”, añadió.

Por su parte la diputada de PTS Alejandrina Barry aseguró que “no vamos a acompañar el despacho de salud, nosotros sabemos que la situación en el sistema sanitario es crítica pero está en esa situación por falta de políticas en conjunto. Hay que aumentar en serio el presupuesto de Salud, hay que tomar medidas de fondo”.

Al mismo tiempo que alertó acerca de que las grandes cadenas de locales gastronómicos “obligan” a sus empleados a ir a trabajar aun teniendo síntomas compatibles con coronavirus, que los mismos se encuentran “precarizados” y que cobran salarios que no llegan siquiera al salario mínimo.

A su turno Sergio Abrevaya (GEN) manifestó que “los comerciantes son quienes más han sufrido, se han perdido 24 mil puestos de trabajo y cerraron 2.500 locales, aunque sabemos que este no es el final de la historia. Lo importante es aprobar ya una ley para estos sectores que tienen un gran problema”.

En otro orden de cuestiones el diputado del Frente de Todos (FdT) Matías Barroetaveña advirtió que “el Gobierno nacional, a través del REPRO II, vienen realizando una inversión desde noviembre de 2020 equivalente a 3600 millones de pesos, alcanzando 114mil trabajadores, y en esta misma línea el Gobierno de la Provincia de Axel Kicillof lanzó un programa de asistencia social y económica que estima destinar 70.000 millones de pesos a lo largo del año” y consideró que “esta medida que estamos votando hoy es necesaria pero absolutamente insuficiente, se trata de un sector muy afectado por la pandemia que ha sufrido el cierre de miles de locales y la pérdida de decenas de miles puestos de trabajo”.

“En la Ciudad no faltan recursos, falta voluntad política para asistir a los porteños afectados por la pandemia”, agregó.

Mientras que el presidente de la Comisión de Presupuesto, Claudio Romero (VJ), lanzó: “estamos votando un alivio no una fórmula mágica, esa fórmula la tiene el Gobierno Nacional pero sigue haciendo un manejo terrible con la pandemia. Los recursos con los que cuenta Kicillof son los que nos quitaron a nosotros, lo felicitamos por estar usándolos de esta manera”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password