Requiem para la pauta anual del 29%

Con la inflación de abril del 4,1% se descarta por completo poder cumplir con lo establecido en materia inflacionaria en el Presupuesto 2021.

Martín Guzmán al exponer el año pasado sobre el Presupuesto 2021.

La inflación en la Argentina es un problema estructural del país y empieza a ser uno de los aspectos que más desgaste le está generando al gabinete económico que lidera el ministro Martín Guzmán, ya que especialistas y consultores consideran que con el dato del 4,1% de abril se descarta cualquier posibilidad de llegar en todo el año a una inflación de un 29 por ciento.

Un aspecto central que remarcan diversos consultores es que la inflación en este año viene golpeando muy duro a los sectores de menores recursos, ya que la suba en el precio de los alimentos en los últimos 12 meses supera el 40 por ciento.

Es elocuente observar que con el dato de inflación del mes pasado “se comprueba que  se consumió más del 60 por ciento” de la meta del 29 por ciento establecida en el Presupuesto de este año.

Es más, los consultores coinciden en que el nivel de inflación de mayo tampoco viene bien.

En principio había una pauta que se ubicaba en torno al 3,4 o 3,5 por ciento en cuanto al aumento del costo de vida para este mes, pero con la suba en el preciol de los combustibles, los analistas coinciden en que nuevamente estará rozando el cuatro por ciento.

En los últimos doce meses, el costo de vida fue del 46,3%, de acuerdo con los datos oficiales.

Ahora, en este momento, diversos analistas consideran que la inflación del primer semestre se ubicaría entre un 23 y un 25 por ciento en el primer semestre, una cifra notablemente elevada para un país que viene con una caída del PBI del 10 por  ciento en el año pasado, un tasa de desempleo de dos dígitos y un nivel de pobreza superior al 40 por ciento.

En función de todo este panorama, el analista y consultor Christian Buteler recalcó que “para cumplir con la meta de todo el año que fijó el Gobierno, habría que empezar a tener a partir de ahora una inflación mensual del 1,0 o 1,1 por ciento, algo realmente imposible”.

“Hay que tener en cuenta que tenemos una inflación del cuatro por ciento con tarifas de servicios públicos congeladas y control de precios. La situación es realmente grave”, recalcó.

Por su parte Camilo Tiscornia, economista y consultor, advirtió sobre el nivel de inflación anual del 46,3% a nivel nacional y 44,2% en el Gran Buenos Aires.

Detalló que “como habíamos analizado en nuestra estimación, indumentaria y transporte lideraron la suba. Sin embargo, alimentos sigue aumentando a un ritmo elevado: 4,3% en abril y 46,4% anual (igual que el total) a nivel nacional y 4,7% en abril y 43,2% anual (1 punto porcentual menos que el total) en el GBA”.

“Estos datos confirman la preocupante dinámica inflacionaria, que deriva de los desequilibrios macroeconómicos y la fuerte emisión monetaria para financiar el déficit fiscal, y se da a pesar de la desaceleración de la depreciación del tipo de cambio, del congelamiento de tarifas y de las múltiples medidas de controles de precios de alimentos”, advirtió Tiscornia.

Por su parte, la consultora Ecolatina, consideró que si bien el número de abril representa una desaceleración de 0,7 puntos respecto de marzo pasado, cuando la inflación había sido de 4,8%, y está en línea con el promedio mensual del último semestre (4%), “no por eso deja de ser muy preocupante”.

“Con este número, ya se consumió más del 60% de la meta del Presupuesto 2021, totalmente imposible de cumplir”, alertó.

 Subrayó que “a la vez, la suba de precios debería promediar 1,8% entre mayo y diciembre para no superar el 36,1% acumulado en 2020”.

“Inevitablemente, la inflación no sólo terminará este año por encima del objetivo oficial, que sirvió de referencia sólo para algunas pocas paritarias y ya quedó en el olvido, sino que también se acelerará considerablemente en relación 2020”, indicó.

Advirtió también que el nivel general “no es lo único preocupante” y subrayó que, por caso, el rubro alimentos y bebidas, principal consumo de los sectores de menores recursos, “siguió subiendo más rápido que el promedio”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password