“Cerrar las exportaciones de carne marca la desorientación del Gobierno para controlar la inflación”

Así lo consideró el diputado radical Ricardo Buryaile, que calificó a la medida como “irracional, impensada, inconducente”, al tiempo que alertó por los puestos de trabajo.

ricardo buryaile

El diputado radical Ricardo Buryaile aseguró este martes que “la decisión del Gobierno de cerrar las exportaciones de carne marca la desorientación que tiene el equipo económico en controlar la inflación”, y recordó que “es implementar medidas que ya fracasaron”.

Al respecto, el formoseño recordó que “Néstor Kirchner cerró las exportaciones en 2006 produciendo un daño enorme a la cadena cárnica: 12 millones de cabezas, 15 mil puestos de trabajo, más de 140 plantas frigoríficas cerradas, y la desaparición de pequeños y medianos productores”.

“El Gobierno ha puesto trabas a las exportaciones de trigo mediante mayor burocracia administrativa y ahora cierra las exportaciones de carne; el problema en definitiva es la inconsistencia que tiene el programa económico, cuando asumieron dijeron que no tenían plan económico. Hoy está a la vista que no tienen plan económico, ni plan sanitario, tampoco tienen plan educativo”, criticó el exministro de Agroindustria, durante el gobierno de Cambiemos.

Para el legislador, “medidas como las que se están implementando, sacan al país del contexto del mercado internacional de alimentos: Argentina debe ser un proveedor confiable para el mundo y para el mercado interno”.

“Cerrar las exportaciones significa destrozar a toda la ganadería, significa perder mercados que luego ganarán Brasil, Uruguay, Paraguay, Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos”, advirtió Buryaile y remarcó que “recuperar un mercado es mucho más difícil que ganarlo”.

El diputado de Juntos por el Cambio recordó que Argentina había empezado a cumplir con la cuota Hilton que se había perdido con el kirchnerismo. “Aún, 15 años después, no hemos recuperado el stock de 61 millones de cabezas que teníamos”, cuestionó. Y ratificó: “Van a destruir la ganadería y, lo peor, es que creen que están haciendo las cosas bien”.

El radical sostuvo que el anuncio se trata de una decisión “irracional, impensada, inconducente. Lo único que hacen es destruir fuentes de trabajo. Lo único que deberían hacer es controlar la inflación, tienen que tener un plan antiinflacionario. La inflación no se controla cerrando exportaciones”.

“Es una decisión irracional, inconducente, improvisada que lejos de traer seriedad al país ahuyenta las inversiones. Argentina necesita generar inversión, trabajo, oferta de producción y esta es una decisión que va a contramano de eso”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password