Un procurador militante para alcanzar la impunidad y el autoritarismo

Por Jorge Enríquez. Sin independencia judicial no hay República, sostuvo el diputado nacional del Pro ante la eventual reforma de la Ley del Ministerio Público.

Mientras los argentinos sufrimos sus desastrosas políticas en materia económica, social y sanitaria, el Gobierno nacional aprovecha para acelerar su objetivo primordial: subordinar a la justicia para tener impunidad y para profundizar el autoritarismo.

El propósito más inmediato es conseguir un procurador militante, que no defienda la legalidad ni los intereses de la sociedad, sino los de sus patrones, con Cristina Kirchner a la cabeza.

Por eso pretenden reformar la ley de Ministerio Público. Con un procurador militante el futuro que nos espera es impunidad para los amigos y persecución para los adversarios y el periodismo independiente.

Solo un procurador independiente puede servir a la sociedad en la lucha contra la corrupción y el narcotráfico.

El kirchnerismo está comprando las voluntades de algunos diputados que fueron electos por la ciudadanía para ser opositores. Es una claudicación moral que todos deben conocer.

Sin independencia judicial no hay República.

Sin República no hay libertad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password