La Farsa de Bayona, la revolución de mayo y el cartero que llegó a general

Por José Narosky. Este 25 de Mayo, una evocación especial de ese tiempo histórico.

Cada 25 de mayo la patria está de festejo porque se recuerda la formación del primer gobierno patrio. La farsa de Bayona fue un suceso poco conocido pero clave para los hechos posteriores. Ese evento histórico ocurrió en mayo de 1808 en Bayona, Francia, cuando Carlos IV y su hijo Fernando VII fueron obligados a abdicar sus derechos al trono español a favor de Napoleón Bonaparte, quien luego los cedería a su hermano José Bonaparte que gobernó España bajo el nombre de José I. Este hecho creó una situación paradojal y generó una falta de legitimidad en el propio gobierno colonial que llevó a que la conversación social de entonces se agudizara en favor de las posturas de los patriotas independentistas; es decir, fue la torpeza del propio imperio colonial la que sembró un caldo de cultivo entre los criollos para reclamar cada vez más fervientemente por la libertad y la independencia.

Por otra parte, en nuestra heroica gesta del 25 de Mayo, tuvo relieve una figura no siempre conocida como general, Domingo French.

Tenía 20 años, cuando Buenos Aires, que era, en aquel tiempo, la capital del Virreynato, contaba con sólo cuarenta mil habitantes de los que sólo un pequeño porcentaje sabía leer y escribir . French había sido designado primer cartero de la ciudad.

Llegó 1806 y ese año las invasiones inglesas.

French, con 32 años, participó primero en la reconquista de la ciudad y luego en la defensa.

Lo designaron teniente primero del Escuadrón de Húsares y luego fue ascendido a capitán y posteriormente a teniente coronel.

Con los sucesos de 1810, participó en las reuniones secretas previas al Cabildo emancipador.

En mayo, junto con Beruti, acaudilló a jóvenes que se denominaron “Chisperos”. Los instruyó para que presionaran a los cabildantes y se animaran a separarse del gobierno de España.

Fue así cuando acaeció el histórico reparto de cintas de colores (celeste y blanca), similares a los que empleaban los del Regimiento Patricios, para identificar a quienes se adherían a la Revolución que se veía venir.

El 18 de febrero de 1812, el Triunvirato declaró a la escarapela azul y blanca símbolo patrio oficial, a pedido de Belgrano, que desde Rosario reclamaba un distintivo para sus tropas.

Después, circunstancias políticas hicieron que Pueyrredón lo desterrara a French por dos años, a los EE.UU.

El mismo Pueyrredón  lo indultó posteriormente y fue ascendido a general.

A los 45 años, abandonó el servicio activo e incursionó en la política.

Moriría 6 años después, a los 51 años.         

Y un aforismo final para Domingo French: “Los elegidos no sólo mostraron la realidad. También ayudaron, a modificarla”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password