Aunque se busca minimizar, sigue la disputa interna con Guzmán

El oficialismo más inflexible persiste en marcarle límites al ministro de Economía, que estaría pensando en un futuro político.

El Senado fue uno de los estamentos que le ha marcado límites al ministro.

En momentos en que el Gobierno trata de encarrilar una difícil negociación doble con el Fondo Monetario Internacional y el Club de París, las disputas internas dentro del gabinete siguen generando incertidumbre y desconfianza de los hombres de negocios en el país, especialmente por el objetivo del oficialismo duro de “seguir marcándole los límites” al ministro de Economía, Martín Guzmán.

Esta última semana hubo un hecho contundente que deja al descubierto esa estrategia del oficialismo más inflexible, con la declaración que emitió un importante grupo de dirigentes políticos, sindicalistas, legisladores y hasta periodistas, ligados justamente a los duros del Frente de Todos, para expresar claramente cuáles eran los “límites” en la negociación con el FMI y el Club de París.

“Fue un tiro por elevación hacia Guzmán. El sector duro no hay caso, no lo quiere y lo van a seguir muy de cerca en todos los pasos que del ministro”, admitió un funcionario del gabinete económico.

Está claro que desde el comienzo de año ese núcleo del oficialismo viene avanzando sobre el ministro, lo que provocó más de un amague de renuncia del titular de la cartera económica.

Primero fue cuando en marzo el ministro se encontraba en Washington negociando con el FMI y en Buenos Aires la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtiendo que no se podía pagar.

Luego el episodio con renuncia frustrada de Federico Basualdo, subsecretario de Energía, quien se opuso al esquema de actualización tarifaria elaborado por Economía.

Posteriormente fue la declaración de la bancada oficialista en el Senado para que la ampliación de la cuota parte de la Argentina en el FMI, medida en DEG y equivalente a 4.300 millones de dólares, se utilice para atender la situación de la pandemia y no para pagar la deuda.

Y finalmente, en este semana, la declaración de los representantes duros sobre los límites en la negociación de la deuda.

En el propio equipo económico admiten que “pensamos que las aguas se habían calmado, pero esa última declaración realmente nos sorprendió y no contribuye en nada a la hora de terminar de negociar buenos acuerdos para el país”.

Desde el otro lado del oficialismo aseguran que Guzmán está tentado de largarse a la carrera política, aprovechando su buena imagen en la opinión pública, sin respetar la trayectoria “militante” de varios dirigentes que se consideran también en la línea de largada.

Este avance sobre el ministro no ha caído muy bien entre los hombres de negocios, quienes a la vez advirtieron sobre las consecuencias de algunas de las últimas medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo.

En ese sentido, la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) ha expresado su rechazo a la medida por considerar que la misma en vez de generar más puestos de trabajo, implica una fuerte traba para contratar personal.

“Estamos en una situación muy complicada, el empleo es cada vez más escaso, la inversión está muy baja, y encima con estas medidas de prohibición o de restricciones se agrava el problema de la generación de puestos de trabajo en el país”, enfatizó uno de los principales dirigentes de la cúpula de la UIA.

Los hombres de negocios también cuestionaron al Gobierno en los últimos días en cuanto a su “pasividad” frente a la avanzada de algunos gremios contra empresas, especialmente Camioneros.

Tanto en la UIA como en CAME se viene cuestionando en los últimos días los reiterados bloqueos que realiza ese sindicato hacia distintas empresas y sin una respuesta firme por parte del Poder Ejecutivo “para poner un límite a esa avanzada”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password