Pfizer, chicanas a la oposición y defensa de la gestión oficial: así fue el paso de Cafiero por el Senado

Durante ocho horas, el jefe de Gabinete respondió preguntas en el recinto y se cruzó con senadores de Juntos por el Cambio. Destacó que la semana que viene se llegará a los 20 millones de vacunas. Palos a Macri, Rodríguez Larreta y la Corte Suprema.

Foto: Comunicación Senado

Por Melisa Jofré

La gestión de la Casa Rosada en la adquisición de las vacunas contra el coronavirus fue el “plato fuerte”, sin dudas, de la primera visita del año que Santiago Cafiero hizo al Senado. Como era de esperarse, en medio de los cuestionamientos sobre por qué el Gobierno no alcanzó un acuerdo con Pfizer, senadores de Juntos por el Cambio recibieron jefe de Gabinete con varias preguntas al respecto.

En la primera parte de su exposición, el funcionario enumeró todas las dosis que se adquirieron con distintas firmas y aseguró, con confianza, que la semana próxima Argentina podría llegar a las 20 millones de vacunas. Pero el encuentro se “picó” cuando Cafiero se cruzó a los gritos con Luis Naidenoff, el jefe de la bancada opositora, y acusó a ese sector de hacer de Pfizer “una bandera”, mientras que para el oficialismo “es un laboratorio más”.

Ese fue el momento más picante a lo largo de las ocho horas que el ministro coordinador estuvo rindiendo cuentas en la Cámara alta, en una sesión en la que no estuvo la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, sino que fue conducida por la presidenta provisional, la santiagueña Claudia Ledesma Abdala de Zamora.

En el marco de una nueva fecha del “Ni Una Menos”, también reivindicó al movimiento de mujeres en el inicio de su discurso.

Acompañado, como es habitual, por funcionarios -entre ellos la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca-, Cafiero habló en el comienzo a lo largo de 57 minutos, en los que defendió las medidas tomadas en pandemia y pidió ser “honestos” respecto al contexto del país. En ese sentido, cargó contra el gobierno de Mauricio Macri por haber llevado a cabo “el ciclo de endeudamiento más veloz de los últimos 40 años”.

El primer informe de Cafiero ante el Senado se extendió por poco más de ocho horas (Foto: Comunicación Senado).

Pfizer, COVAX y las ya casi 20 millones de vacunas

La sesión, que mayormente mantuvo un clima chato, empezó a levantar temperatura cuando el jefe de Gabinete decidió dar respuestas sobre Pfizer, palabra que había obviado en el principio. “No existió, ni existieron esos 14 millones de vacunas que a la Argentina le iban a dar a mediados del año pasado. No hay ninguna correlación entre que en Argentina se hayan hecho ensayos clínicos, con luego la adquisición de vacunas, eso es totalmente inexacto”, aclaró.

Y siguió: “En las preguntas sobre Pfizer, evidentemente los senadores y senadoras continuaron con este laboratorio casi como una bandera, pero para nosotros es un laboratorio más. Nosotros tenemos voluntad y vocación de comprar vacunas de Pfizer y de cualquier otro laboratorio, y así lo venimos haciendo”.

Además, el jefe de Gabinete mandó a los senadores de la oposición a que se fijen “cuál es el estado de cumplimiento que hay del laboratorio Pfizer con los contratos que ha suscripto, a partir del año pasado, con países de Latinoamérica, y cómo es el porcentaje de cumplimiento”.

Por otro lado, cuestionó la “falsedad que se habla respecto al fondo COVAX”, creado el año pasado con un objetivo de “cumplir un rol solidario”. “Argentina se dedicó a continuar sus negociaciones bilaterales con los laboratorios”, dijo, y argumentó que “si hubiéramos adquirido solamente las vacunas por mecanismo COVAX” no estaríamos en el número actual, ya que “todos los que apostaron únicamente al fondo COVAX son los países que menos vacunas tienen”.

El minuto en que se calentaron los ánimos dentro del recinto llegó cuando Cafiero empezó a responderle a la radical mendocina Pamela Verasay quien, sin pelos en la lengua, lo había recibido: “Bienvenido jefe de Gabinete, se tomó su tiempito para venir a cumplir con su compromiso constitucional”.

Al rechazar que el Gobierno nacional cometa una “discriminación” contra Mendoza, bajo el mando del radical Rodolfo Suárez, el funcionario sostuvo que no es así, incluso con una provincia que “incumple medidas de cuidado nacional y después nos pide respiradores y vacunas, que también la misma provincia podría comprar y no compra”, lanzó.

A lo que Naidenoff empezó a los gritos y acusó a la gestión nacional de haberle “cerrado puertas” a las provincias. “¿No dejamos que nadie compre qué? No, eso es mentira. Ustedes votaron una ley acá que dice que pueden comprar vacunas las provincias. Si no leen, lean lo que votan. Lea lo que vota, senador”, lo cruzó.

Y añadió que “a nadie se le cerró la puerta”, sino que “los gobernadores siempre estuvieron autorizados. Las provincias, incluso el jefe de gobierno de la Ciudad, podía comprar vacunas”, pero “las negoció, las compró y las distribuyó el Gobierno nacional, el presidente de la Nación, al igual que los respiradores”.

Las anotaciones del jefe de Gabinete mientas recibía las preguntas de senadores (Foto: Comunicación Senado).

“La lucha contra la pandemia es una lucha diaria, como también la lucha contra el Estado destruido que nos dejó la gestión anterior, porque tuvimos que recomponer un sistema de salud que estaba destruido. Y ahora nos quieren venir a contar cómo se hace para comprar vacunas los que abandonaron vacunas en un galpón, los que por no vacunar y desfinanciar los programas de vacunación tuvieron un nuevo brote de sarampión…nos quieren venir ahora a explicar como manejar la pandemia“, chicaneó.

Cafiero le reclamó a los senadores de Juntos por el Cambio “autocrítica” y les dijo que “se tienen que hacer responsables no solo por el pasado sino también por el presente”, en referencia a “alentar marchas de contagio”.

Antes del cruce, el ministro coordinador había remarcado la “obsesión sobre un laboratorio” por parte de la oposición y, fue en ese momento, cuando disparó: “Parecen más visitadores médicos que dirigentes políticos, no es el camino”. Más tarde, en el turno del Frente de Todos, la oficialista santafesina María de los Ángeles Sacnun, sumó: “No parecen visitadores médicos, parecen CEO’s de Pfizer. Muchos de los que se dicen representantes del pueblo argentino parecen más CEO’s de Pfizer que senadores y senadoras”.

Hacia el tramo final, el jefe de Gabinete enfatizó que “la vacuna es la esperanza de que podemos superar la pandemia y por eso no hay que hacer política con eso, porque atacar la vacuna es atacar la esperanza”.

Mensaje a Larreta y la Corte: “Cada uno tendrá que hacerse cargo”

Durante la tarde de este jueves, además de los cortocircuitos por las vacunas, Cafiero criticó a aquellos que no se plegaron a las restricciones y apuntó contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“El presidente, en su momento, con coraje y determinación, tomó medidas de cuidados. Algunas de estas medidas de cuidado no fueron acompañadas por otras jurisdicciones”, manifestó y lamentó que Rodríguez Larreta “decidió judicializar medidas sanitarias y la Corte Suprema decidió partidizar su postura”.

E insistió: “Que en medio de la pandemia un distrito haya incumplido normas nacionales y que un poder del Estado haya querido sancionar o ejercer potestades que no le corresponden, es algo por lo que van a tener que rendir cuentas”.

“Cuando esta pesadilla termine, cada uno tendrá que hacerse cargo, y se sabrá quiénes escucharon más a los encuestadores que a los epidemiólogos y a los enfermeros”, aseveró y acotó que “se sabrá quien escuchó más al marketing político y a los golpes de efecto, que a los que diariamente están en la trinchera salvando la vida de argentinos y argentinas”.

Una de las declaraciones más duras fue también cuando dijo que mientras “el presidente se la juega por salvar la vida de argentinos y argentinas, la oposición se juega la próxima elección y los medios se juegan el rating”.

Foto: Comunicación Senado

Otros temas

En medio de las preguntas, la oposición cuestionó el cierre de las exportaciones de carne, medida que Cafiero defendió: “Hubo un 65% de aumento en el precio de la carne en el último año. La tarea por delante es desacoplar el precio internacional que presiona sobre la mesa de los argentinos, independientemente de que sean los mismos cortes”.

Y justificó que la intención del Gobierno es “que continúe siendo la Argentina una potencia exportadora, pero que eso no ponga en crisis el acceso a comer carne de los argentinos”.

Por otro lado, consultado por la senadora del Pro Gladys González sobre la postura de la Casa Rosada respecto a los biocombustibles, un tema que tomó otro rumbo en la Cámara de Diputados, que no siguió adelante con la prórroga de la Ley 26.093, el jefe de Gabinete respondió sin consistencia.

“Lo que está en debate en la Cámara de Diputados es justamente ver y evaluar un marco normativo que había de hace mucho tiempo, y el cambio tecnológico que existe hoy”, indicó y avaló que se avance en “propuestas que tengan que ver no solo con la reducción de combustibles fósiles”, sino por ejemplo con “una ley de promoción para la electromovilidad”.

Finalmente, ratificó el “compromiso” del presidente con “cumplir con las metas que se ha planteado en cuanto al cambio climático”, como por ejemplo con el Acuerdo de París.

Sobre un tema clave, ante una pregunta del radical fueguino Pablo Blanco -a quien vapuleó en sus respuestas-, Cafiero no contestó sobre el apoyo del Gobierno al pliego de Daniel Rafecas como procurador general y el estado de “congelamiento” que esa discusión tiene precisamente en el Senado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password