Momento caliente para el titular de Enargas al defender el proyecto de Zonas Frías en Diputados

Diputados de la oposición lo cruzaron con diferentes acusaciones. El sustento económico, la elección de las zonas beneficias, el aumento del consumo de gas y la legitimidad de su cargo fueron los ejes de Juntos por el Cambio. El intervento de Enargas recogió el guante y fustigó: “Macri aumentó la tarifa de gas a niveles increíbles. Haganse cargo”. Este miércoles se realizará la reunión plenaria para emitir dictamen de mayoría. Ramón lo defendió y también recibió las críticas de JxC.

A minutos de iniciar la reunión informativa por videoconferencia del plenario de comisiones Energía y de Presupuesto y Hacienda con la presencia del titular del Enargas, Federico Bernal, llegó la primera crítica por parte de la oposición que no esperó el informe técnico ni la visión de los especialistas sobre cuestiones tarifarias ni cuestiones climáticas y asestó el primer golpe.

El diputado chubutense Gustavo Menna (JxC) señaló que la ley que permitía que se intervenga el Enargas “está vencida” y por eso “el puesto de Bernal es ilegítimo e ilegal”, lo que no cayó bien al interventor ni al oficialismo y el clima ya se puso tenso.

Luego del informe del interventor del organismo, fue el turno de las consultas y allí otra vez Juntos por el Cambio volvió a la carga.

En esa tónica, la diputada mendocina Jimena Latorre manifestó: “El proyecto de zonas frías es discrecional y no se funda en criterios técnicos y objetivos” porque “hay regiones que por sus condiciones geográficas, térmicas y productivas ameritan una tarifa diferencial, teniendo en cuenta a su vez la capacidad de pago de los usuarios, pero este proyecto no respeta ninguno de esos criterios y dejan abierta la puerta para discrecionales nuevas incorporaciones, con un solo criterio: el interés electoral del Frente de Todos”.

“Los afectados seremos todos los Argentinos que lo pagaremos con mayor inflación, la industria y la producción, que es la que genera y sostiene con muchísimo esfuerzo las fuentes de trabajo y lo que es más grave, los que no son usuarios de gas natural, la enormísima cantidad de argentinos que aún están excluidos de la red y con sus garrafas subsidiarán a quienes ya tienen subsidios”, agregó.

En el mismo sentido, el legislador radical Fabio Quetglas afirmó: “¿Han calculado cuanto será el delta de aumento del consumo a partir del subsidio? Eso determinará una aumento de las importaciones de gas a un precio que la Argentina no determina”, advirtió.

En tanto, Menna insistió sobre el sustento del proyecto a través del Fondo Fiduciario: “Un incremento del 400% en la cantidad de usuarios aumentando de un modo tan exiguo el cargo no cierra por ningún lado”.

“¿No hay alguna cuestión prevista para controlar los aumentos de consumo? Muchas veces a las tarifas subsidiadas se les pone un límite sobre una base de consumo medio razonable”, propinó el diputado Facundo Suárez Lastra.

Ante las críticas, el interventor Bernal hizo una defensa del proyecto desde el punto de vista político y fustigó a la oposición por la política tarifaria implementada en el gobierno de Mauricio Macri, quien fue “protagonista de los tarifazos de gas y luz, empobreció a los argentinos energéticamente y en 2019 cuando dejó el gobierno, 3 de cada 10 argentinos no podía pagar el servicio, lo tenía cortado y estaba endeudado”.

“El criterio fundamental de esta ley es llevar el beneficio a aquellas regiones del país que necesitan un respaldo, ya que viven en zonas donde durante el año tienen una mayor necesidad usar el servicio público de gas por redes”, destacó Bernal, quien disparó: “Estamos ampliando un derecho como es el servicio de gas para los que más necesitan y viven en zonas de bajas temperaturas, pero desde Juntos por el Cambio no lo van a entender porque Macri aumentó el gas a niveles increíbles y no dijeron nada. Háganse cargo”, espetó.

Durante una de sus alocuciones, se pudo escuchar “y este que vino a hacer acá con ese discurso militante” deslizó uno de los diputados opositores que participaba de la videoconferencia que tuvo como centro a Bernal, que respondió las preguntas con una crítica constante a Juntos por el Cambio por el periodo anterior mientras se podía observar detrás de él un cuadro de la vicepresidenta Cristina Kirchner, en su oficina.

En uno de los momentos calientes, el diputado mendocino José Luis Ramón salió al cruce de la oposición y acusó a los diputados de “ser lobbistas, defensores de las grandes empresas y siempre que se presenta un proyecto de ley que beneficia directamente a la parte del pueblo que menos tiene, siempre, tienen un problema o una objeción y lo hacen para que nadie cambie y en defensa de las grandes empresas”.

Esto generó el repudio de varios diputados radicales y fue el propio Menna que le planteó a Ramón que “el verdadero defensor de las empresas energéticas era el Gobierno que através de Enargas le perdonaba deudas a las empresas y le saca la obligación de invertir en diferentes obras”.

Con el clima en su punto máximo, el diputado tucumano Cano señaló que “no pueden venir al Congreso a plantear que la historia comienza a partir de hoy y no hacerse cargo de lo que ocurrió entre el 2010 y 2015 en la matriz energética. Dejaron al país en 2015 con gran déficit fiscal en la balanza comercial energética”, apuntó.

Sin dudarlo, Bernal volvió a insistir en las críticas a Juntos por el Cambio por las políticas tarifarias y remató: “En el balance no puede haber solo números sino que primero tiene que estar el ser humano y nosotros ponemos por delante el bienestar de la gente y la que necesite calefaccionarse, lo pueda hacer”.

Al finalizar, el intervento de Enargas prefirió no hacer un cierre y el presidente de la Comisión de Energía, Omar Félix, convocó para este miércoles a una reunión presencial para la firma del dictamen, que apriori, tendrá un debate intenso.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password