El oficialismo dictaminó a favor del DNU que extiende restricciones sanitarias hasta el 25 de junio

El Frente de Todos en la Bicameral de Trámite Legislativo avanzó con el último decreto firmado por el presidente. Juntos por el Cambio volvió a oponerse.

En un debate con argumentos repetidos, el oficialismo cumplió con el trámite de tratar el DNU 381/21, que extiende las medidas restrictivas por la pandemia hasta el próximo 25 de junio. Con mayoría en la Bicameral de Trámite Legislativo, el Frente de Todos se alzó con el dictamen de mayoría, mientras que Juntos por el Cambio se opuso a través de un dictamen de minoría.

El primer orador de la reunión realizada este jueves, el diputado Pablo Yedlin (FdT), aseguró que el decreto se trata de “cuidar a la ciudadanía, intentar sostener la salud pública, y tener menos casos y muertes por Covid”.

El titular de la Comisión de Salud de la Cámara baja recordó que la ley para establecer parámetros epidemiológicos y sanitarios -calificada desde la oposición como “ley superpoderes”- ya tuvo dictamen y tener una norma de ese tipo “nos evitaría la necesidad de tener que sostener DNU’s de manera quincenal”. “La oposición varias veces nos planteó la necesidad de generar una ley”, apuntó.

Con gráficos, el tucumano afirmó que “hay una tendencia a la mejora” en cuanto a los casos y en el país “estamos saliendo de la situación más grave, aunque todavía los valores son muy altos”. “Seguimos con una situación compleja en las camas de terapia intensiva”, advirtió, pero dijo que “en los últimos días hay una tendencia al descenso”, ya que está la ocupación a nivel nacional en un 69%, de acuerdo datos de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva.

Por otra parte, el oficialista celebró que “hemos recibido más de 20 millones de dosis, se han distribuido 19 millones” y está disminuyendo “el riesgo de mortalidad” en los grupos ya vacunados. “Las vacunas en Argentina son claramente efectivas para reducir la mortalidad”, agregó.

“Lo que nos tiene que alentar es que estamos en salida de esta problemática. Necesitamos que la oposición siga acompañándonos en las medidas restrictivas”, completó.

A continuación, el diputado Pablo Tonelli (Pro) reclamó que “hay otros 100 decretos pendientes de tratamiento en esta comisión”, entre DNU’s, delegados y reglamentarios.

Desde el punto de vista jurídico, el macrista señaló que “más allá de que los datos (aportados por Yedlin) son todos correctos, eso no tiene relación con la validez del DNU, con su adecuación a lo que la Constitución permite, y a lo que el presidente puede hacer o no”.

Respecto al DNU 381/21, el porteño indicó que “es una repetición casi íntegra de dos decretos previos”, porque se trata de una prórroga del 287/21, que a su vez se basó en el 235/21 y el 241/21, éste último judicializado por la Ciudad de Buenos Aires ante la Corte Suprema.

Tonelli enfatizó que “las disposiciones locales no las puede dictar el presidente, solo las autoridades locales”, y este decreto “tiene como objeto facultar a los gobernadores para tomar medidas”. “Los gobernadores lo que menos necesitan es que el Gobierno los autorice. Es el colmo del antifederalismo”, cuestionó.

En esa línea, el legislador opositor consideró que “ya no se justifica que el presidente por sí solo dicte este tipo de medidas” e “insista en querer aprobar decisiones que ya la Corte Suprema le dijo que no puede aprobar”.

“Lo que la emergencia nos reclama es coordinación y concertación entre el Gobierno nacional y los provinciales”, sostuvo y concluyó que, con eso, y más vacunas se tendrá “éxito en la lucha contra la pandemia”.

A su turno, la diputada Carolina Gaillard (FdT) arrancó: “Nosotros entendemos que la ley de parámetros epidemiológicos que deberíamos haber sancionado, y que no lo hicimos y por eso estamos tratando este DNU, es muy necesaria porque es ordenadora. Y en ningún caso va en contra del federalismo, sino que de alguna manera intenta ordenar en una estrategia sanitaria central lo que tiene que ver con las facultades propias que establece nuestra Constitución, facultades propias y facultades concurrentes de la Nación y de las provincias”. Luego, la entrerriana insistió: “No vulnera ninguna competencia de las provincias”.

Para el diputado Gustavo Menna (UCR), el Gobierno se acostumbró a “legislar por decreto” y recordó que un DNU “es la imposibilidad de acudir al trámite ordinario para la sanción de leyes”. “Han llegado en esta gestión en un año y medio a los tres dígitos. DNU’s de tres dígitos y no lo digo con ánimo de que lo celebremos, sino que creo que es una clara evidencia del deterioro del principio republicano de división de poderes. No puede calificarse de otra manera”, reclamó el chubutense.

“Legisla más el presidente de la Nación que el Congreso”, se quejó y disparó que el oficialismo fue el que no incorporó al temario de la sesión pasada la ley de emergencia Covid, cuando “convocaron a tratamiento en comisión de Asuntos Constitucionales y de Salud un par de horas antes del arranque de la sesión, sorprendiendo incluso a todo el mundo, bloqueando a la sociedad civil, especialmente al Colectivo de Padres Organizados”.

Por último, el senador Mariano Recalde (FdT) observó que existe “una capacidad notable de algunos diputados de la oposición para encontrar argumentos que permitan sostener la posición de rechazar este DNU”, pero “la Constitución Nacional es muy clara, y la situación excepcional que prevé el artículo 99, sumado a la urgencia y la necesidad de adoptar estas normas, es pública y notoria, no merece mucha explicación”.

“Cuando los decretos fueron acatados y fueron llevados a la práctica por todas las jurisdicciones, los casos cayeron en un 20% en todo el país”, aseguró el porteño que, al referirse a su distrito como “el más complicado, porque tiene la mayor cantidad de fallecidos cada 100 mil habitantes”, señaló que “cuando (la Ciudad) acompañó y aplicó las restricciones” como en este último período, “hubo una disminución de un 38% de los casos”. “Estas restricciones dan resultados, están pensadas para disminuir los casos y son efectivas”, añadió, al tiempo que abogó por el avance de la vacunación.

El DNU 381/21 prorroga las disposiciones del 287/21 hasta el próximo 25 de junio. En el mismo se disponen los parámetros para la clasificación de las zonas del país, según el número de casos de Covid-19, en cuatro categorías: de bajo riesgo, de medio riesgo, de alto riesgo, y de situación de alarma epidemiológica y sanitaria.

Para las zonas clasificadas en la cuarta categoría, se suspende la realización de todo tipo de eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos en lugares cerrados que impliquen concurrencia de personas; y las clases presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades.

En las zonas más afectadas, seguirá la prohibición de la circulación entre las 20 horas y las 6 horas de la mañana de cada día, aunque las autoridades locales podrán solo ampliar estos horarios en función de las especificidades de cada lugar. En tanto, el transporte público será para los trabajadores esenciales y autorizados, entre otros puntos

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password