TEST: Nuevo Haval H6. Orientado al lujo

Con un nivel de equipamiento muy alto y una percepción de calidad digna de las mejores marcas generalistas, este modelo chino llega en una sola versión con importantes novedades.

Por Roberto Nemec

Recientemente ha llegado a nuestro país una nueva generación del Haval H6, producto del fabricante Great Wall, representado aquí por el importador Car One.

El SUV se encuadra en el segmento de los medianos C, aunque por su largo total está a mitad de camino con respecto al de los grandes. Es que el nuevo H6, no sólo parece más grande que sus rivales locales, sino que con sus 4,61 metros de largo total, es unos 15 o 20 centímetros más extendido.

El vehículo confirma que la industria china no sólo puede hacer productos baratos, ya que continúa la trayectoria de otros países asiáticos (Japón, Corea, Tailandia, etc) con autos y utilitarios de muy buena calidad, que incorporan las más actuales tecnologías. Claro, a otro precio, pero que les permite exportar a todo el mundo derribando prejuicios.

Gracias a aquellos centímetros de más, el interior del Haval H6 es el más amplio entre sus pares. La posición de manejo es muy relajada. Ambas butacas se calefaccionan y se regulan eléctricamente y la del conductor además tiene dos memorias. El tapizado de cuero tiene una excelente confección.   

En general todos los materiales son agradables y suaves al tacto, con escasa integración de plásticos rígidos. La gran pantalla táctil, arriba y en el centro, muestra las imágenes del sistema de conexiones multimedia y dos perillas sirven a las operaciones más habituales: regulador del forzador de aire y volumen del audio.

Los tres pasajeros del sector trasero podrán gozar de una gran comodidad: el espacio es realmente grande con mucho lugar para las piernas, a lo ancho y hacia el techo. El asiento posterior cuenta con respaldo reclinable, lo que es muy importante para una postura descansada. Hay cinco cinturones de tres puntos y otros tantos apoya cabezas, luces dirigibles y apoyabrazos central rebatible. En cuanto al baúl, que tiene la excelente capacidad de 540 litros, con su cobertura retráctil.

La mecánica es la misma que en la generación anterior: motor de cuatro cilindros en línea con una capacidad de 1.967 cm3 y eroga 190 CV a 5.500 rpm. Por otro lado, dispone de un torque 34,7 Kgm entre las 2.000 y 3.200 vueltas. Su conformación es de doble árbol de levas, 16 válvulas y distribución por cadena de acero, inyección directa, turbo e intercooler. Como novedad, ahora está asociado a una caja automática de siete marchas de correcto desempeño pero con algo de lentitud, que se puede manejar en modo secuencial con la selectora tradicional o con las levas tras el volante.

El motor es de funcionamiento alegre y sus performances del impulsor son muy satisfactorias: velocidad máxima de 194 Km/h (en Drive a 5.100 vueltas), aceleración de 0 a 100 Km/h en 8,6 segundos y un registro de 6,8 segundos para pasar de 80 a 120 Km/h.

No tan satisfactorio es, en cambio, el consumo: en nuestro circuito urbano, gastó a razón de 7,4 Km por litro de nafta súper (le va bien por la baja relación de compresión de 9 a 1) mientras que a 90 y 130 Km/h recorrió 13,7 y 9,5 kilómetros, respectivamente. 

Las suspensiones son independientes en ambos trenes, con sistema McPherson adelante y brazos múltiples atrás en ambos casos con barras de torsión. El andar es tirando a mullido, pero sin embargo copia demasiado las imperfecciones del piso. El desplazamiento a velocidad en ruta es inobjetable, lo mismo que la dirección, que gracias a la asistencia eléctrica se endurece progresivamente.

Los frenos son de disco: adelante ventilados, atrás sólidos. En las pruebas de frenado viniendo a 100 Km/hora recorrimos lógicos 43,5 metros para detener totalmente a los 1.770 Kg en orden de marcha.

 El tema de la seguridad ha sido muy tomado en cuenta en el caso del Haval H6, cuenta con pares de airbags frontales, laterales y de cortina, sistema de monitoreo de presión de neumáticos, controles de tracción y estabilidad, asistente al arranque en pendientes, control de velocidad crucero adaptativo, sistema de frenado de emergencia autónomo, advertencia de colisión frontal, alerta de punto ciego, asistente de cambio de carril involuntario y alerta trasero de transito cruzado.

La lista sigue con anclajes ISOFIX para sillas infantiles, faros delanteros con tecnología led, faros para niebla adelante y atrás, encendido automático de luces y sensor de lluvia.

En lo que hace a la comodidad, hay climatizador automático bizona con salidas traseras, cierre centralizado de puertas con comando a distancia, apertura de puertas sin llave y arranque por botón, sistema de parada y arranque automático Start & Stop, cámara de estacionamiento trasera, sensores de estacionamiento delantero y trasero,  sistema de estacionamiento asistido, espejos exteriores con comando eléctrico, techo solar panorámico corredizo, sistema multimedia con pantalla táctil de 9”,  Android Auto y Apple CarPlay, audio con ocho parlantes, MP3, Bluetooth y entradas USB, volante multifunción regulable en altura y profundidad, instrumental con pantalla color de 12,3 pulgadas y computadora de a bordo. Faltantes no detectamos demasiados, aunque podríamos que no tiene cargador inductivo de celulares o portón trasero con apertura eléctrica. Las llantas son de cinco rayos triples y las cubiertas de medida 235/55  y las llantas de cinco rayos triples. Desafortunadamente la rueda de auxilio es temporal, en chapa de acero.

El Haval H6, en su única versión importada a nuestro mercado, tiene un precio sugerido de 41.900 dólares, que no es poco pero es razonable si se tiene en cuenta la relación entre costo y producto por la calidad percibida, su tecnología tan actual y la dotación de elementos de confort y seguridad. La garantía es por tres años o cien mil kilómetros.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password