Guzmán prepara otra ronda de conversaciones en el exterior a partir de la próxima semana

Será en el marco de la reunión de ministros de Economía del G20, de la que tomará parte el titular del Palacio de Hacienda.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, prepara otra importante agenda de conversaciones con funcionarios del exterior que mantendrá a partir de la próxima semana, en la cual viajará a Roma para participar de la reunión de ministros de Economía del G20 y en la que insistirá con el objetivo que los organismos internacionales bajen los sobrecostos que hay en los respectivos créditos.

Este nuevo viaje del ministro se enmarca en la estrategia del Gobierno del presidente Alberto Fernández de seguir manteniendo un “diálogo fluido” con los distintos gobiernos del G20 y en especial con el FMI, ya que el acuerdo con ese organismo por ahora quedó en suspenso hasta después de las elecciones.

“Lo que se busca es seguir manteniendo el diálogo y ganar algo más de tiempo para finalmente cerrar un acuerdo con el FMI”, recalcó una fuente del gabinete.

También hay que considerar que este nuevo viaje del ministro se da en el marco de un cambio de estrategia que está llevando a cabo el titular de la cartera económica.

Todo indica que el ministro comenzó a tener un cambio esencial en el estilo de su gestión a partir del cortocircuito con el subsecretario de Combustibles, Federico Basualdo.

“Es indudable que ese episodio le haya mostrado al ministro un camino que debía tomar si quería seguir desarrollando su trabajo al frente de un lugar tan importante y con tantas presiones de distintos sectores”, remarcó a parlamentario.com un funcionario de Casa de Gobierno.

Luego de mantenerse con un perfil relativamente bajo en los días posteriores al encontronazo con Basualdo, Guzmán se concentró en las gestiones con el FMI y el Club de París, para llevar adelante sendos acuerdos que permitan despejar el camino de la deuda de la Argentina con esos dos grandes grupos de acreedores institucionales.

Hubo viajes a Europa, conversaciones con los funcionarios de diversos gobiernos y finalmente se anunció la reprogramación del acuerdo con el Club de París, por el vencimiento de 2.400 millones de dólares.

Pero mientras intensificaba esas gestiones y se anotaba otro “éxito” personal en las gestiones con el Club de París, Guzmán paulatinamente fue orientado su discurso con tinte mucho más político y metiéndose en forma paulatina en la campaña electoral que ya se largó.

Siempre con el respaldo rotundo del presidente Alberto Fernández, el ministro endureció el tono de su discurso, “enfatizando más aún los errores y el desastre en que desembocó el plan del Gobierno anterior” y resaltando el fracaso de “Cambiemos”, en sus últimas disertaciones.

En esas conversaciones, el ministro de Economía mencionó constantemente el término Cambiemos para remarcar el concepto de “fracaso” de la política implementada por esa gestión”, algo de lo que indudablemente está convencido el titular del Palacio de Hacienda, pero que desde que asumió la crítica que hacía mostraba un tono más “light”.

En Gobierno resaltan que “el fuego amigo” se tranquilizó bastante en las últimas dos semanas, tras una orden desde el Instituto Patria destacando que “sí o sí se debían terminar con la exposición pública de los enfrentamientos internos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password