En la Ciudad, buscan fomentar el transporte público que utilice energías renovables

La Legislatura porteña aprobó con 36 votos a favor y 19 abstenciones un proyecto que establece una prueba piloto para limitar la circulación del transporte que se alimente de energía no renovable.

Con la intención de avanzar hacia una Ciudad más amigable con el medio ambiente, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó con 36 votos positivos y 19 abstenciones una Ley para que en el distrito comiencen a implementarse pruebas pilotos acerca del funcionamiento de transporte público que se alimente de energías renovables.

La medida contó con el apoyo de los bloques VJ, GEN, PS, UCR-Ev  y la abstención de FIT, FdT y AyL.

El texto original, que luego recibió modificaciones de la Comisión de Tránsito y Transporte, fue impulsado por Sergio Abrevaya (GEN) y busca desalentar la utilización de “vehículos de  transporte público de  pasajeros (como autobuses, taxis, etc.)  que funcionen a nafta y/o diesel u otro combustible  que no provengan de energías renovables u amigables con el medio ambiente”.

De esta manera, el Gobierno de la Ciudad realizará una prueba piloto acerca del funcionamiento de este tipo de unidades “con el fin de recabar experiencias y evaluar nuevas modalidades de servicios y/o vehículos de transporte de pasajeros en ómnibus y de carga y/o modificación y/o adecuación de servicios existentes”.

En caso de que las pruebas sean exitosas, el espíritu de la norma es que se prohíba la circulación de vehículos de transporte de pasajeros que utilicen energías no renovables para el 2029.

En los fundamentos de la medida, el legislador explicó que “la ONU solicita a los países latinoamericanos que implementen el uso de vehículos eléctricos ya que por el uso de vehículos convencionales la situación medioambiental empeorará pudiéndose llegar a un Colapso de las infraestructuras y un aumento proporcional de las emisiones contaminantes señaló Leo Heileman director Regional de Medio Ambiente” y aseguró que desde esa misma entidad “señalan que si la flota de Colectivos y taxis de 22 Ciudades Latinoamericanas es reemplazada por vehículos eléctricos para el 2030 se habrían ahorrado alrededor de 64 mil millones de dólares, se reducirían en 300 millones de toneladas  de CO2 emitidas y se evitaría la muerte prematura de alrededor de 36 mil personas”.

“Diariamente por la Ciudad de Buenos Aires circulan a diario más de 10.000 Colectivos que transportan pasajeros emitiendo  anualmente toneladas de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera contaminando y exponiendo a la ciudadanía a que contraigan a causa de ello enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias, asma, accidentes cerebrovasculares, cáncer,etc”, precisó y concluyó afirmando que “se calcula que casi el 70% de la contaminación del aire es producida por los vehículos que transitan a diario por la Ciudad de Buenos Aires, como así también la contaminación sonora  siendo CABA una de las ciudades más ruidosas del mundo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password