El street food asiático con sabor argento busca socios estratégicos

Con el objetivo de proyectarse a toda la Argentina y el mundo, Koi abre su sistema de franquicias.

Koi, el proyecto ideado por cuatro amigos amantes de la gastronomía que reversionó el ramen, los dumplings, los baos y los buns con impronta argentina, anuncia la apertura de su sistema de franquicias. En busca de socios estratégicos que deseen invertir en un modelo de negocio probado y exitoso, Koi asegura procesos operativos eficientes y un producto de alta calidad ya instalado en el mercado y deseado por los consumidores. 

Con la confirmación de su primera franquicia en el nuevo polo gastronómico del DOHO -en el barrio de Villa Urquiza-, Koi cuenta con cuatro locales y está próximo a inaugurar su centro de producción. El negocio posee su versión Ramen Bar, con un salón más acotado y una carta orientada sobre todo a la sopa tradicional japonesa, que reporta una facturación total cercana a los $3,8 millones mensuales; y su modelo Local Full, donde se ofrece la carta completa y cuenta con 150mt2 aproximadamente, que factura un promedio de $6,8 millones. 

“La idea es acompañar al franquiciado desde un primer momento, capacitar al socio emprendedor, dar a conocer en profundidad la esencia y mística de Koi, ver los detalles financieros de la empresa, el producto, nuestro diferencial y todo lo que hace de Koi una propuesta única”, dice Juan Manuel López, uno de los creadores de la marca junto a Nicolás Visentín, Delfina Spadavecchia y Sebastián Guido. 

Al contar con centro de producción y sistema de logística, Koi se encarga de elaborar y entregar todos sus productos al franquiciado, disminuyendo considerablemente la inversión en equipamientos y mano de obra mensual. Koi también acompaña en la búsqueda y elección del local, ya que su diseño -alineado con su marcada estética- estará supervisado por el estudio de arquitectura aliado a la empresa. Para la contratación del personal, Koi participa y aconseja desde el momento inicial, entrenando y capacitando de manera constante. Además, la cantidad de empleados es acotada, ya que el producto llega listo para ser regenerado y despachado, por lo que solo se debe contar con personal para atención al cliente, despacho de bebidas y comidas. 

La inversión para asociarse a Koi es de $10 millones para el modelo Ramen Bar y de $20 millones para el Local Full, con un retorno pensado en 15 y 17 meses respectivamente, y una rentabilidad aproximada del 20%. Con el local en marcha y con todo el know how de la marca en poder del franquiciado, también se lo acompaña desde la comunicación, con acciones de marketing digital y notas en medios de prensa tradicionales. Además, las franquicias Koi recibirán los convenios y la estructura para poder desarrollar el sistema de delivery con el mejor canal de venta y condiciones de contratación, como lo es Rappi, y también el delivery propio de Koi con el soporte de Loveat. 

Los interesados en el sistema de franquicias pueden escribir a franquicias@koidumplings.com, con asunto “Franquicia + (zona franquicia)”, y en el cuerpo del mail indicar mayores detalles de la zona de interés, nombre completo, teléfono y horarios para contactar. Con esta información, Koi se pondrá en contacto y así empezarán a proyectar juntos! 

Acerca de Koi 

De viaje por Estados Unidos, Juan Manuel López conoció los dumplings y quiso traerlos a la Argentina. Se asoció con tres amigos: Nicolás Visentín, Delfina Spadavecchia y Sebastián Guido. Así nació Koi, una empresa gastronómica que reversiona platos del street food asiático adaptándolos al paladar argentino para lograr un producto 100% de elaboración propia. 

La carta, que tiene como grandes protagonistas al ramen y al dumpling, se completa con baos, y buns como principales; de entradas posee opciones que van desde los Harumaki, unos arrolladitos de masa filo, hasta los Ebi Furai, el clásico langostino rebozado en panko y escamas de coco. El menú dulce ofrece dumplings de chocolate, taikayis y crokayis, y de bebidas, ice tea y ricas limonadas. 

El primer local de Koi, ubicado en Carranza 1591, Palermo, cuenta con salón, terraza y vereda calefaccionadas, y también trabaja con take away. 

La segunda sucursal, en Lavalleja 1387, Palermo, también cuenta con salón, vereda y deck calefaccionados y, además de take away, posee el servicio de delivery.  

En Mercat Villa Crespo -Thames 747- Koi presenta su versión Ramen Bar, con una carta reducida que se especializa en ramen y, además de take away, se puede comer en el mercado. 

El local de Belgrano, en Blanco Encalada 2982, es exclusivo de delivery y take away. 
Koi trabaja con Rappi; Loveat; y logística propia de reparto. 

El centro de producción, ubicado en Linneo 1935, Paternal, actualmente está en obra y estará listo antes de finalizar el 2021. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password