La inflación de julio tuvo un leve descenso, pero advierten por el aumento de la emisión

A pesar cierta baja de la inflación, consultores siguen estimando que el aumento del costo de vida para todo este año se ubicará entre el 46 y el 50%.

La inflación de julio mostró un ínfimo retroceso ya que los principales consultores económicos la ubicaron entre 2,7 y 3,1 por ciento, pero advierten que se percibe que hacia delante habrá mayor presión sobre los precios debido al fuerte aumento de la emisión monetaria que se viene dando en las últimas semanas

De hecho, los consultores siguen estimando que el aumento del costo de vida para todo este año se ubicará entre el 46 y el 50 por ciento y machacan una y otra vez que ese índice está “atenuado artificialmente” por los congelamientos de precios, de tarifas y atraso del tipo de cambio que ha viene llevando a cabo el Gobierno para llegar con un número algo mejor a las elecciones de medio término. 

Particularmente en julio, cuya cifra será difundida por el Indec el jueves 12, el aumento del costo de vida para diversas consultoras da un número que oscila entre el 2,7 y el 3,1 por ciento. 

En ese sentido, la consultora Castiglioni Tiscornia adelantó en su último informe que “en julio, el relevamiento de precios minoristas de C&T arrojó un alza mensual de 3,1%, levemente menor que el 3,5% de junio, pero muy superior al 1,4% de julio de 2020. Así, la variación interanual trepó a 51,8%”. 
“Dos rubros subieron muy por encima del promedio: esparcimiento y educación. En esparcimiento el impulso provino especialmente del pico estacional del turismo por las vacaciones de invierno. En el caso de educación se trató de un nuevo aumento implementado por algunos colegios”, señala el informe. 

El mismo detalla que “alimentos y bebidas se moderó notablemente, ya que creció 2% luego de hacerlo a más de 3% durante tres meses. La clave fue que las carnes, que venían aumentando a un ritmo de más de 4% mensual en los últimos meses, no tuvo cambios en julio, reflejando el comportamiento de los precios mayoristas. Vale notar que en otros rubros no hubo moderación alguna”. 

Agrega que en cuanto a transporte y comunicaciones “también se moderó respecto de los últimos meses, fundamentalmente porque no hubo subas de combustibles”. 

“Salud trepó 1,9%, una variación similar a la de junio, pero menor a la de meses previos porque no hubo aumentos en las prepagas”, concluye el trabajo de Castiglioni Tiscornia. 

Por su parte, la consultora Orlando Ferreres anticipó que “de acuerdo con el IPC-OJF (GBA), la inflación de julio fue de 2,7% mensual y registró un crecimiento interanual de 46,5%”. 

“Por otra parte, la inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 3,2%, marcando un aumento de 47,7% anual. La inflación general acumulada fue de 26,8%”, señala el trabajo de Ferreres. 

En cuanto a los principales rubros, el informe consigna que Educación encabezó las subas del mes, registrando un alza de 8,7% mensual. Por su parte, Equipamiento y mantenimiento del hogar lo hizo en 4% mensual, mientras que Esparcimiento avanzó 3,4% mensual. 

“Con relación a la medición núcleo, ésta arrojó una variación del 3,2% y en términos anuales registró una suba del 47,7%. En cuanto a los bienes y servicios regulados, éstos registraron una variación de 1,9% mensual, mientras que los estacionales subieron 1,2% mensual”, agrega el trabajo de Ferreres. 

Por otro lado, los distintos consultores económicos vienen advirtiendo sobre las consecuencias que tendrá para el próximo año la inflación “reprimida o retrasada” precisamente por los distintos “congelamientos”. 

De hecho, se habla que el retraso inflacionario se ubica entre 10 y 15 puntos en el año, es decir, que, sin esas medidas, el aumento del costo de vida real del país en este año se hubiera situado en el rango del 60 por ciento o más. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password