La oposición porteña logró bloquear el debate por el convenio con IRSA

Los legisladores rechazaron la cuestión de privilegio propuesta por Diego García Vilas (VJ) con 35 votos afirmativos y 19 votos en contra. La discusión se centró en la “intromisión” del Poder Judicial sobre las facultades del Poder Ejecutivo para avanzar con el expediente.

Desde que ingresó a la Legislatura de la Ciudad, el convenio entre el Gobierno porteño e IRSA S.A generó controversia: en primera instancia por la rapidez con la que obtuvo dictamen favorable; luego por una determinación por un revés judicial que permitía su debate y ahora por otra resolución judicial que le puso un freno al análisis del expediente.

Es que hace pocas horas el juez Guillermo Martín Scheibler aceptó el amparo impulsado por la asociación civil Observatorio por el Derecho a la Ciudad y resolvió que antes de que continúe el debate parlamentario se deberá realizar un estudio de impacto ambiental. Esto se debe a que el convenio celebrado entre ambas partes prevé desarrollar un emprendimiento inmobiliario en la ex ciudad deportiva de Boca Juniors en la Costanera Sur.

Ante esta situación el jefe del bloque Vamos Juntos, Diego García Vilas, pidió una cuestión de privilegio en la que denunció que la resolución del magistrado era una “intromisión” sobre las facultades del Poder Legislativo. “Nos vemos afectados como representantes del pueblo de los vecinos de la Ciudad”, explicó.

Al mismo tiempo que recordó que “el 26 de julio mientras estábamos en una reunión de comisión tratando un expediente referido a un convenio urbanístico, en el que un juez emitió una cautelar que pretende frenar el tratamiento de un expediente” y remarcó que “hay un juez que pretende decirnos a nosotros que no podemos tramitar un expediente, es así como lo están escuchando, nosotros lo discutimos en la comisión y planteamos que no había una notificación formal. No puede haber un juez que nos diga que podemos votar o no, se puede estar más o menos de acuerdo pero no incidir en la actividad legislativa. Es una intromisión del Poder Judicial sobre el Poder Ejecutivo, es una barbaridad”.

“El juez dice que hay un peligro en la demora sin tener en cuenta que este era un proyecto de doble lectura, que debía pasar por una audiencia pública y luego una segunda instancia de votación. Yo busque en los considerandos cual era el peligro en la demora, pero no lo encontré”, completó.

Sin embargo, a la hora de votar la cuestión de privilegio la oposición logró ponerle el freno y envío la medida a la Junta de Interpretación, la misma tuvo 35 votos afirmativos –de los bloques GEN, VJ, PS y UCR- y 20 en contra del resto de las bancadas que conforman la Legislatura de la Ciudad.

También presentaron cuestiones de privilegio los diputados Sergio Abrevaya (GEN) y Martín Ocampo (UCR-Ev) quienes advirtieron que veían limitadas sus facultades como legisladores. No obstante, las mismas también fueron rechazadas.

Cabe recordar que minutos antes de la realización de esta sesión ordinaria, desde el FdT advirtieron que “el proyecto ingresó a la Legislatura y obtuvo dictamen en un plazo récord de siete días sin tener siquiera giro a la comisión de Espacio Público y obturando cualquier instancia de debate genuina de cara a la sociedad” e insistieron en que “carece de los estudios de impacto ambiental requeridos por el artículo 30 de la Constitución de la Ciudad. A su vez, tampoco se analizó la integración que tendría en relación al barrio Rodrigo Bueno ni se informó o consultó a las autoridades de la Comuna 4, donde se ubica el proyecto”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password