Impulsan que el Congreso controle las políticas de acción climática

La legisladora radical Brenda Austin propone la creación de una bicameral que fortalezca y monitoree el cumplimiento de los compromisos internacionales a nivel ambiental.

La diputada nacional Brenda Austin (UCR-Córdoba) presentó un proyecto de ley con el fin de que el Congreso institucionalice, a través de una Comisión Bicameral, un enfoque sobre las políticas climáticas nacionales porque “tiene un rol de contralor que cumplir” debido a que “la Argentina se encuentra dentro de los 20 países con mayor participación en el volumen de emisiones de gases”.

“Ante el grave diagnóstico de expertos vinculados a la ONU sobre el cambio climático, Congreso debe asumir un rol protagónico en el monitoreo de las acciones que lleva adelante el Poder Ejecutivo para cumplir con los compromisos internacionales y avanzar en políticas de desarrollo sostenible”, manifestó la dirigente radical.

La diputada (que forma parte del interbloque de JxC) recordó que la Argentina, de acuerdo con las disposiciones del Acuerdo de París, presentó a fines de 2020 su segunda Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por su sigla en inglés), por la cual se comprometió a “emprender acciones para estabilizar y reducir de manera progresiva las emisiones de cara al 2030 y a elaborar en 2021 el Plan Nacional de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático, además de reafirmar el objetivo de carbono neutralidad para 2050”.

“Las metas que asumió el país respecto a la reducción de gases de efecto invernadero no pueden estar sujetas a la imprevisibilidad y a la falta de planificación de acciones concretas que contribuyan a su cumplimiento”, advirtió Austin y, por el contrario, resaltó que “se trata de compromisos internacionales que deben sostenerse más allá de este Gobierno, por lo que el Congreso tiene un rol de contralor que cumplir”, señaló la vicepresidenta de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano”.

Cabe destacar, que la nueva NDC es calificada como “insuficiente” por el Climate Action Tracker para limitar el aumento de temperatura muy por debajo de 2 °C y preferiblemente a 1,5 °C, como plantea el Acuerdo de París, a menos que otros países hagan reducciones mucho más profundas con un esfuerzo mayor.

Por su parte, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) publicó un informe que advierte sobre los gravísimos efectos que ya ha tenido el calentamiento global y los posibles escenarios en función de las emisiones proyectadas para las próximas décadas. “Si se considera el estado de situación global, la Argentina se encuentra dentro de los 20 países con mayor participación en el volumen de emisiones de GEI y a nivel per cápita supera las emisiones medias de países del G20”, de acuerdo con el último perfil elaborado por Climate Transparency.

Como consecuencia de ello, la propuesta de Austin es “crear una Comisión Bicameral de Acción Climática que tiene por fin fortalecer y monitorear el cumplimiento de los compromisos internacionales y, a la vez, incorporar la perspectiva climática en el presupuesto nacional de cada año”.  De esta manera, “se busca identificar en qué medida los recursos asignados y ejecutados contribuyen a las acciones de mitigación y adaptación al cambio climático y al cumplimiento de las metas asumidas por nuestro país en el marco del Acuerdo de París”.

“Por ley, antes del 15 de septiembre el proyecto de presupuesto debe ingresar al Congreso. Tras la presentación de la nueva NDC, es momento de exigirle al Ejecutivo que transparente cuáles son las políticas de mitigación que se proyectan en el plan de gobierno a través de la asignación del gasto”, remarcó la diputada nacional.

El proyecto de ley fue acompañado por diputados y diputadas del bloque Juntos Por el Cambio y plantea que estén representadas en la Bicameral las autoridades de las comisiones permanentes con competencia en asuntos presupuestarios, ambientales, de ciencia y tecnología, agropecuarios y energéticos.

“Desde el entendimiento que la puesta en práctica de los compromisos ambientales necesariamente debe dialogar con la política energética y agropecuaria, por representar los sectores de mayores emisiones en el contexto nacional, y además requiere la mirada de la ciencia y la tecnología para acelerar la transformación. A su vez prevé la integración de dos autoridades de otras comisiones por cada Cámara, con la intención de propiciar un abordaje integral respecto a la acción climática y el desarrollo sostenible”, explicó la dirigente radical.

En suma, Austin recordó que “en la apertura de sesiones, el presidente dijo que caminaríamos hacia una ‘economía verde’ pero a la vez hablaba del impulso de los hidrocarburos e impulsaba la baja en el porcentaje de corte de los biocombustibles, el aumento de subsidios a los fósiles y el freno a las renovables”.

Además, la legisladora tildó de “pobre” la agenda ambiental del oficialismo y “se complementa con falta de información sobre temas clave como, por ejemplo, las negociaciones con China para la instalación de granjas porcinas o proyectos de acuicultura”, por lo que la situación global “exige planificar más allá de un ambientalismo de cotillón para llevar a la práctica nuestro aporte a los objetivos climáticos”.

Por último, la diputada nacional subrayó que “es necesario y urgente que los compromisos climáticos enunciados en palabras se traduzcan en el corto plazo en acciones concretas y ambiciosas en todos los ámbitos de toma de decisiones públicas”, y razonó que “toda política que pensemos hoy debe considerar los objetivos globales de limitación del aumento de temperatura, abrazando una estrategia de desarrollo que integre el bienestar social, el progreso económico y el cuidado del ambiente desde una perspectiva de solidaridad intergeneracional”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password