Tundis repudió la intención de la OMS de clasificar a la vejez como enfermedad

La diputada del Frente de Todos presentó un proyecto de declaración y aseguró que “en el año 2050 serán más las personas mayores de 60 años que las menores de 14”.

La diputada nacional Mirta Tundis (Frente de Todos) presentó un proyecto de declaración que expresa el repudio “ante la decisión de la Organización Mundial de la Salud de incluir entre las enfermedades detalladas en el International Code of Diseases ICD-11, a la vejez, que se clasifica en síntomas generales (código MG2A) incluyendo asimismo un código de extensión para enfermedades relacionadas con la edad (XT9T)”.

En su iniciativa, la vicepresidenta de la Comisión de Personas Mayores explicó que “a raíz de la pandemia de Covid-19, las violaciones flagrantes de los derechos humanos de las personas mayores merecieron una mayor atención mundial y una sensibilidad social extremadamente intensa hacia el tema de la discriminación por edad”.

“En este contexto, la CIE 11, propuesta por la OMS, se constituye en el epicentro de esta tormenta perfecta, axiomáticamente plagada de desafíos y destinada a crear consecuencias negativas no deseadas, tales como incrementar la discriminación sobre este grupo etario”, señaló.

La legisladora oficialista remarcó que “el fenómeno de envejecimiento poblacional es una realidad irreversible provocada por el descenso de la natalidad y el aumento de la esperanza de vida, tan es así que en el año 2050 serán más las personas mayores de 60 años que las menores de 14, sin perjuicio de lo cual y conforme la “Encuesta Nacional sobre Calidad de Vida de Adultos Mayores de Argentina (Encaviam, 2024)”, sólo el 10% de la población de personas de 60 a 74 años y el 40% de las de 75 y más años, sufren alguna enfermedad que les genera dependencia, e infiriendo en consecuencia que el 90% de las personas de entre 60 y 75, y el 60% de todas las demás no las padecen”.

Apuntando sobre el concepto de fragilidad en el sistema de clasificación de la CIE, Tundis precisó que “la fragilidad es un concepto que incorpora funcionalidad y vulnerabilidad y es más predictivo de resultados adversos, incluida la mortalidad, la respuesta al tratamiento, la necesidad de institucionalización y una mayor utilización de los recursos sanitarios que la edad cronológica por sí sola”.

“La prevalencia de la fragilidad aumenta con la edad, pero el envejecimiento no es un sustituto de la fragilidad y la prevalencia de la fragilidad varía según los determinantes socioeconómicos y de salud de ese modo recepta esa diversidad y no resulta estigmatizante como el concepto de vejez”, indicó.

En los argumentos de su proyecto, la diputada completó: “Nunca puede considerarse que una etapa más del ciclo de nuestra vida igual a la niñez y la adultez puedan de manera autónoma y por sí sola considerarse enfermedad, por lo que debemos honrar el compromiso asumido al ratificar este instrumento internacional y a las personas mayores que son pilares de la sociedad, aportan a la comunidad su sabiduría, experiencia y engrandecen todos los días nuestra Nación”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password