La deuda sigue creciendo y se empieza a transformar de nuevo en bola de nieve

Según datos oficiales, la administración actual lleva tomados, hasta julio, más de 30 mil millones de dólares.

La deuda pública vuelve a ser noticia en el país y de a poco se comienza a transformar en otra bola de nieve, después del endeudamiento récord que tuvo la gestión anterior.

La realidad muestra, cifras oficiales de la propia Secretaría de Finanzas, que el actual gobierno ha tomado deuda entre enero de 2020 y julio de este año por un monto de casi 31 mil millones de dólares.

En definitiva esa cifra da un promedio mensual de casi 1.800 millones de dólares, mientras que la cifra que tomó el Gobierno anterior daba unos 1.500 millones de dólares mensuales.

Para el consultor y especialista del mercado Christian Buteler, “el endeudamiento excesivo sin dudas que es muy perjudicial, sea en moneda extranjera o en moneda local”.

“La gran diferencia entre el endeudamiento del gobierno anterior y el actual es que aquel lo hacía en dólares y este es en pesos. Entonces, en el primer caso el peligro es que se puede ir al default como ya la ocurrió tantas veces a la Argentina, y en el otro no se va al default pero conduce a una mayor emisión monetaria para cubrir vencimientos, lo cual es sumamente nocivo también”, recalcó Buteler.

En definitiva, esa mayor emisión monetaria, que es lo que está ocurriendo ahora, tiene un efecto drástico sobre la inflación, que no es inmediato, pero que a partir de los cuatro o cinco meses en adelante empieza a pegar fuerte.

Precisamente, eso fue lo que ocurrió con el exceso de emisión monetaria que hizo el Gobierno en año pasado y que golpeó duramente en la inflación hacia fines de 2020 y en lo que va este año, situación que se podría repetir claramente en 2021.

En este momento se puede observar que en el mes de julio se tuvo que hacer frente a un fuerte aumento del gasto público en la primera parte del año, lo que llevó a tener que acelerar la colocación de deuda y la emisión monetaria.

De todas formas, en el mercado sostienen que en julio la causa principal del incremento neto de la deuda fue la política cambiaria, porque elevó la parte ajustable por inflación en el equivalente de US$ 1.175 millones.

Según el relevamiento habitual de la Oficina de Presupuesto del Congreso, en julio se cancelaron títulos públicos de mercado por el equivalente a US$ 4.969 millones, en su mayoría en pesos por $474.782 millones, incluyendo la amortización de Boncer TC21.

Durante julio no se registró financiamiento neto mediante Adelantos Transitorios, por lo que el stock se mantiene sin cambios desde abril en $1,45 billones.

Durante julio no se registró financiamiento neto mediante Adelantos Transitorios (AT), por lo que el stock se mantiene sin cambios desde abril en $1,45 billones.

La Secretaría de Finanzas registró en julio cancelaciones de adelantos del BCRA por el equivalente a US$ 1.421 millones, y asumió nuevos compromisos en esa condición por US$ 188 millones.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password