Desde la UCR criticaron el proyecto que propone cambios en el INTA

Diputados nacionales del bloque radical manifestaron su disconformidad por el proyecto presentado por el oficialismo para modificar la integración del INTA, debido a que lo consideran “otro avance contra el campo”.

El primero en hablar sobre el proyecto fue el diputado nacional Atilio Benedetti (UCR – Entre Ríos) quien salió al cruce de la iniciativa que propone “modificar la conformación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y expulsar de su conducción a los representantes de los sectores productivos”. Luego se sumó el rechazo de diputado nacional Martín Berhongaray (UCR – La Pampa) porque se pretende “un desarrollo tecnológico sin intervención del sector privado”, a quienes se sumaron las voces de otros miembros de la UCR.

Benedetti cuestionó el proyecto impulsado por dos diputadas del Frente de Todos para que se modifique la integración del Consejo Directivo y se elimine a representantes de la producción, debido a que la propuesta “daña el sentido federal y plural con el que está conformado el organismo”.

El legislador entrerriano aseguró que “de prosperar este proyecto, se estaría volviendo a poner de manifiesto el desprecio enorme que este Gobierno tiene por la integración de las actividades pública y privada, por los productores y por los profesionales de la agronomía y de las ciencias veterinarias”.

Según Benedetti, el proyecto “atenta contra heterogeneidad de actores que integran el organismo y rompe el espíritu con el que fue concebido”. También consideró que “es parte de la ofensiva que sectores del kirchnerismo vienen sosteniendo sistemáticamente contra quienes producen y generan empleo”, y ratificó que “esta polémica iniciativa va en detrimento del control social que ejercen las instituciones representadas en el INTA y daña el sentido federal y plural con el que está conformado el organismo”.

“Decían que querían incorporar a nuevas expresiones del agro, cuestión con la que estoy de acuerdo, pero con este proyecto lo único que están haciendo es cercenar la participación de los sectores productivos y académicos, convirtiendo al histórico organismo en un espacio ocupado solo por funcionarios leales al poder de turno”, concluyó el diputado radical.

Por su parte, el diputado nacional Martín Berhongaray también se refirió a dicha iniciativa de la cual manifestó su rechazo porque “es inaceptable pretender un desarrollo tecnológico sin intervención del sector privado y de las áreas académicas vinculadas con la ciencia y con la innovación del sector agroindustrial”.

“Lo que pretende este proyecto sólo se puede sostener desde una visión del mundo que entiende que todo lo tiene que decidir el sector público, y que el sector privado no tiene nada que decir en el desarrollo de la investigación y de la actividad productiva”, señaló el legislador pampeano.

Además, advirtió que “el proyecto no pretende integrar nuevos actores sociales en la conducción del INTA, sino simplemente dejar el desarrollo tecnológico en manos políticos-partidarias y reducir a un papel asesor a los científicos y a los productores, lo que significa dejarlos sin ningún protagonismo en las decisiones”.

“Si hay nuevos protagonistas en la actividad agrícola, bienvenidos sean y hay que integrarlos, pero de ninguna manera sacarles la representatividad a los actores hasta ahora conocidos”, señaló Berhongaray y aseguró que “comparto la paridad de género en la integración”, pero cuestionó que esa paridad “se puede lograr sin eliminar la representatividad de los actuales sectores productivos y académicos”.

Por último, el dirigente radical remarcó que “en la jerga futbolera se dice que equipo que funciona no se toca. Y el trabajo que se hace desde el INTA no solo que funciona, sino que es un ejemplo a nivel mundial”, motivo por el cual mandó a razonar a los autores de dicho proyecto porque “antes de modificar ese engranaje que es de excelencia, deberían repensar la integración y la dinámica de cantidad de reparticiones estatales que no se sabe que es lo que hacen y para que están”.

En pocas horas, se sumaron al rechazo más dirigentes del Bloque UCR a través de sus redes sociales, uno de ellos fue el diputado nacional Ricardo Buryaile (Formosa) quien sostuvo “excluir a los sectores productivos del consejo directivo del INTA es destruir el espíritu con el que fue creado: un gobierno igualitario entre sector público y privado. Es arruinar su propósito de generar conocimiento para la producción. Un paso atrás en el agro del SXXI”.

En esta misma línea, continuó la diputada nacional Gabriela Lena (Entre Ríos) que destacó “el oficialismo impulsa en Diputados un proyecto de ley para modificar la composición del Consejo Directivo del INTA. Deja afuera la representación de las entidades productivas FAA, CRA, CONINAGRO,SRA y aumenta la participación del Gobierno, tanto nacional como provincial”, y agregó que “el INTA es un organismo fundamental de investigación y asesoramiento para los productores. Nació con un concepto de autonomía y autarquía de los gobiernos, pero ahora se lo quiere transformar en un organismo sujeto al poder político”.

“Debilitar el campo, ADN kirchnerista. Una nueva estrategia para debilitar el campo. Otra vez la vocación de extender el poder K. Vamos a defender su histórica integración y la legitimidad de quienes hoy integran el Instituto, representando profesionales, técnicos y productores”, señaló la diputada nacional Soledad Carrizo (Córdoba).

La diputada nacional Ximena García (Santa Fe) expresó que “el Gobierno busca modificar el INTA para restringir la participación de los productores agropecuarios”, motivo por el cual ratificó el rechazo “no avalaremos otra avanzada contra el sector productivo, hay que terminar con el relato que antagoniza al campo, pilar esencial para el crecimiento y desarrollo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password