Se presentó el libro “El aborto en el Congreso”, un análisis sobre los discursos del debate de la ley

Se trata de una iniciativa en el marco del “Proyecto mirar”, que monitorea la implementación de la norma y cuenta en su consejo asesor con dos legisladoras nacionales.

presentacion libro el aborto en argentina proyecto mirar

Observar las políticas públicas que garantizan el derecho al aborto en la Argentina es el objetivo central de “Proyecto mirar”, que el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) e Ibis Reproductive Health presentaron este miércoles, con el fin de monitorear la aplicación de la Ley 26.710 de Interrupción Voluntaria del Embarazo y Atención Posaborto en todo el país.

El primer paso de esta iniciativa fue presentar el libro “El aborto en el Congreso: Argentina 2018-2020”, que indagó sobre el debate de la ley. La publicación contiene el resultado de tres estudios que especialistas de las ciencias sociales realizaron sobre el abordaje del tema en los medios de comunicación, las redes sociales y en las bancadas legislativas.

“Queremos indagar, a partir de datos oficiales y de las organizaciones territoriales, si el acceso al aborto y a la información en torno a él se ajusta a la ley en todo el país. Sabemos que hay desigualdades en diferentes provincias, por lo que esperamos que este monitoreo eche luz sobre ello y sirva de herramienta para políticas públicas efectivas”, enfatizó Silvina Ramos, investigadora del CEDES, durante el lanzamiento de la iniciativa, que se realizó vía Youtube con más de un centenar de personas conectadas.

Por su parte, Mariana Romero, investigadora del CEDES-CONICET, sostuvo: “Nuestro objetivo es monitorear la política pública en Argentina en torno a la IVE, por eso este libro, que es nuestro primer paso, nos parece relevante ya que estudia qué fue dicho y pensado desde tres escenarios cruciales para discutir los temas de agenda”.

Luego de la presentación del libro, el equipo de “Proyecto mirar, mirando al aborto en la Argentina” se enfocará en el diseño del sistema de información para monitorear las políticas sobre acceso al aborto. A partir de los datos relevados, planificarán estudios específicos para observar algunos temas en profundidad, que sirvan de instrumento para sugerir mejoras en las políticas públicas provinciales y nacionales que aborden el acceso al derecho a la IVE.

Para ello, desarrollarán y analizarán indicadores relativos al entorno normativo, a la implementación de cada política, su estructura y los recursos humanos que demanda, así como la calidad de los servicios. Este método permitirá el seguimiento estratégico y la comparación año a año de las acciones, así como con las realidades de otros países. Se basará en información pública y en datos que provienen de relevamientos especiales, para lo que se articulará con organizaciones de cada territorio.

“Esta ley es el resultado de un largo camino de movilización y visibilización social, nos da un poder enorme. Sin embargo, en cómo se aplica está el derecho. Es relevante para este estudio que es el termómetro del respeto a la IVE en el país comprender qué tópicos y valores circulaban entre quienes fueron actores centrales en la discusión pública y la aprobación de la normativa”, analizó Agustina Ramón Michel, investigadora del CEDES.

Integrante del consejo asesor del “Proyecto mirar”, la senadora nacional Norma Durango (FdT), presidenta de la Banca de la Mujer, destacó que “en momentos en que nos encontramos acompañando la implementación de la ley, con sus obstáculos y resistencias, el trabajo de instituciones como el CEDES e Ibis Reproductive Health sin lugar a dudas aporta al monitoreo responsable y comprometido de una política pública tan significativa para la vida de las mujeres y personas gestantes”.

La legisladora pampeana consideró que esta iniciativa “no sólo contribuye a fortalecer el rol de las organizaciones de la sociedad civil en el proceso de implementación de la IVE, sino también a contar con información estratégica y de calidad para acompañar la toma de decisiones y para medir el impacto y sus efectos en la ciudadanía”.

“En definitiva, para que en nuestro país, la interrupción voluntaria del embarazo sea una práctica segura, para que la maternidad sea voluntaria y deseada, y se deje atrás la clandestinidad y la criminalización de las mujeres y personas gestantes”, resaltó la oficialista.

En tanto, la diputada nacional Silvia Lospennato (Pro), quien también integra el consejo asesor, señaló: “Sabíamos que la legalización del aborto era como una carrera de vallas. La primera, que era aprobar la ley, era la más difícil pero no la última, porque después vendría la judicialización y las dificultades para la implementación”.

“Cuando pasamos la ley, los grandes reflectores se apagaron, los medios dejaron de hablar del tema y la militancia sintió que su derecho estaba conquistado, pero las personas que durante muchos años lucharon por este derecho siguieron trabajando para que la próxima valla no derribara todo el esfuerzo que habíamos hecho”, observó la legisladora, que opinó que “el ‘Proyecto mirar’ es esa linterna que sigue iluminando cuando se apaga el reflector, porque aún necesitamos ver los desafíos que tenemos por delante”.

Algunas conclusiones del libro

En el libro se revela que entre los diputados que apoyaron la ley, las intervenciones giraron principalmente alrededor de los bloques discursivos sanitario (23,39%), feminista (18,07%), partidario (13,86%) y reparador (13,49%), respectivamente.

Por el contrario, entre quienes rechazaron el proyecto, las intervenciones se focalizaron en los bloques discursivos bioético (28,26%), partidario (16,88%), sanitario (15,21%), y constitucional (14,65%).

La edad de los legisladores supuso diferencias significativas entre las estrategias discursivas: entre quienes votaron a favor del proyecto de IVE, por ejemplo, existe una clara distinción en el uso del bloque discursivo reparador, así las legisladoras menores de 40 años mencionaron conceptos asociados a clandestinidad, seguro y muerte entre 2,5 y 3 puntos porcentuales más que sus pares mayores de 40 años. Por el contrario, entre los legisladores de edades más avanzadas, el uso de los bloques discursivos bioético y constitucional fue mucho más frecuente que entre las y los más jóvenes.

Entre quienes se opusieron a la ley de IVE, sobresale la diferencia en el uso del bloque discursivo partidario entre quienes son menores de 40 años, que mencionaron términos asociados a las categorías de Gobierno nacional, oportunismo y vulnerabilidad en un 24,47% de sus intervenciones, mientras que entre quienes son mayores de 60 años tal porcentaje fue del 14,68%.

El género de los legisladores, por su parte, no arrojó diferencias significativas en el modo de enmarcar la problemática del aborto, observa un resumen del estudio plasmado en el libro.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password