¿Puede el oficialismo perder la mayoría en la Cámara alta?

Es un escenario impensado, por el número que hoy ostenta en el Cuerpo presidido por Cristina Kirchner. Pero si se diera una combinación de resultados totalmente probables, la representación del Frente de Todos disminuiría hasta incluso llegar a transformarse en primera minoría.

Por José Angel Di Mauro

Los últimos días comenzó a especularse con la posibilidad de que el oficialismo pueda perder la mayoría en la Cámara alta. Algo que suena de lo más raro, en función de la amplia mayoría que hoy ostenta. Pero atento a la situación que a priori se presenta adversa para el Frente de Todos en varios de los principales distritos del país, ese escenario merece ser contemplado. Aunque no convalidado: es muy improbable que el oficialismo pueda llegar a perder el quórum propio que hoy posee con holgura, sobre todo considerando que además cuenta con dos aliados permanentes a los que hay que tener siempre en cuenta.

Pero es cierto que es absolutamente posible que se reduzca bastante la representación del oficialismo en la Cámara alta. Nada que altere los nervios de los senadores que reportan al Gobierno, pero sí como para esbozar un cambio de clima en el Cuerpo. Un ámbito donde tal es la superioridad numérica del oficialismo, que se ha podido dar el lujo de prescindir durante los últimos dos años de uno de sus miembros, el tucumano José Alperovich, cuyo mandato concluirá a fin de año, pero que está de licencia desde antes de la asunción de esta administración, por una grave denuncia en su contra.

Considerando a Alperovich, el Frente de Todos cuenta en la actualidad con 41 miembros, a los que se suman en las votaciones siempre la misionera Magdalena Solari Quintana, y casi siempre el rionegrino Alberto Weretilneck. Solari Quintana sorprendió al inicio de la actual gestión del Frente de Todos cuando anunció que tendría un bloque unipersonal, siendo que su comprovinciano Maurice Closs se había sumado al bloque que conduce José Mayans. Pero en rigor, lo de la senadora misionera no es más que replicar lo que sucede en la Cámara baja, donde los tres diputados del Frente Renovador de la Concordia tienen un bloque separado del que conduce Máximo Kirchner, aunque nunca han mostrado disidencias con el oficialismo. Debe vincularse entonces la decisión de Closs de incorporarse al Frente de Todos con su designación como vicepresidente primero del Cuerpo.

En cuanto al exgobernador de Río Negro, su relación con el oficialismo siempre ha sido armónica, aunque acostumbra expresar disidencias que suelen ser atendidas previamente a las votaciones, cuestión de terminar alineado generalmente con los deseos oficiales.

Estos dos aliados del Frente de Todos seguirán en sus bancas en lo que resta de la actual gestión -incluso el rionegrino tiene mandato hasta 2025-, así que a menos que los vientos cambien demasiado, no se prevé que el oficialismo vaya a sufrir apremios en esta cámara.

Las bancas que arriesgan

Distrito                                 Frente de Todos                 Juntos por el Cambio

Catamarca                                        2                                                  1

Córdoba                                           1                                                  2

Corrientes                                        2                                                 1

Chubut                                              3                                                  0

La Pampa                                          2                                                  1

Mendoza                                          1                                                  2

Santa Fe                                            2                                                  1*

Tucumán                                          2                                                  1

*Alejandra Vucasovich es aliada de JxC

El escenario más probable

Las provincias que este año renuevan bancas en la Cámara alta son Catamarca, Corrientes, Córdoba, Chubut, La Pampa, Mendoza, Santa Fe y Tucumán. El oficialismo tiene la certeza de que se impondrá en cuatro de ellas: Tucumán, Catamarca, La Pampa y la problemática Chubut. Ya abundaremos respecto de tal calificación para la provincia patagónica.

Arranca en cambio con escenarios complicados en Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Corrientes. Analicemos cada uno de esos distritos.

En el caso cordobés, Juntos por el Cambio tendrá una reñida elección interna, pero cualquiera sea el resultado es demasiado favorito en la provincia mediterránea como para prever complicaciones. Luis Juez y Carmen Alvarez Rivero, o Mario Negri y Soher El Sukaria -cualquiera de las dos duplas que se imponga en la PASO de este espacio- serán los senadores por la mayoría, y el escaño restante puede quedar en manos de la esposa del gobernador Juan Schiaretti, la actual diputada Alejandra Vigo. El oficialismo provincial ha puesto toda la carne en el asador para ganarle esa disputa al peronismo oficialista, que postula a Carlos Caserio para otro mandato.

Así las cosas, la provincia de Córdoba es el distrito donde el Frente de Todos podría llegar a quedarse sin ni siquiera un senador.

En Mendoza gobierna el radicalismo y es cabeza de lista para el Senado Alfredo Cornejo, secundado por la actual ministra de Cultura y Turismo de la provincia, Mariana Juri. Todo indica que ambos serán los senadores por la mayoría, mientras que la camporista Anabel Fernández Sagasti se quedará con la banca restante. Allí el Frente de Todos arriesga solo un lugar, así que saldrá hecho.

En Santa Fe, oficialismo y oposición juegan reñidas internas en las PASO, pero más allá de esos resultados el Frente de Todos podría llegar a perder una de las dos bancas que arriesga, que quedará en manos de Marcelo Lewandowski o Agustín Rossi. Si gana el Frente de Todos en noviembre, serán senadoras María de los Angeles Sacnun o la actual vicegobernadora Alejandra Rodenas, pero a priori esta es otra de las provincias donde el Frente de Todos puede resignar un escaño.

Todavía está fresca la paliza histórica que el oficialismo provincial le dio al Frente de Todos en las elecciones para gobernador. En todos los rubros superó el 75% la lista encabezada por el gobernador Gustavo Valdés, y la pregunta del millón es si ese efecto es trasladable a las elecciones nacionales. La respuesta de los analistas es que si bien son elecciones bien distintas, semejante caudal de votos alcanzado el domingo 29 de agosto hace inescindible una elección de otra. Con lo cual es más que presumible que Juntos por el Cambio se imponga en las elecciones generales y se quede con los dos senadores por la mayoría, resignando así el Frente de Todos una de las dos bancas que expone, la de la camporista Ana Almirón.

Hay que agregar a la lista de distritos en los que el oficialismo va a perder representación a Chubut, donde por esas circunstancias que se dan en lugares donde el peronismo llega a ser oficialismo y oposición, y finalmente se une, se quedaron con las tres bancas. Hoy el gobernador Mariano Arcioni presenta su propia lista, pero en este caso el resultado es que el peronismo irá a las elecciones dividido y es seguro que perderá una de sus bancas. Algunos en JxC se ilusionan con que la división peronista termine abriéndoles la oportunidad de llegar a ganar la elección.

Cómo quedaría la Cámara alta

El Senado actual tiene 41 miembros del oficialismo, más dos aliados permanentes. Juntos por el Cambio cuenta con un bloque de 25 miembros, con cuatro aliados. Los primeros arriesgan 15 escaños; los segundos 8, más una aliada, Alejandra Vucasovich, la reemplazante de Carlos Reutemann.

El escenario más equilibrado

Distrito                                 Frente de Todos                 Juntos por el Cambio

Catamarca                                        2                                                   1

Córdoba                                           1                                                  2

Corrientes                                        1                                                   2

Chubut                                             2                                                   1

La Pampa                                         2                                                   1

Mendoza                                          1                                                   2

Santa Fe                                           1                                                  2

Tucumán                                          2                                                   1

ruben unac sesion senado biocombustibles 15 julio 2021

En caso de que en noviembre se registren los resultados que anticipan las encuestas, con victorias de Juntos por el Cambio en Corrientes, Córdoba, Mendoza y Santa Fe, pero que el Frente de Todos logre imponer a Carlos Caserio por la minoría en la provincia mediterránea, el bloque que conduce José Mayans quedaría con 38 miembros. Más los dos aliados de los que hemos hablado.

Sería una merma de 3 miembros en la conformación que hoy presenta el FdT en la Cámara alta.

En ese caso, Juntos por el Cambio pasaría ser un bloque de 28, más tres aliados.

Pero si Hacemos por Córdoba le arrebatara el escaño por la minoría al oficialismo nacional, el Frente de Todos quedaría con un bloque de 37 integrantes, justo los suficientes para ser mayoría. Más los dos aliados.

¿Cuál es el escenario más temido para el Frente de Todos? Si se alinearan los planetas para la oposición y el oficialismo nacional perdiera en todos los lugares señalados, más sumara un inesperado traspié en Chubut, solo en ese caso pasaría a ser, per sé, primera minoría. Es que solo sumaría una decena de senadores de los 15 que arriesga y quedaría con 36 miembros el bloque principal de la Cámara.

El escenario temido por el Frente de Todos

Distrito                                 Frente de Todos                 Juntos por el Cambio

Catamarca                                        2                                                  1

Córdoba                                           0                                                 2

Corrientes                                         1                                                  2

Chubut                                              1                                                  2

La Pampa                                           2                                                 1

Mendoza                                           1                                                 2

Santa Fe                                            1                                                  2

Tucumán                                          2                                                 1

Hay un escenario aun peor, del que alertó una encuesta de CB Consultores hecha en los distritos que renuevan senadores, que arrojó un resultado sorprendente: si todos los porcentajes de las listas que compiten bajo el nombre Juntos por el Cambio pudieran sumarse en noviembre, la principal oposición podría imponerse hasta en La Pampa y Tucumán. Algo impensado a ambos lados de la grieta, pero en cuyo caso el oficialismo se vería disminuido a un bloque de 34 y el interbloque que conduce Luis Naidenoff llegaría a 31.

Como sea, también debe considerar el oficialismo el mejor escenario. Que las cosas mejoraran de modo tal que en noviembre pudiera resultar victorioso en todos los distritos. Para decepción del oficialismo, semejante éxito no implicaría una modificación sustancial en la actual conformación. En ese caso pasaría a tener 43 senadores en el bloque de Mayans, más dos aliados. No alcanzarían para llegar a los dos tercios, que tantos oficialistas añoran.

En un caso u otro, ningún escenario debe preocupar al Frente de Todos en la Cámara de Senadores. Con los propios, o con la suma de los aliados, en cualquier caso siempre le alcanzará para tener quórum propio y seguir imponiendo todo lo que se proponga en el Senado durante los próximos dos años.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password