Con el efecto electoral a cuestas, el Gobierno envía al Congreso el Presupuesto

El texto ingresará por Mesa de Entradas tres días después de las elecciones y se espera que Martín Guzmán lo defienda una semana después. La pregunta del millón es cómo impactará el resultado en los números que presente el ministro.

Toda la atención está puesta por estas horas en las elecciones de medio término que son clave tanto para el Gobierno nacional, como para la oposición. Pero más para el primero, porque ya se sabe cómo repercute cualquier resultado para una administración. Que le pregunten sino a Mauricio Macri qué sintió la noche de las PASO 2019, cuando inesperadamente se encontró con una derrota contundente que no le habían anticipado sus encuestadores.

Es toda una incógnita saber cómo reaccionará el Gobierno nacional cualquiera sea el resultado. En despachos oficiales aseguraban sobre el final de la semana que en caso de un triunfo del oficialismo “la economía va a volar”. No es lo que auguran muchos analistas, que sugerían ver la reacción de los mercados ante determinadas señales, motivadas por encuestas que auguran un resultado probablemente adverso para el Gobierno.

Paradójicamente no faltan quienes sostienen que un resultado adverso del Gobierno significaría una reacción de los mercados inversamente proporcional a la que tuvieron el día después de la fuerte derrota de Macri en las PASO en que se truncaron sus sueños de reelección.

Paralelamente se anticipa que un resultado adverso para el Gobierno podría alejar cualquier búsqueda de acuerdos de los que hablan figuras como Cristina Kirchner y Sergio Massa de cara a diciembre.

En este contexto es que esta semana el Poder Ejecutivo deberá enviar al Congreso de la Nación el proyecto de Presupuesto nacional 2022. Será este miércoles, pues la Ley de Administración Financiera establece en su artículo 26 que “el Poder Ejecutivo Nacional presentará el proyecto de ley de presupuesto general a la Cámara de Diputados de la Nación, antes del 15 de setiembre del año anterior para el que regirá, acompañado de un mensaje que contenga una relación de los objetivos que se propone alcanzar y las explicaciones de la metodología utilizada para las estimaciones de recursos y para la determinación de las autorizaciones para gastar, de los documentos que señala el artículo 24, así como las demás informaciones y elementos de juicio que estime oportunos”.

Es de uso y costumbre que ese mandato se cumpla ese mismo día y que en los siguientes el ministro de Economía concurra a la Cámara de Diputados para brindar un informe sobre el texto elaborado. Está claro entonces que el Palacio de Hacienda presentará el proyecto el miércoles, pero no se sabe cuándo irá Martín Guzmán al Congreso. Lo más probable es que se presente el miércoles siguiente, igual que el año pasado cuando se presentó exactamente una semana después ante los legisladores. Y respondió preguntas de la oposición, que en esa oportunidad le formularon los diputados Luciano Laspina y Luis Pastori.

Más allá entonces del impacto que pueda tener el resultado de la elección de este domingo, ya ha trascendido que el proyecto que elabora el Ministerio de Economía prevé un dólar a $159 para diciembre, un crecimiento del PBI del 4% y aumento de tarifas por recorte de subsidios.

Asimismo, la denominada ley de leyes estima un ahorro de hasta USD 8.000 millones en la renegociación de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En cuanto a la renegociación con el Fondo, el Ejecutivo prevé refinanciar la carga de deuda contraída por el Gobierno de Mauricio Macri entre 2018 y 2019 con ese organismo de crédito multilateral. La deuda trepa a US$ 44.000 millones, pero la intención es que el país recién comience a pagar vencimientos en 2025, el segundo año de la próxima presidencia, hasta 2031. En principio, la expectativa es conseguir un ahorro de entre 5.000 y 8.000 millones de dólares en la renegociación entre plazo y tasas.

Según estos borradores, el proyecto de Presupuesto prevería un monto total para el presupuesto de 350,4 billones de pesos, y una vez más el sector de educación es el que lleva la mayor participación. Para avanzar en materia social, la iniciativa prevé en el rubro de protección social recursos por 11,5 billones de pesos, y para inclusión social se dispone de 21,7 billones de pesos.

Los sectores con más recursos serían educación ($49,3 billones), defensa ($41,9 billones), salud ($41,2 billones), trabajo ($36 billones), hacienda ($23,9 billones) e inclusión social ($21,7 billones).

En cuanto a los subsidios a la electricidad, el objetivo es implementar una segmentación de tarifas con nuevo cuadro tarifario, y la reducción de los subsidios 2021, que equivalen al 4% del gasto público total. Asimismo, respecto de los subsidios al gas también habrá una segmentación tarifaria. Fija la puesta en marcha del plan “zonas frías” y aumentos de tarifas en zonas metropolitanas. El objetivo es una reducción de subsidios también en obras vinculadas al transporte de gas del PlanGas, según indica el borrador.

En lo que hace a los subsidios al transporte, donde se destinan entre $180 mil y $190 mil millones a nivel nacional, aumentan la porción destinada al interior en un 30%.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password