La paciencia es un recurso no renovable

Por Daniel Bosque. El periodista y director de Mining Press y EnerNews analiza los sorprendentes resultados de las elecciones primarias del domingo.

No fue por los porotos, pero la paliza vale. Los argentinos no inventaron el dulce de leche, pero si estas primarias obligatorias urdidas por la corporación política para excluir minorías molestas. El test sirvió ayer para decirle al Frente de Todos que se deje de embromar con su escudo de la pandemia y su filípicas anti Macri. Con eso no alcanza para administrar esta decadencia y realizar felicidades. 

Si Cambiemos, o como se llame, cree que le dieron la bula papal y la amnistía por sus desaguisados gobernando, también se equivoca. Muchos de los que los votaron lo hicieron con el pragmatismo de quien va a la heladera y agarra lo que hay. 

Cristina ha hecho mutis, pero de acá al 14/11 se viene lo mejor: La aplanadora peronista pondrá toda la carne al asador y más dinero en la calle para apagar estos fuegos.  

El diabólico culebrón que guionó la OMS para el mundo ayer entregó otro capítulo en este Netflix criollo. Desde el recordado 20/03/2020 en el que nos encerraron a todos, la cuesta abajo en la rodada ha sido demencial. Fabiola lo hizo: su happy birthday fue el revival de tantas prohibiciones y llantos que ahora pasan factura. La pornografía política no tiene límites ni horario de protección al menor. Son ellos y nosotros. Cuando te dicen “el Estado te cuida” y en realidad te está devolviendo a cuenta gotas todo lo que te quita. Tanto te invalida que anoche ha sido sorpresa la rebelión de los encuestados a la fuerza. 

Hay dos cochinadas manifiestas, una él no ocultar el bienestar de la plutocracia política y los establishments conexos mientras cartoneros, motochorros, narcos y chatarreros que rodean la manzana. El otro es vaciarte la cabeza con mensajes banales mientras el país se descascará. La Argentina que habló tímidamente ayer (porque el voto en blanco fue suculento y superó al de la izquierda indignada y porque hay un tercio del padrón que se quedó mateando) le está diciendo a sus dirigentes que no la tomen por boluda con perdón de la palabra. A la AFIP, cuyo mensaje existencial es que de este mundo te vas con lo puesto, a menos que seas amiguete y se te perdone todo, pero todo, y a los burócratas entretenidos con incluir al LGTBIQ+ y con vender y venderse una transición energética maníaca a irresponsable, que hace falta trabajo y patriotismo, de los de antes.  

La Argentina páramo y sometida a novedosos controles digitales que debutó el año pasado genera una violencia moral entre los no invitados a la fiesta. Este es un mensaje que tiene múltiples destinatarios. Entre ellos las burguesías miserables que pretenden acobacharse bajo el ardid de que, en este modelo, imaginado en conciliábulos de funcionarios millennials que tienen menos pavimento que muchas zonas del conurbarno, ellas se salvarán y harán buenos dineros, tanto como para mandar a sus hijos al exterior. 

Ilógicamente, los acólitos de este neo keynesianismo rumboso, un esperpento que bendijo la CEPAL y que imagina una justicia distributiva y de bajos ingresos para todos, excepto para los que mandan y recaudan. 

Esto fue sólo una encuesta, pero pedazo de sondeo, algo así como que te vuelvan a preguntar, igual que en los tiempos del Pro, si comes o no comes vidrio. Aquellos que ofrecían un país de primer mundo que naufragó antes de la orilla, este tiempo promueve un modelo igualitario, pero a costa de tu aparato digestivo y tu salud mental. 

El bagaje paupérrimo de la política argentina no da para augurios, pero ayer hubo un aviso. Sería bueno que alguien lo registre. La paciencia es un recurso no renovable. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password