Exigen precisiones por el desprendimiento de un cielo raso en un colegio porteño

Los diputados del FIT impulsaron en la Legislatura porteña un pedido de informes para conocer cual es el mantenimiento del Instituto de Educación Superior Juan B. Justo.

Después de que estudiantes y autoridades del Instituto de Enseñanza Superior “Juan B. Justo” denunciaron que se produjo un desprendimiento de la mampostería del cielo raso, los legisladores del Frente de Izquierda (FIT) impulsaron en la Legislatura porteña un pedido de informes para conocer el mantenimiento que tiene el mencionado colegio.

De esta manera, los legisladores buscarán conocer los motivos por los que se produjo ese desprendimiento, si había alumnos y trabajadores de la institución en el momento del accidente, detalles del tipo de estructura que se despendió, si hubo hechos similares con anterioridad, cual es el mantenimiento que recibe el edificio, entre otras cuestiones.

A pesar de la información que solicitan, los legisladores del FIT aseguraron en los fundamentos del texto que “los hechos ocurrieron durante una clase en las que estudiantes de 4° año de la escuela media se encontraban en el aula con ventanas y puertas abiertas a causa de la pandemia.  Al cerrarse una puerta debido a la acción del viento se produjo el derrumbe”.

Al mismo tiempo que indicaron que “si bien la situación no genera sorpresa ya que se ha observado movimiento de las placas que conforman el cielo raso, no deja de constituir una alerta en la docencia y las comunidades de estudiantes y familias.  Los reclamos por parte de la conducción han sido elevados de manera institucional debidamente sin embargo los problemas continúan sin una respuesta de fondo” y precisaron que “el edificio es nuevo, sin embargo las deficiencias del mismo se dejan ver de manera permanente, entre otros, en el caso de los cielos rasos y los desprendimientos de las placas que lo constituyen”.  

“Cabe destacar que los sucesos en el IES concentran los problemas edilicios producto de la desinversión, los recortes en infraestructura  y la malversación de la obra pública,  largamente denunciados por les trabajadores de la educación, les estudiantes, comunidades, sindicatos, y desde la banca del FITU.  Este año en infraestructura escolar fue recortado más del 70%, un acto paradójico del GCBA en un período extraordinario como el actual signado por la pandemia en curso.  Es el propio GCBA que hace campaña con el sector educativo a costa de la exposición de la salud y la vida de trabajadores y estudiantes”, sentenciaron.

La iniciativa lleva la firma de Mercedes De Mendieta, Amanda Martín y Pablo Almeida (FIT).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password