Preocupación por la baja en el registro de adoptantes

El director del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, expuso ante la Bicameral del Niño aportó cifras sobre la situación actual.

bicameral defensor nino 20 septiembre 2021

En una reunión informativa de la Comisión Bicameral del Defensor de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes que tuvo lugar este lunes, el director del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, Gustavo Herrero, informó sobre el proceso de postulación para adopción y explicó los tres ejes principales que son “el fortalecimiento de la red federal, impulsar una mejora para agilizar el proceso y acercar el registro a la comunidad”. Además, reflejó una preocupación por el descenso de legajos de adopción.

Luego de que la presidenta de la comisión Paola Vessvessian (FdT) y la vicepresidenta Guadalupe Tagliaferri (Pro) le agradecieran la participación, Herrero recordó que en 2012 y 2015 ya estuvo en el cargo, por lo que “es una oportunidad interesante para presentar los ejes que tiene que ver con mejorar el proceso de adopción”.

Acompañado de unas diapositivas, explicó que “la creación del registro fue en 2003 con la Ley 25.854 dentro de un marco normativo”, respecto de lo cual destacó que “permitió que se pudiera avanzar en las adhesiones de los registros provinciales que llevó mucho tiempo. Era importante lograr las adhesiones de las provincias. Conformar registros en provincias donde no había y estuvimos trabajando en eso”.

“En 2014 creamos un programa de apoyo técnico de acompañamiento a las familias en período de vinculación que aún continúa. El Código Civil también incluye el marco normativo. En esta normativa se creó el Concejo Consultivo, está representa la secretaria nacional de Niñez y todos los organismos superiores. Actualmente participan las 24 jurisdicciones”, agregó el director.

En esta línea, procedió a exponer “los 3 ejes de trabajo”, que son “el fortalecimiento de la red federal de registros en las 24 jurisdicciones y la base de datos conformada por las distintas nóminas de postulantes de cada una de las provincias”, en donde se encargan de “visualizar los legajos en el proceso de adopción. Administramos los datos”.

“La base de datos tiene 3 tipos de usuarios: los registros provinciales que pueden incorporar o dar de baja a los legajos o modificar información, los jueces y los postulantes a adopciones. Es fundamental fortalecer el funcionamiento de la red a través de las reuniones y la parte registral del sistema que está relacionado con la información actualizada y fidedigna a la hora de hacer búsquedas”, enumeró Herrero.

El segundo eje, propone “impulsar una mejora que permita agilizar los procesos de adopción, para ello tenemos que trabajar con todos los sectores y profesionales que están en este proceso. Es fundamental promover este trabajo de forma conjunta con los organismos locales y los juzgados o tribunales. El formato ideal es el que plantea el Código Civil en el art 609 en las reglas de procedimiento”, resaltó y aseguró que “el organismo de niñez trabaje al momento de seleccionar los legajos con el registro adoptante, facilitará la tarea del juez”.

“El tercer eje es acercar el registro a la comunidad. Impulsamos distintos espacios de encuentros para personas que no han tenido contacto con la adopción. Se hace una inscripción única. Son charlas que se hacen una vez al mes con personas inscriptas se intenta acercarle la información de los niños y la situación, la franja etaria. También ponemos a disposición el programa de acompañamiento a los postulantes que están en guarda en el proceso de adopción”, precisó el director de la entidad.

Las estadísticas

Por otro lado, las estadísticas de evolución de la cantidad de legajos entre 2016 a 2021 muestra un descenso, más aún en el 2019 ante lo que se cree que “hubo múltiples factores tales como económico, pandemia. Los motivos pueden ser porque las familias desistieron, porque cambiaron de decisión, que haya habido un proceso de vinculación fallido y hay que revaluar a las personas”, expresó Herrero y mostró preocupación: “Nos resulta muy importante la baja de registro de legajos”.

Según los datos presentados por Herrero, la disponibilidad adoptiva por edad refleja que un 87 por ciento pretenden niños entre 0 a 1 años. A su vez, en relación a la disponibilidad adoptiva de grupos de hermanos un 51 por ciento solo aceptan un solo niño, mientras que un 83 por ciento de los postulantes no aceptan chicos con discapacidad o enfermedades.

“El 71 porciento de los legajos son de parejas, un 21 por ciento son monoparentales, un 3 porciento de propuestas familiares del mismo sexo”, informó y detalló que la búsqueda de familia se realiza a nivel “local, regional y nacional”.

Luego de la exposición, le cedió la palabra a Juan Jeannot integrante de la entidad, quien contó sobre el funcionamiento del programa de acompañamiento que es “apoyo técnico para familias en periodo de guarda y adopción. Es fundamental acompañar a las familias en la construcción del vínculo”, y añadió que “se intenta construir de forma gradual el vínculo a través de los encuentros, con la presencia en principio del equipo profesional”.

“Durante la pandemia, los encuentros se dieron de forma virtual. Periódicamente mandamos informes a los juzgados para solicitar la guarda”, relató Jeannot y agregó que “en la otra parte del programa acompañamos a los adultos en un espacio de escucha, pero no realizamos informes para no intervenir en el proceso. Solo en el caso que lo amerite”.

Por último, ante la pregunta de la diputada Jimena López (FdT- Buenos Aires), respondió que “los tiempos están relacionados con la disponibilidad adoptiva y las necesidades de los niños, niñas y adolescentes, no hay una forma de medirlo de otra manera”, y destacó: “Pusimos a trabajar a todo nuestro equipo en el país, pero depende de cada jurisdicción”.

Por su parte, ante la consulta de la senadora Guadalupe Tagliaferri, ratificó que “hay 2.900 legajos a nivel nacional, lo cual nos preocupa. Es un dato de legajos, no de personas, propuestas familiares que están esperando a ser llamadas”, y concluyó que “el programa de acompañamiento la idea era que se replique en cada jurisdicción. Esta más vinculado con el seguimiento que con la guarda. Nuestro trabajo apunta a trabajar con las dificultades que aparecen sin informarlo. Es una instancia diferente”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password