Yasky aseguró que “hay que recuperar el electorado” y “demostrar que somos distintos”

Eso expresó el legislador oficialista en relación a lo que dejó las PASO y habló de los aumentos salariales: “Estamos trabajando para que le vaya ganando a la inflación”. También apuntó contra la gestión anterior porque “destruyeron los instrumentos para controlar los precios”.

En el marco de las medidas que busca el Gobierno para amortiguar el impacto de la inflación y revertir la situación de las PASO, el diputado nacional y candidato a renovar su banca Hugo Yasky (FdT – Buenos Aires) se refirió puntualmente al aumento del salario mínimo, vital y móvil, aunque remarcó que es “deplorable encontrarte con un mínimo de 33 mil pesos”. En este sentido, apuntó contra el mandato de Mauricio Macri porque “destruyó como si fuese información tóxica el control de precios”, y precisó que para “recuperar electorado” en las generales hay que “demostrar que son distintos”.

En diálogo por la FM 89.3, el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) analizó el incremento del salario mínimo vital y móvil a 33 mil pesos en febrero: “Se dio un paso importante este año porque se acortaron los plazos y tenía la pretensión de acomodar los salarios en plazos de un año estamos trabajando en ciclos cortos y haciendo que el salario mínimo vital y móvil le vaya ganando a la inflación, es una carrera que se suele ir de atrás”.

“Este año con el adelantamiento que se hizo, porque íbamos a terminar cobrando 29.000 pesos en mayo, podemos recomponer la cifra y establecer esta nueva modalidad, es importante”, remarcó. Sin embargo, expresó que “es deplorable encontrarte con un mínimo de 33 mil pesos, pero es parte de la realidad que tiene que ver con que el salario del 2015 al 2019 perdió 25 puntos. De todos los asalariados los más castigados fueron los que cobraban la mínima y hay que cambiar eso”.

En relación a la formación de precios, Yasky precisó que “hay que tener una política activa desde el Gobierno para tratar de ponerle solución a este gravísimo problema”, y recordó que “a principio del Gobierno de Alberto Fernández tuvimos un aumento general de salario, después paritarias, pero en 3 o 4 meses licuaron lo que se había conseguido los formadores de precios, es una puja distributiva que ellos siempre llevan adelante”.

“La única manera de poder modificar esta situación es con políticas públicas”, subrayó el diputado del FdT y ejemplificó que eso se podría llevar a cabo con “una batería de medidas como retenciones, control de precios, otras formas de intervención como la apertura de emprendimientos”, las cuales “ni bien se las anuncias a los grandes grupos económicos del país muestran su hostilidad”. De esta manera, aseguró que “no se puede seguir apostando a que los formadores de precios tengan piedad de nosotros, creo que esta claro que hay que aplicar un tipo de políticas porque sino todo lo que se acomoda en términos de paritarias después en pocos meses se desacomoda”.

En esta misma línea, el candidato a renovar su banca manifestó que “esas medidas están, pero desarticuladas y con una escala muy insignificante para la tasa demográfica de la provincia”, y apuntó contra la oposición porque “lo que había en términos de instrumentos para controlar los precios en la época de Kicillof todo eso el macrismo lo destruyó, como si fuese información toxica para ello. Hay que restituirlo e incorporarlo”.

Por otro lado, coincidió en la opinión del economista Ricardo Aronskind que habló de “seducción de las corporaciones” y que “si el Gobierno no adoptaba un nivel de conflictividad no iba a  poder defender los intereses de la población”, porque “no hay en este terreno fáciles victorias, o te resignas a que estos grupos vayan imponiendo las reglas del juego que quieren devaluación, aunque en algún punto tiene que haber un quiebre para imponer una lógica en la que los grupos empresarios tengan rentabilidad, pero no a costa de hacer inviable la vida de los asalariados. En cualquier Gobierno capitalista del mundo se busca bajar el costo de los alimentos, de la electricidad”.

Por consiguiente, expresó su punto de vista sobre la discusión entre Alberto y Cristina (Kirchner): “Creo que por ahí no está explícitamente planteado, sino subyacente en el planteo que hace Cristina digamos de ser o asumir otra actitud frente a una realidad que te impone límites que, aunque no quieras manejarte dentro de ellos tenes que hacerlo, en ese sentido lo peor es tener una actitud budista”.

Por último, en relación a la derrota en las urnas y al Presupuesto 2022 opinó: “Yo creo que el Presupuesto de este año y del siguiente son claves porque somos conscientes que después de las PASO que tenemos que recuperar electoralmente una ciudadanía desencantada. No podemos dejar de mencionar el peso enorme que tuvo la pandemia, pero también de que quedan dos años para recuperar la visión de ese electorado”, y se diferenció de la oposición: “Tenemos que demostrar que somos distintos a los que gobernaron en función del ajuste y la especulación financiera”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password