En el regreso de la campaña política, la inflación vuelve a tomar impulso

El aumento del costo de vida de septiembre sería entre 2,6 y 3,0%. Alertan sobre un “efecto boomerang” de las medidas adoptadas por el Gobierno para revertir la situación electoral.

Los precios no paran de crecer.

En estas últimas horas se reinició la campaña electoral, en la que el oficialismo está desarrollando una batería de herramientas para tratar de revertir la dura derrota de las elecciones primarias, pero la realidad muestra que uno de los graves problemas estructurales como es la inflación comienza a ser la noticia central en los medios.

Precisamente, tras la baja de la inflación de agosto al 2,5% -sin olvidar que esa cifra es en muchos casos el doble de lo registran distintos países en un año-, en estos momentos diversas consultoras advierten que el costo de vida se empezó a acelerar nuevamente en septiembre.

Las diversas consultoras estiman que septiembre va a terminar con una suba de precios al consumidor que se ubicará entre el 2,7 y el 3,0 por ciento y a la vez advierten que ya para octubre la expectativa inflacionaria de los distintos actores económicos la ubican por encima del tres por ciento.

En ese sentido, hay que considerar que las proyecciones van del 2,7% de Econviews y ACM (similar al anticipado en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central) al 3% LCG, con un 2,9% previsto por Ecolatina y Eco Go, en tanto CESO (Centro de Estudios Scalabrini Ortiz) midió en la cuarta semana del mes un alza del 2,6% en los supermercados, en todos los casos niveles mayores a los de agosto.

El dato preocupa en los despachos oficiales de cara a la campaña, si se tiene en cuenta que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se dará a conocer el 14 de octubre, un mes antes de las elecciones generales, en tanto el correspondiente al décimo mes del año se difundirá oficialmente el jueves 11 de noviembre, apenas 16 horas antes del inicio de la veda electoral.

“El problema es que el aumento de la emisión monetaria para solventar el déficit fiscal productos de muchas medidas que se tomaron en estos últimos días implica una aceleración de las expectativas inflacionarias. Por lo tanto, creo que esa tendencia se va acentuar en las próximas semanas”, recalcó María Castiglioni, economista y consultora.

Para la especialista hay un efecto “boomerang” de las medidas adoptadas por el Gobierno para revertir la situación electoral, “en el sentido que se incrementa el gasto y por ende el déficit y para eso hay que emitir más y allí es donde todos los sectores económicos saben que más emisión es más inflación y se cubren, lo cual implica más aumentos de precios”.

Por su parte, la consultora Focus Market adelantó que la inflación de este mes se situaría en torno al 2,9%, previendo una suba promedio del 3,2 por ciento en alimentos.

La consultora consignó en su último relevamiento de precios de productos de consumo masivo, en el que advirtió además que “esta velocidad de evolución de precio se podría sostener hasta el mes de noviembre” y que “diciembre es un mes estacionalmente de inflación más elevada”.

Además de los alimentos, la inflación de septiembre estuvo “traccionada por indumentaria y calzado por estacionalidad de nueva temporada, cigarrillos, salud y equipamiento del hogar”, un conjunto que complica el propósito oficial de contener las subas en el último trimestre y con la proyección de un 48,4% para todo el año según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central.

“Los precios de los alimentos evolucionan a diferentes temperaturas”, señaló al respecto el director de la consultora Focus Market, Damián Di Pace, quien puntualizó la “incertidumbre” que se genera con “la emisión monetaria”, así como con “las expectativas respecto de restricción a importaciones” o a una “potencial devaluación del peso frente al dólar”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password