“¿Quieren como presidente a otro jefe de Gobierno porteño?”, preguntó Máximo Kirchner

En un acto realizado en Ensenada, el presidente del bloque FdT de Diputados comparó la derrota de las PASO con la que sufrió su padre en 2009. Comparó con “la pandemia menor” que hubo esa vez y que “también tuvimos un colorado del otro lado”.

En el marco de un acto de campaña realizado en Ensenada, el jefe del bloque oficialista de la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, advirtió: “No hay lugar para la tristeza y la melancolía.  Me acuerdo en 2010 luego de la primera intervención, Néstor era trabajar, trabajar, trabajar. Nunca lo vi victimizarse  ante una situación, y cuando sintió que su fuerza no alcanzaba recurrió a su pueblo, porque ahí está la fortaleza y en su gente está la información del futuro”.

Para Máximo Kirchner, los últimos “fueron años muy duros por las ideas económicas que expresan y expresaron en sus gobiernos (Mauricio) Macri, (María Eugenia) Vidal, (Diego) Santilli y el intendente (Julio) Garro de La Plata. Y hubo un sector de la clase política  incapaz de levantar la voz durante el gobierno de Macri, cuando arremetían contra el pueblo y veíamos la caída del poder adquisitivo del pueblo trabajador. Un  sector que tampoco supo resolver en el seno de la política para qué lado debe ir la Argentina para que su pueblo logre mejores condiciones de vida”.

“Habrá un momento que dure un segundo y cambie las cosas. Los milagros se construyen, la militancia se organiza, trabaja, avanza y articula. Y cuando más participa, más se involucra con el destino de su barrio, de su escuela, de su universidad es cuando fabricamos posibilidades”, señaló el diputado nacional, que agregó: “Trabajemos por una militancia que hará mejorar las condiciones de vida y que hará que surjan los dirigentes que en el futuro representarán a nuestro pueblo. Les pido que la inspiración nos encuentre trabajando, porque nada sucederá porque sí”.

Kirchner agradeció “a cada uno de aquellos que trabajaron en los comedores de la organización, porque hubo muchos que abonaron a la idea de que esto explotaba por los aires y si no explotó es porque nuestro pueblo no es tonto, es sabio y maduro y sabe cuidarse a sí mismo”.

“Pero otro tiempo está comenzando, el tiempo de que vuelvan a comer en su casa, con sus familias, que vuelvan a las escuelas, al club, a juntarse. Es tiempo de que avancemos, el país debe volver a crecer, pero pesa sobre él un pesado yunque que el pueblo no solicitó, pero hubo un presidente que sí firmó y se llama Macri”, disparó, aunque luego dijo: “Ya no vale la pena, no perdamos tiempo con ellos. La pandemia nos ha quitado mucho, no caigamos en eso, ganemos tiempo con nuestro pueblo”.

Luego la emprendió contra la exgobernadora: “Sacar chapa de gatito y maleva por no abrir hospitales no debería ser lo que el pueblo quiera para sí mismo. Todos y todas, muchos hemos perdido alguien querido. Parecía que estábamos en la cima del agobio, pero poco a poco se fueron consiguiendo las vacunas, fundamentales y centrales para estar reunidos hoy acá, o para que muchos argentinos vuelvan a los estadios a alentar a su equipo, para que los  pibes y las pibas vuelvan a la escuela con sus docentes o vayan a bailar con sus amigos y amigas”.

Además, Máximo recordó los vencimientos de 2022 por el endeudamiento con el FMI contraído por Mauricio Macri y habló de “18 mil millones de dólares que son menos plata que el Estado argentino tiene para invertir en salud en las provincias y en los pueblos. Les pido por favor que usemos la palabra invertir. Es una vergüenza que en pleno siglo XXI hablemos de gasto público cuando invertimos en salud. ¿Cómo va a ser gasto público invertir en salud? ¿No hemos aprendido en esta pandemia? ¿Qué más le hace falta a los economistas para entender que un pueblo debe prepararse siempre para poder salir adelante y resistir en ese momento, que los Excel y las políticas liberales nunca imaginan?”.

En otro pasaje aludió a la primera derrota del kirchnerismo en el poder: “En 2009 tuvimos una pandemia menor que esta (por la Gripe A) y también tuvimos un colorado del otro lado”, dijo en referencia a Francisco de Narváez. Agregó que “hoy tenemos algo que no teníamos en ese momento, las PASO, y ahora tenemos la posibilidad de poder revertir lo que no pudo Néstor. Pero eso no va a pasar porque yo lo diga acá arriba, sino porque ustedes lo van a militar barrio por barrio”.

A continuación volvió a hacer referencia a los jefes de Gobierno que han llegado o pueden llegar a la presidencia. Se refería, sin nombrarlos, a Fernando de la Rúa, Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. “Ustedes tienen que entender que esto es una trilogía de los jefes de Gobierno de la Ciudad, que poco conocen este país, que nada comprenden de las asimetrías no solo del conurbano, sino de las que van de punta a punta, a lo largo y ancho de nuestra patria. No es casualidad que la Ciudad de Buenos Aires ha votado jefes de Gobierno y que dos de ellos fueron presidentes, con una mirada de unas pocas manzanas donde viven y trabajan para someter al pueblo argentino a una lógica de un sistema financiero que se reproduce a sí mismo y nada tiene que ver con ese interior pujante que necesita producir”, expresó.

Para finalizar Máximo preguntó: “¿Ustedes quieren como presidente a otro jefe de Gobierno porteño que no entiende lo que le pasa a su país? ¿Quieren que vuelva Mauricio Macri, María Eugenia Vidal? ¿Quieren los tarifazos? Entonces dejemos todo y pongamos lo mejor de nosotros para poner a la Argentina de pie. A trabajar, a marchar y a construir una victoria”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password