En la Legislatura porteña el proyecto de etiquetado frontal también quedo “cajoneado”

La iniciativa fue presentada en julio del año pasado por Laura Velasco (FdT), sin embargo nunca llegó a ser tratado en comisión ni habilitado para su discusión en el recinto.

etiquetado frontal de alimentos

Tras la polémica que generó la falta de quórum en la Cámara baja del Congreso Nacional para debatir la ley de etiquetado frontal, parlamentario.com advirtió que en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires ocurre una situación similar. Es que en julio del año pasado la diputada Laura Velasco (FdT) junto a otros legisladores del Frente de Todos también presentaron un proyecto de etiquetado de los alimentos, el cual quedó “cajoneado” y que nunca llegó a  ser puesto en debate en comisión.

El texto presentado por los opositores tiene como objeto disminuir los niveles de ingesta de alimentos y bebidas procesados y ultraprocesados que provocan algún tipo de riesgo para la salud en los consumidores  y obligar a los productores, distribuidores, comercializadores e importadores de alimentos y bebidas a incorporar en los paquetes, envases u envoltorios de los alimentos y bebidas procesados y ultra procesados un etiquetado frontal de alerta que informe los niveles altos de azúcar, grasas, sodio u otros componentes que provoquen riesgo para la salud. Además deberán indicar en otra etiqueta si es un producto transgénico.

Además establece que la autoridad de aplicación que el GCBA destine al control de la norma, deberá proveer de cartelería y publicidad a los establecimientos comerciales a los fines de informar sobre el etiquetado y el riesgo de consumir productos con altos niveles de azúcar, grasas, sodio u otros componentes que la autoridad de aplicación considere riesgoso para la salud.

“En todo tipo de publicidad de alimentos procesados y ultra procesados efectuada en los medios de comunicación audiovisuales, redes sociales, vía pública y espacios públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberá aparecer visiblemente el etiquetado frontal de alerta que le corresponda a ese producto, ocupando no menos del 20% del contenido de la publicidad. En los medios de comunicación auditivos deberá relatarse el contenido de la etiqueta al final de la publicidad de manera entendible y pausada”, sostiene el texto.

En los fundamentos de la medida, los legisladores explicaron que “los productos ultra procesados son formulaciones industriales elaboradas a partir de sustancias derivadas de los alimentos o sintetizadas de otras fuentes orgánicas. En sus formas actuales, son inventos de la ciencia y la tecnología de los alimentos industriales modernas” y remarcaron que “la mayoría de estos productos contienen pocos alimentos enteros o ninguno. Vienen listos para consumirse o para calentar y, por lo tanto, requieren poca o ninguna preparación culinaria”.

Sobre esa misma línea señalaron que “estos alimentos son problemáticos para la salud humana por distintas razones: tienen una calidad nutricional muy mala y, por lo común, son extremadamente sabrosos, a veces hasta casi adictivos; imitan los alimentos y se los ve erróneamente como tales” y destacó que “la Organización Mundial de la Salud y el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF) concluyen que las bebidas azucaradas, los snack con alta densidad energética y las ‘comidas rápidas’ son causantes de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres”.

“Un estudio de OPS mostró que de 1999 a 2013, las ventas anuales per cápita de productos ultra-procesados aumentaron continuamente en 12 países latinoamericanos, desplazando a dietas tradicionales basadas en alimentos y comidas saludables”, concluyeron.

La iniciativa también lleva la firma de Matías Barroetaveña, Ofelia Fernández, Santiago Roberto y Leandro Santoro (FdT).

ProyectodeNorma__Expediente_1536_2020.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password