Cuestionan la respuesta presidencial a la gobernadora rionegrina

Si bien Alberto Fernández anunció el envío de gendarmes para atender la situación conflictiva en el sur del país, lo hizo con una aclaración que despertó la reacción opositora.

El presidente atendió el reclamo de la gobernadora rionegrina con una aclaración que despertó reacciones.

El presidente Alberto Fernández le comunicó la noche del miércoles a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, su decisión de asistir a esa provincia con efectivos de Gendarmería para patrullar la zona en conflicto, en el marco de la colaboración permanente del Gobierno nacional con los gobiernos provinciales.

“El Gobierno que encabezo sostiene como esencia del desarrollo político, una excelente relación con los gobiernos provinciales, cuna del federalismo que nos guía”, dice la nota enviada por Fernández a Carreras, como respuesta al pedido de asistencia en materia de seguridad realizado por la gobernadora.

No obstante, el presidente le recuerda a la mandataria provincial que “es la propia Ley 24059 de Seguridad Interior la que define que, las fuerzas federales y provinciales actuarán en conjunto, cuando se encuentren empeñados en el restablecimiento de la seguridad interior”. En la misiva, Fernández reafirma que “no es este el caso ni mucho menos”. Y agrega: “Es por ello que sería aconsejable que, en uso del poder de policía que le otorga la Constitución de Río Negro, se pueda formar un cuerpo específico que se ocupe de los refuerzos del control y mayor seguridad en el futuro”.

Diputados nacionales de la Unión Cívica Radical reaccionaron ante esa respuesta del presidente de la Nación frente a los reclamos de colaboración de la gobernadora de Río Negro para sofocar los violentos acontecimientos que se suceden en la región patagónica.

El presidente del bloque UCR Mario Negri afirmó: “El Presidente envía fuerzas de seguridad a Río Negro después de los reclamos desesperados del Gobierno provincial. Pero le dice a la gobernadora que lo hace casi como una ‘gauchada’ porque no corresponde a la Nación. Es el mismo Gobierno que defendió a Jones Huala en Chile…”.

Lorena Matzen resaltó: “Se tiran la pelota unos a otros y nada se resuelve. Un poco de razón cada uno y la responsabilidad de ambos en una laguna de deficiencias. La gobernadora debe pedir refuerzos bajo un plan de acción propio. Exigir que los funcionarios nacionales dejen de promover estos hechos”.

Agregó que “Jones Huala no se reconoce argentino y nuestro embajador aboga por él, vienen los ministros y declaran complacientes con estos violentos delincuentes, la que debe venir no viene. ¿Odarda dónde está? Los funcionarios cómplices con la violencia, deben renunciar”.

En tanto, el chubutense Gustavo Menna afirmó: “Una vergüenza la respuesta del Presidente de la Nación a la gobernadora de Río Negro Arabela Carreras. Alberto Fernández no se hace cargo de su obligación de garantizar la seguridad de los habitantes de Patagonia”.

“El presidente de la Nación Alberto Fernández le aclara a la gobernadora de Río Negro que no es asunto de él las rutas nacionales. ¿Nadie lo cuida un poco?”, se preguntó la radical Karina Banfi, en tanto que su par de Tucumán José Cano exigió al presidente “que convoque urgente al Consejo de Seguridad Interior para llevar tranquilidad a Río Negro y la región. Tiene que demostrar si puede hacerse cargo de los problemas o si los va a seguir ignorando, y definir si está del lado de la Ley o de los delincuentes”.

Por su parte Luis Petri indicó: “El Presidente habla de solidaridad en el envío de fuerzas federales a Rio Negro ante los atentados terroristas, cuando es su obligación por la ley de Seguridad Interior por estar en peligro colectivo la vida, la libertad y el patrimonio de los habitantes de una región determinada”.

A su vez, Carla Carrizo expresó: “Perplejidad. Sigue la Presidencia de la Nación sin entender el conflicto en Río Negro. No se trata de solidaridad. Cuando hay grupos radicalizados que cuestionan al Estado con violencia política hay delito federal contra el orden público nacional; hay obligación y responsabilidad”.

Lidia Ascárate se expresó así: “Casi 2 años en el ‘Poder’, y el presidente todavía no sabe cuáles son sus obligaciones como primer mandatario. Es su deber garantizar la seguridad interior. Deje de humillar al pueblo de Río Negro haciéndoles creer que les está haciendo un favor por enviar fuerzas federales”, mientras que el formoseño Ricardo Buryaile sostuvo: “No es nueva ésta actitud de los K. ¿Te acordás cuando abandonó a los cordobeses a su buena suerte?”.

 Finalmente, Josefina Mendoza dijo: “Alberto se lava las manos mientras en el sur se incendian cosas. El famoso ah pero anoche”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password