Piden que se avance con una norma para inscribir bebés nacidos por subrogación de vientre

La primera pareja de hombres en la Argentina en convertirse en padres por este método le exigieron a los legisladores porteños que aprueben una ley en ese sentido. En la Casa hay un proyecto del radical Ariel Álvarez Palma que busca regular esta situación.

Con la intención de poder constituir formalmente su familia, la primera pareja de hombres en la Argentina en convertirse en padres por subrogación de vientre, Leonardo Polti e Ignacio Santalla, le pidieron a los legisladores porteños que avancen con una normativa para poder registrar a Juan Pablo –el bebé nacido por este método- como hijo de ambos.

La mujer que prestó el vientre para poder llevar a cabo la subrogación fue Cinthia, una amiga de la pareja, por lo que el niño –que ya tiene seis años-  está registrado como hijo de ella y de Ignacio. Para revertir esta situación, la pareja fue a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde el procurador Víctor Abramovich les dio la razón, pero aún no hay un fallo al respecto.

Es por ello que ahora la pareja le exige a los legisladores que avancen con un proyecto de ley impulsado por el diputado de la UCR-Evolución, Ariel Álvarez Palma, que prevé regular en la Ciudad la inscripción de los niños nacidos a través de gestación solidaria o por sustitución. De hecho ya se reunieron con el mencionado radical, las oficialistas Lucía Romano y Gimena Villafruela (VJ) y la kirchnerista Victoria Montenegro (FdT).

De acuerdo al proyecto, el registro de los nacimientos deberá ser llevado a cabo sin efectuar discriminación alguna de género y priorizando el interés superior del niño o niña a estar debidamente inscriptos por quienes hayan manifestado voluntad procreacional.  Es así que se deberá acreditar, al momento del registro tanto el nacimiento como la voluntad procreacional de los solicitantes expresada de forma previa, libre e informada.

Al mismo tiempo que deberá quedar documentado que la persona gestante hubiera expresado no tener voluntad procreacional. Los documentos deberán ser presentados al momento de la inscripción debidamente legalizados, de esta forma quienes manifiesten la voluntad procreacional serán incluidos en el acta de nacimiento; mientras que la información de la persona gestante será asentada en el legajo correspondiente al acta mencionada.

Al respecto de la iniciativa, Álvarez Palma explicó que “en la actualidad cuando ambos padres son varones la inscripción de los nacimientos en el Registro Civil de la Ciudad producidos a través de técnicas de reproducción humana medicamente asistida, de alta complejidad o de gestación solidaria, depende de una medida cautelar cuya vigencia futura se desconoce” e indicó que su “objetivo es que el interés superior de las niñas y niños sea contemplado por una ley que asegure su cumplimiento y evite toda discrecionalidad, porque todos y todas deben tener los mismos derechos”.

Sobre esa misma línea señaló que “la preservación de los datos en el legajo es para resguardar el derecho del niño o niña a conocer su identidad por razones debidamente fundadas, evaluadas por una autoridad judicial, en los términos del artículo 564 del Código Civil y Comercial de la Nación” y advirtió que “con esta acción se deja constancia además de datos médicos del o los donantes en caso de que en un futuro la historia genética de  los niños y las niñas sea relevante por cuestiones referentes a su salud”.

“Respecto de la inscripción de las y los menores nacidos fuera del ámbito de la Ciudad, los y las solicitantes deberán presentar el acta de nacimiento original donde conste la fecha y lugar del nacimiento y la firma del médico. Si el nacimiento se produjera fuera de los centros de salud sin intervención médica y se acreditan las razones, la inscripción se realizará normalmente previa intervención del Ministerio Público Tutelar”, sentenció el legislador porteño.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password