La Bicameral del Defensor del Niño trató temas sobre la comunicación de derechos y la crianza comunitaria

La Comisión Bicameral del Defensor de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes mantuvo una reunión informativa que contó con la presencia de representantes de organizaciones sin fines de lucro que contaron su experiencia sobre la crianza comunitaria.

Este viernes se llevó a cabo una reunión informativa de forma presencial de la Comisión Bicameral del Defensor de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, presidida por la diputada Paola Vessvessian (FdT), en donde se trató el informe de la senadora María Eugenia Duré (FdT – Tierra del Fuego) que busca mostrar y divulgar la promoción de la defensa de los derechos a través de la comunicación, y otro de la diputada Claudia Bernazza (FdT – Buenos Aires) sobre reflexiones en torno a la crianza familiar comunitaria y experiencias en territorio. Además, estuvieron presentes representantes de organizaciones no gubernamentales y de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF).

La senadora Duré fue la primera oradora, quien explicó el trabajo comunicacional que se realizó: “Nos ha tocado en estos dos años trabajar en este punto focal que es la comunicación porque nos parecía importante que la comisión haga hincapié en lo que significa la comunicación en la escucha de los niños, niñas y adolescentes”.

No hay mejor derecho que el de ser oído”, expresó la legisladora oficialista y agregó: “Pudimos escuchar la voz de los principales protagonistas en el plenario de todo el país”, y compartió las palabras de un joven mendocino: “Hay una cosa de estigmatizar a la juventud y es difícil de llevar”, ante lo que aseguró: “Lo que nos propusimos es continuar el trabajo de tener la territorialidad por lo que hemos marcado algunas cuestiones y acciones”.

No hay mejor derecho que ser oído”, sostuvo la senadora Duré.

En ese sentido explicó: “En función de eso hicimos, en principio que todas las actividades que se llevaron en la bicameral se difundieran, es importante que los medios sirvan para difundir el trabajo que llevamos adelante. Pudimos hacer gacetillas, replicar en los medios la reunión que se mantuvo con los jóvenes y adolescentes”.

“Creo que vamos a hacer alguna reunión mas por zoom con los jóvenes”, avizoró Duré y continuó: “Pensamos hacer campañas de difusión. Cuando pensamos en los derechos tenemos que pensar en cómo llegarles en cuanto a las redes sociales, cómo comunicamos nosotros, de qué manera les vamos a difundir los derechos. La idea que trabajos es hacer placas que sean lo más directas posibles con un lenguaje inclusivo, directo para que lo comprendan no solamente cuáles son sus derechos, sino que lo puedan replicar y comunicar”.

Por último, destacó: “Propusimos hacer un informe de gestión de la Bicameral, en principio de lo que se hizo en el 2020 y un informe del 2021 y el trabajo articulado realizado con diferentes áreas institucionales, organismos. La idea es que la comunicación sirva para replicar y difundir los derechos de niños, niñas y adolescentes y poder escuchar sus voces”.

Por su parte, la senadora Guadalupe Tagliaferri (Pro – CABA) sostuvo: “Es un tema que nos permite reflexionar, más allá de las diferencias partidarias hay una mirada conjunta de la protección de los derechos. En la ciudad hay muchos organismos y esta todo regulado, pero hay otras realidades donde de repente la justicia o defensoría puede tardar 8 meses en buscar a un chico y es imposible”.

Más allá de las diferencias partidarias, hay una mirada conjunta de la protección de los derechos”, expresó Guadalupe Tagliaferri.

“Me interesa mucho porque cuando hablamos de infancias es del todo el país, en la ciudad hay un exceso de organismos y lugares y hay chicos que necesitan cuidados comunitarios que quizás la justicia por la distancia puede tardar mesas de dar cuenta de cómo continuar”, expresó la legisladora del Pro.

Además, la diputada Bernazza agradeció que se le haya dado lugar en la agenda y explicó que “Es un tema que tiene que ver con que nuestros hijos se crían en entornos de redes que no solo están los papás biológicos, pero a veces están desabrigados y por lo tanto la crianza comunitaria viene a traer los elementos que necesitan para salir adelante. Estas crianzas comunitarias tienen algunos hitos históricos como el surgimiento del Movimiento Nacional de los chicos del pueblo”.

“No nos tenemos que quedar con que solo las organizaciones crían comunitariamente, es un tipo de crianza que abarca el conjunto enorme que va de la crianza básica como familia a el tema de la adopción, pero en el medio hay una enrome cantidad de experiencias”, indicó.

En este contexto, Bernazza contó que ha “presentado un proyecto de ley de prevalencia y preferencia de las comunitarias frente a la vulneración de derechos”, con el objetivo de que “definitivamente este en el centro de la escena la comunidad de crianza”.

Luego, Luis Espósito representante de “La casa Juan XXII” de Avellaneda fue uno de los primeros en contar las experiencias de lo que ponen en práctica: “Nos definimos como una casa con todo lo que significa esa palabra, un lugar donde se construye a diario una utopía. Esa casa siempre esta en construcción con los chicos y los grandes como compromiso de amor”.

“Nos consideramos una auténtica alternativa de crianza. Nuestra definición es la de ser una organización de la comunidad donde lo central son los lazos de familiaridad. Es un espacio proveedor de identidad y una forma de vivir en la sociedad y más que eso, intentar transformarla”, detalló y agregó: “Llegan pibes que se insertan en el lugar donde tratamos de recuperar los vínculos con su propia familia de origen y juntarlos para rearmar el proyecto de familia y de vida”. “Esto es mucho más que una herramienta o un dispositivo. Estamos hablando de seres humanos que operan dentro de una vida comunitaria”, consideró.

También habló María Agustina Iafolla del “Hogar del Padre Cajade” quien manifestó: “Llevamos 37 años trabajando por las infancias postergadas. Se construyeron emprendimientos productivos y nuestro medio de comunicación para los jóvenes. Hacemos un trabajo atacando las causas, generando políticas públicas y estrategias comunitarias”, y finalizó: “La crianza comunitaria tiene el plus de la ternura como ese modo de hacer y generar lazos, como categoría personal y política en términos de transformar la realidad”.

María Lourdes Molina, en representación de la “Casa San José”, aseguró que ven “con profundas dificultades los plazos que pone la ley porque no alcanzan y por eso tendamos una ley más flexible para que nos permita seguir acompañando como familia”. “La casa busca dar respuestas a niños, niñas y adolescentes que sufren maltratos y tienen derechos vulnerados”, agregó la directora de la institución, Nadin Sanaa Hennawi.

En suma, el referente de la “Casa Juan Diego” Gustavo Vogel expresó: “Creo que también tiene que ver con una revisión de la relación entre el Estado y las organizaciones sociales. Que ele Estado pueda visibilizar a las organizaciones es una punta pie inicial muy importante porque necesitamos que el marco normativo se adapte a las necesidades de la comunidad y reconozca a las experiencias de vida”.

A su vez, el subsecretario del SENAF del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Mariano Loungo, quien planteó que “los chicos en su inmensa mayoría viven con sus familias y según una encuesta de UNICEF un 60% viven con sus padres, un 30 % con las madres y un 3 % con los padres”. También, compartió datos relevados a través de estudios construidos con los órganos de protección del país: “Los chicos sin cuidados parentales están en el orden de los 9 mil”.

“Había muchas dificultades para tener estadísticas en esto porque cada provincia tenía terminologías propias, pero pudimos tomar una nomenclatura común. El primer número fue de 14 mil chicos, luego de la intervención bajó en el segundo estudio que se hizo con UNICEF a 9 mil y no cambió significativamente”, indicó y precisó que “desde la SENAF queremos presentar esta mirada de familia ampliada porque es importante, es el centro de vida de los chicos”.

Por su parte, la senadora Beatriz Graciela Mirkin (FdT – Tucumán) se preguntó brevemente: “¿Qué hace que Estado y comunidad estén tan disociados en mi provincia?”, y agregó: “¿Cómo hacer para que esto cobre realidad en Tucumán? Es una problemática grande que me afije”.

Además, la diputada Carmen Polledo (Pro – CABA) expresó que “tenemos un desafío importante por delante por las consecuenticas que dejó la pandemia y va a ser un dolor de cabeza muy grande”, y agregó: “Los paradigmas que había en la sociedad hay que volver a hablarlos, cada uno de nosotros sabemos cómo cambian las dinámicas en nuestro territorio”.

“Me atrevo a decir unas cuestiones porque estuve muchos años en el territorio. Soy bastante crítica sobre la existencia de los programas en provincia y el manejo con el sistema judicial, hay que pensar actuaciones profesionales”, manifestó la diputada Jimena López (FdT – Buenos Aires), y concluyó: “El Poder Judicial tiene una mirada de patronato”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password