El FdT quiere celebrar en Tucumán y retener las 2 bancas en el Senado

El objetivo de la oposición de sumar senadores para quitar el quórum propio al kirchnerismo tendrá un escollo en Tucumán. Una de las pocas provincias donde el FdT obtendría las 2 bancas que pone en juego. JxC tiene el desafío de contener el voto radical.

Las elecciones generales en Tucumán del próximo domingo 14 ponen varias cosas en juego en distintos planos políticos y, según los últimos sondeos, el Frente de Todos lograría alzarse con el triunfo, por lo que retendría las 2 bancas que pone en juego en la Cámara alta.

En Tucumán se eligen 3 senadores nacionales y 4 diputados nacionales.

En la Cámara de Senadores, de las 3 bancas, 2 pertenecen al Frente de Todos, José Alperovich y Beatriz Mirkin; mientras que la restante corresponde a la radical Silvia Elías de Pérez (Juntos por el Cambio).

En las PASO, el FdT obtuvo el 48,68 por ciento de los votos y JxC cosechó 35,25% en la categoría para senadores, lo que indicaría que el Frente de Todos ganaría 2 bancas y JxC la restante, tal como es en la actualidad.

¿Quiénes serían los nuevos senadores? Por el Frente de Todos, el exgobernador con problemas con la justicia y Mirkin se van y asumirían el diputado nacional Pablo Yedlin y la legisladora provincial Sandra Mendoza, quienes responden políticamente al jefe de Gabinete y gobernador -de licencia-, Juan Manzur.

En el caso de Juntos por el Cambio, se va Elías de Pérez, quien perdió la interna, y asumiría el actual intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, quien es de extracción peronista, pero hace varios años integra las filas de la oposición en esa provincia.

En tanto, en Diputados, la diferencia entre FdT y JxC fue un poquito mayor -49,58% a 34,78%- y se dio la particularidad de que en las primarias abiertas de Juntos por el Cambio no triunfó el mismo sector que en Senado, sino que se impuso la nómina encabezada por otro intendente: Roberto Sánchez (Concepción).

Sánchez es de extracción radical, pero se enfrentó y le ganó a la lista que apoyaba la UCR, que era encabezada por la senadora Elías de Pérez mientras que el diputado José Cano era quien se postulaba para el Senado, aunque pero ambos fueron derrotados en las PASO.

De las 4 bancas que se ponen en juego en Diputados, el FdT arriesga 2, JxC 1 y la otra corresponde al monobloque Justicia Social de Beatriz Ávila, quien es la esposa de Alfaro y vota en consonancia con la oposición.

Según los resultados de las PASO, se repartirían por partes iguales las bancas entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Se van. Los diputados a los que se les vence el mandato son Yedlin y Gladys Medina (FdT); Beatriz Ávila (Justicia Social) y José Cano (JxC).

Los 4 diputados electos que asumirían el próximo 10 de diciembre serían: Rossana Chahla y Agustín Fernández (FdT) y Roberto Sánchez y Paula Omodeo.

Chahla es la actual ministra de Salud de Tucumán y es del riñón de Manzur mientras que “Tin” Fernández, el ex intendente de Aguilares, responde políticamente al vicegobernador Osvaldo Jaldo, quien ya anunció que se sumará al bloque que conduce Máximo Kirchner.

A Sánchez lo secunda Omodeo, quien es una reconocida abogada que fue asesora de la Secretaría Legal y Técnica de 2011 a 2013 con Carlos Zannini y es presidenta del espacio Creo Tucumán, que fundó junto al titular de la Sociedad Rural de esa provincia, Sebastián Murga.

Estos 4 diputados se sumarán a los legisladores nacionales que tienen mandato hasta 2023, que son cinco.

Por eso, la bancada de Tucumán quedaría repartida a partir del 10 de diciembre, con 5 bancas para el FdT y 4 para JxC. Ellos serían: Nilda Carrizo, Mario Leito, Carlos Cisneros, Chahla y Fernández (FdT); y Domingo Amaya, Ascarate Lidia, Sánchez y Omodeo (JxC).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password