La Legislatura distinguió a la película sobre la primera nena trans del mundo en recibir su DNI

Se trata de la lucha de Luana, una niña que a los dos años manifestó su autopercepción de género. La película está basada en el libro “Yo nena, yo princesa”, escrito por su madre Gabriela Mansilla, y el film homónimo fue dirigido por Federico Palazzo.

Gracias a una iniciativa impulsada por Claudio Ferreño (FdT) y otros diputados del Frente de Todos, la Legislatura de la Ciudad declaró –durante la sesión ordinaria de este jueves- de Interés para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la Ciudad a la película “Yo nena, Yo princesa”, dirigida por Federico Palazzo.

El film se estrenó el pasado 28 de octubre y está basada en el libro de Gabriela Mansilla que trata la historia real de Luana, la primera niña trans del mundo que recibió su DNI, de acuerdo a su autopercepción de género, a través de la Ley 26.743 de Identidad de Género sancionada en 2012. Fue coproducido por Grupo Octubre, la Universidad Nacional de La Matanza, Arco Libre & Aleph Media, Tronera y HSVG Producciones y está protagonizado por Eleonora Wexler y Juan Palomino como los padres e Isabella G.C. en el papel de la pequeña Luana.

En los fundamentos de la iniciativa recientemente aprobada, los legisladores explicaron que “Manuel tenía dos años cuando fue descubierto por su madre jugando con sus vestidos dentro del placard. Ante la pregunta de qué estaba haciendo, la miro a los ojos y balbuceo: ‘yo nena, yo princesa’” e indicaron que fueron “cuatro palabras que torcieron no sólo el destino familiar, sino también el de todo el país, pues Manuel, nombre el cual le fue impuesto pero no le representaba, en 2013, pasó a llamarse legalmente Luana, aunque años atrás ya había manifestado el pedido de que la nombren de esa manera pero le fue negado su derecho bajo el amparo del artículo 12 de la ley de Identidad de Género, convirtiéndose en la primera niña trans en el mundo en tener un documento oficial acorde a su identidad de género sin necesidad de judicializar el trámite”.

La historia tomó notoriedad pública a principios de 2010 cuando Gabriela Mansilla reclamó por un nuevo documento para su hija trans de seis años y escribió un libro con los pormenores de su difícil experiencia llamado “Yo nena, yo princesa”. El papel de Luana, que hoy tiene 14 años, es interpretado por Isabella, otra nena transgénero que también forma parte, con su familia, de la organización Infancias Libres que lleva adelante Mansilla.

La película visibiliza una historia que es la de muchas familias y que aun al día de hoy registran dificultades para transitar estas experiencias, como lo refleja el primer informe estadístico realizado por este espacio de organización, primera edición en el año 2019 y segunda actualización en el año 2021 en base a 200 familias que pasaron por ACIL (Asociación Civil Infancias Libres), aunque a la fecha ya pasaron más de 500 familias buscando acompañamiento, información y herramientas para garantizar sus derechos, siendo el libro Yo nena Yo princesa y la experiencia de Luana fundamental para reconocer lo que sus hijos/as/es les estaban manifestando (93% de las familias entrevistadas, datos del informe estadístico).

“Es por esto que pensamos que la película puede ayudar a esas familias a vivir esos momentos con mayor acompañamiento y soporte de la sociedad, ser una herramienta para trabajar la temática en las escuelas y espacios sociales”, manifestaron los legisladores y concluyeron señalando que “vivimos en una sociedad adultocentrista con prejuicios en torno a cómo se transitan las infancias, especialmente aquellas que se salen de la norma, es necesario que cuestionemos y repensemos las crianzas y la educación, rompiendo con los estereotipos y roles de género impuestos por el modelo cisheteropatriarcal, fomentando y reivindicando así infancias libres y felices”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password