Alberto F.: “Una oposición responsable y abierta al diálogo es una oposición patriótica”

En un mensaje grabado, emitido antes de llegar al búnker del Frente de Todos, el presidente planteó que para encarar los “desafíos” se necesita que “las grandes mayorías generen consensos” y anunció que buscará acordar una agenda común con la oposición.

A las 22 de este domingo, cuando ya se conocía la gran parte de los resultados de las elecciones en todo el país, el presidente Alberto Fernández habló a través de un mensaje grabado, en el que sostuvo que “una oposición responsable y abierta al diálogo es una oposición patriótica”.

En sus palabras, que se escucharon antes que el mandatario arribara al búnker del Frente de Todos en Chacarita, el mandatario se refirió al acuerdo con el FMI, anunció un proyecto de ley titulado “Programa económico plurianual para el desarrollo sustentable”, y admitió que cometió “errores” en estos dos años de gestión.

“Con esta elección termina una etapa muy dura de nuestro país que estuvo marcada por dos crisis. Una, la crisis económica, heredada del Gobierno anterior y de la que aún quedan enormes desafíos por resolver. Otra, la crisis sanitaria, provocada por una cruel pandemia que, poco a poco, vamos superando”, arrancó.

Fernández mencionó que “hoy empieza la segunda parte de nuestro gobierno y sé bien que los argentinos y argentinas necesitamos un horizonte”. “Estoy convencido de que, desde el respeto profundo a la expresión del pueblo en las urnas, se abre una nueva etapa para nuestro país”, continuó.

Al abogar por “la recuperación económica, el fortalecimiento de los ingresos, la reducción de la inflación y la creación de empleo”, el jefe de Estado señaló que eso debe darse “en el marco de un diálogo constructivo que le dé potencia y mejor calidad a nuestra vida en democracia”.

Tras repasar datos sobre reactivación económica, expresó que “en esta nueva etapa debemos priorizar los acuerdos nacionales” y “si queremos resolver estos desafíos a los que nos enfrentamos, necesitamos que las grandes mayorías generen consensos”.

“En ese sentido, y a la mayor brevedad posible, voy a dirigirme a los representantes de la voluntad popular y a las fuerzas políticas a las que representan, para acordar una agenda tan compartida como sea posible. Una oposición responsable y abierta al diálogo, es una oposición patriótica. Nuestro pueblo necesita ese patriotismo”, manifestó.

En esa línea, el presidente remarcó que se precisa que “la relación entre el Gobierno y el Congreso Nacional, en la Cámara de Diputados y en el Senado, sea fructífera, por el interés general de nuestro país”.

“Es tiempo también de resolver el problema derivado de la deuda contraída por el Gobierno que me precedió con el Fondo Monetario Internacional. Ese es el escollo más grande que enfrentamos para continuar en la senda de la recuperación económica y de la construcción de un país con más equidad”, apuntó.

Sobre el crédito con el FMI de 44 mil millones de dólares, fustigó que se tomó para “pagar la deuda insostenible que habían tomado con acreedores privados y darle salida a capitales que habían ingresado solo para especular”.

Por otra parte, el mandatario reconoció que “es necesario también seguir el camino del ordenamiento de las cuentas del Estado”, pero dejó en claro que “jamás a costa de un ajuste del gasto”. “El ajuste fue practicado repetidas veces en Argentina y solo profundizó la desigualdad y la pobreza. No es verdad que pueda construirse una Patria fuerte sobre la base del debilitamiento del Estado. Lo que nos hace falta es un Estado con fuerza y capacidad para poder invertir en aquello que permite un mayor desarrollo y creación de riqueza”, argumentó.

Y criticó que “siempre hay quienes buscan endulzar el oído con las supuestas bondades que ofrecen caminos de ajuste ya probados y fallidos. Son los mismos que alertan sobre los desastres que se avecinan si no seguimos esas recetas ya fracasadas”. “A quien diga que el problema con el Fondo Monetario Internacional puede ser resuelto en cinco minutos le digo que negociar no es obedecer”, lanzó, en alusión al expresidente Mauricio Macri.

“Quiero ser muy claro: estoy seguro de que con ajuste no se logra ni siquiera ordenar las cuentas públicas. El superávit fiscal virtuoso siempre es hijo del crecimiento, nunca del ajuste”, insistió.

Además, prometió que seguirán “mejorando y reforzando la gestión de este Gobierno”. “Necesitamos profundizar la recuperación económica de tal modo que el desarrollo se distribuya entre todos y todas”, prosiguió y agregó: “Vamos a redoblar nuestros esfuerzos para que la gestión gubernamental atienda las prioridades y resuelva los problemas reales de la vida cotidiana”.

En el tramo final del mensaje, Fernández admitió: “Hemos cometido errores. He cometido errores y mi obligación es aprender de los mismos. Reafirmo, en esta nueva etapa, y frente a todas y todos, que honraré el compromiso electoral asumido en diciembre de 2019”.

“No comparto, en absoluto, la posición de quienes dicen que ‘no tenemos destino’. No pueden darnos lecciones quienes no se hacen cargo de los daños que han causado”, completó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password