El Gobierno porteño envío a la Legislatura el Presupuesto 2022

Según informó el Ejecutivo más del 50% destinado a las áreas sociales, mantenimiento de la inversión en Seguridad y sin aumento de impuestos ni creación de nuevos tributos. No obstante, seguirá siendo un presupuesto de contingencia por la quita de recursos coparticipables.

Cómo lo adelantó parlamentario.com esta semana, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires envió a la Legislatura porteña un paquete de leyes económicas entre las cuales se encuentran el Presupuesto General 2022, la pauta tarifaria y el programa fiscal. No obstante, ante la persistencia del conflicto judicial por la quita de fondos de la Coparticipación, el presupuesto sigue siendo de contingencia.

 Los proyectos llegaron al Parlamento con más de un mes y medio de demora, debido a que desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas estaban a la espera de que el Congreso Nacional avance con la sanción del Presupuesto 2022. Es que durante los últimos años, el presupuesto de la Ciudad ha respetado, como referencia para la planificación presupuestaria, las pautas macroeconómicas y el cuadro macro fiscal que establece el presupuesto nacional.

Por lo tanto, de acuerdo a lo estimado por las variables macroeconómicas anunciadas por el Gobierno nacional, para el 2022 se espera un crecimiento del Producto Bruto Geográfico del 4%, una inflación en el orden del 33% y un tipo de cambio de $ 131,1 por dólar para fines del próximo año.

A pesar de tratarse de un presupuesto de contingencia, el Ejecutivo local informó que para el próximo año las partidas destinadas a salud, educación y promoción social, entre otros servicios, alcanzará al 51,9% del total del presupuesto. Además, se mantendrá la inversión en Seguridad con el 15,9% del total del presupuesto.

Con respecto a las proyecciones para el próximo año, se estima un total de gastos de $ 964.388 millones y un total de recursos por $ 944.343 millones, lo que proyecta un Resultado Financiero deficitario de $ 20.045 millones, que representa apenas el 2% del total del presupuesto y mejorando el resultado del 2021 que será de 5,8%.

Asimismo, se estima un Resultado Económico Primario superavitario de $ 181.085 millones, ya que se estiman por Ingresos Corrientes unos $ 941.107, en tanto que por Gasto Corriente Primario se proyectan $ 760.022, en tanto que se estima un Resultado Primario también superavitario por $ 49.232 millones.

Recursos

El proyecto tampoco presenta aumentos de impuestos ni alícuotas, así como tampoco la generación de nuevos tributos. Por lo que los recursos totales estimados para el 2022 se incrementan en un 44,3% con respecto al 2021, con una previsión de $ 944.343 millones, correspondiendo $ 941.107 millones (99,7%) a recursos corrientes y $ 3.236 millones (0,3%) a recursos de capital.

Además los ingresos tributarios se calculan en $ 843.796 millones, con una estimación de ingresos tributarios propios de $ 737.658 millones (87,4% del total), en tanto que los recursos provenientes de la Coparticipación Federal se estiman en $ 106.138 millones (12,6% restante).

En cuanto a los impuestos que reflejan la actividad económica en la Ciudad, el Impuesto sobre los Ingresos Brutos es el tributo que mayor participación registra en la composición total de los recursos tributarios con el 67,4%, alcanzando los $ 568.697 millones para el próximo año.  Por su parte, el Impuesto a los Sellos refleja el 7,7% del total, con una participación de $ 64.917 millones.

Por el Impuesto Inmobiliario/ABL se estima recaudar $ 56.646,8 millones, representando el 6,7% del total de los Ingresos Tributarios para el 2022. En el caso de este impuesto se continuará aplicando la metodología implementada durante los últimos dos años, a través de la cual la actualización de este tributo estará en línea con la inflación.

Por el lado de las Patentes, se estima recaudar $ 38.458,8 millones, representando el 4,6% del total de los Ingresos Tributarios.

Beneficios para los contribuyentes

En lo que respecta al pago del ABL, los contribuyentes tendrán tres formas para abonarlo: por pago anticipado (se paga anualmente y no hay incrementos por inflación), débito automático (se le bonificará al 100% la última cuota del año a quienes se hayan adherido antes del 30 de junio del 2022) y pago mensual con descuento por buen cumplimiento de pago (dónde se le bonificará el 10% en cada cuota a los contribuyentes que hayan pagado en tiempo y forma a lo largo del 2021).

En el caso de las Patentes habrá un descuento del 10% para quienes paguen por anticipado todo el año; también se implementará el pago mensual con descuento por buen cumplimiento de pago (que se aplicará igual que en el caso del ABL); y una bonificación del 50% con el pago por débito automático en la última cuota bimestral a quienes se hayan adherido antes del 30 de junio.

Debido a la crisis económica que atraviesa el país, el GCBA estableció beneficios para aquellos vecinos que eran buenos contribuyentes pero que durante la pandemia no pudieron hacerle frente a sus obligaciones impositivas: a partir de ahora se le brindará la oportunidad de acceder a una bonificación del 5% a los contribuyentes que durante el 2022 paguen en término el ABL y la Patente, independientemente de su comportamiento tributario anterior. Además habrá una bonificación del 5% para quienes paguen a término y habrá recargos del 5% en cada cuota para quienes paguen fuera del plazo establecido.

A su vez se mantendrá la exención total o parcial de ABL para jubilados y pensionados; ABL y Patentes para personas con discapacidad; Ingresos Brutos para el primer emprendimiento con dos empleados: 100% de beneficio para el primer año y 50% para el segundo; IIBB para profesiones liberales universitarias, actividades didácticas y/o pedagógicas, y actividades artísticas y/o culturales, entre otras; y exenciones diversas para las empresas que se instalen en los Distritos Tecnológico, Audiovisual, de Diseño, del Deporte, de las Artes y del Vino.

Además se sumarán dos nuevas exenciones: una sobre el 100% del Impuesto sobre los Ingresos Brutos a los jardines maternales y otra sobre el 100% del Impuesto sobre los Ingresos Brutos durante el primer año a los nuevos inscriptos en la Categoría Régimen Simplificado.

En este último caso también se establece una exención del 50% durante el segundo año. Entre los beneficiados por esta medida se encuentran personas físicas que facturen hasta $ 2.600.000 al año. Esta exención les permitirá ahorrar hasta $ 78.000 anuales o $ 13.000 bimestrales.

Comunicado-de-Prensa-Presupuesto-2022-GCBA

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password