Un antes y un después

Con un diseño moderno y mucha tecnología, este Sport Utility mediano argentino viene a competir en un segmento que cada vez ofrece más y mejores propuestas.

Por Roberto Nemec 

Este primer SUV que sale de la planta de VW de Pacheco fue lanzado en mayo de 2021. Para ello la marca invirtió más de 650 millones de dólares para radicar la plataforma MQB-A y para modernizar varios procesos de producción. 

El modelo se comercializa aquí en las versiones Comfortline, Highline y Hero, siendo la del medio la que probamos en esta oportunidad.

Exteriormente el Taos presenta un diseño sobrio que sigue la línea de los ya conocidos T-Cross o Nivus, aunque se destaca por algunas soluciones un poco más audaces en cuanto a diseño. 

Además de una línea de led horizontal, adelante se caracteriza por los faros led con tecnología IQ Ligh que, además de ser direccionales y adaptativos, brindan una mayor luminosidad. 

Adentro se advierte un habitáculo muy amplio y de materiales de muy buena calidad y terminación, aunque se nota también la abundancia de plásticos duros. 

Con butacas delanteras muy cómodas, la posición de manejo es más que aceptable para cualquier talla de conductor. Eso se logra gracias a las regulaciones eléctricas del asiento y a los movimientos, tanto en altura como en profundidad de la columna de dirección. 

El tablero de instrumentos es digital y ofrece variada información a través de simulados relojes analógicos con la computadora de a bordo en el centro. Asimismo, presenta varios modos de visualización y de colores, estos últimos configurables. Eso mismo sucede con la iluminación del ambiente, con una tira que recorre toda la parte delantera.

La parte trasera del Taos es una de las más espaciosas del segmento: lugar de sobra para las piernas y suficiente altura de la cabeza al techo sumado a un generoso ancho para las caderas de los tres pasajeros, que a su vez cuentan con salidas de aire y un eventual apoyabrazos para cuando viajan dos personas, cuyo hueco hace cumple la función de “pasaesquíes”. 

El baúl, con 498 litros, es de los más grandes del segmento. Debajo de la alfombra aloja la rueda de auxilio, que lamentablemente es temporal. 

El Taos viene con una sola motorización. Se trata del moderno 1.4 TSI, conocido por impulsar modelos como Golf, Vento y Tiguan, entre muchos otros del grupo VW. De reducida cilindrada, este motor naftero de cuatro cilindros con turbo de inyección directa entrega nada menos que 150 CV y un torque de 250 Nm.

Tales características se reflejan en una velocidad máxima de 197,6 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos. Por otro lado, la cifra de elasticidad, fue de 80 a 120 km/h en unos correctos 7,2 segundos. 

Para lograr estos valores también interviene la caja Tiptronic de seis marchas, cuyo funcionamiento nos pareció muy acertado, tanto para la ciudad, como para rutas y autopistas. Esta transmisión del tipo convertidor de par interviene solamente sobre el eje delantero. El comando de las marchas se puede realizar también de manera secuencial, a través de las levas ubicadas detrás del volante. 

Con una sexta bastante demultiplicada que, como el resto de las velocidades, aprovecha el alto torque que obtiene entre las tempranas 1.400 y las 3.800 vueltas, logra valores de consumo muy buenos para la ruta y no desentona en el uso urbano. De esta manera obtuvimos la cifra de 16,4 km/l a 90 km/h; 13,3 a 120 km/h y 10,6 para la ciudad. Todo esto circulando en el modo de conducción ECO, uno de los tres posibles, junto con el Confort y Sport. El Taos también cuenta con el sistema de arranque y parada Start & Stop y la recuperación de energía de frenado. 

Cuenta con suspensiones bien equilibradas, tanto para lograr un gran confort de marcha, como para desenvolverse muy bien a velocidades máximas legales. En esto colaboran la buena pisada y el apropiado perfil de los neumáticos 215/55 en llantas de 18 pulgadas y la suspensión trasera tipo Multilink que le otorga una estabilidad única a la hora de encarar todo tipo de curvas. 

También son oportunos los discos de frenos delanteros y traseros con los que logra detener por completo sus 1.420 kilos desde los 100 km/h en una cortísima distancia para un familiar de 41 metros. 

Mención aparte en este ítem merecen las asistencias a la conducción, en este caso compuestas principalmente por el freno autónomo de emergencia con detección de peatones, el asistente activo para salida de estacionamiento, el indicador de punto ciego y el control de velocidad de crucero adaptativo. No cuenta con la alerta para el mantenimiento de carril.

Completan la lista de seguridad, los seis airbags, el indicador para el control de presión de neumáticos, el control de estabilidad y tracción y los sensores de estacionamiento delanteros y traseros, entre otros elementos. 

La dotación de confort de esta versión cuenta en lo destacado con climatizador bizona, techo panorámico eléctrico, cargador inalámbrico para smartphones, tapizados de cuero, el sistema de apertura y encendido sin llave, volante multifunción, espejos térmicos rebatibles en forma eléctrica, entre otros tantos ítems. 

El Taos también se caracteriza por el sistema multimedia VW Play de 10 pulgadas con pantalla táctil, que brinda información tal como la cámara de marcha atrás, la computadora de a bordo, la visualización de algunas aplicaciones del celular mediante las conexiones Android Auto y Apple CarPlay. 

Con un valor de 5.813.100 pesos, este modelo se ubica en lo más alto de un segmento que, como ya dijimos, es uno de los más competitivos de nuestro mercado. La garantía de este VW es de tres años o 100.000 kilómetros.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password