Senado: el interbloque JxC sumó dos aliados y quedó cerca del FdT

La bancada opositora pasó de 31 a 33 miembros, tras sumar al salteño Juan Carlos Romero y la neuquina Lucila Crexell.

Finalmente los convencieron. El interbloque Juntos por el Cambio en el Senado sumó a dos senadores más, que en los últimos dos años venían actuando como aliados, pero no estaban dentro del mismo espacio.

Se trata del salteño Juan Carlos Romero y de la neuquina Lucila Crexell, quienes en 2019 fueron electos en sus respectivas provincias a través de la boleta que llevaba el sello de la principal alianza opositora. Cada uno conservará su propio monobloque.

De esta manera, el interbloque que ahora comandará el mendocino Alfredo Cornejo tendrá 33 miembros, esto es dos por debajo de los 35 que posee el Frente de Todos, que este viernes perdió la mayoría de la que ostentó durante el primer período del gobierno de Alberto Fernández.

Es decir, el Frente de Todos quedó a dos del quórum (37) y Juntos por el Cambio, a cuatro.

Romero y Crexell conformaban hasta ahora el interbloque Parlamentario Federal junto a la riojana Clara Vega, quien reemplazó a la radical Inés Brizuela y Doria cuando ésta asumió como intendenta de La Rioja Capital. Enojada por cómo se dio su asunción -fue a la justicia para reclamar por el tema de la paridad de género-, Vega no se incorporó luego a JxC y mantiene actualmente su propio espacio, llamado Mediar Argentina.

En el Parlamentario Federal también estuvo el fallecido Carlos Reutemann, cuyo reemplazo, la santafesina Alejandra Vucasovich, ya se había sumado en los últimos meses a JxC. Su mandato venció este viernes.

En 2019, Crexell había vivido una situación particular, cuando ante la muerte de Horacio “Pechi” Quiroga -a días de la elección- el radicalismo fue a la Justicia para que el primer lugar de la lista lo ocupe quien figuraba tercero, y no ella que estaba segunda. Así, la UCR de Neuquén quería que encabece Pablo Cervi, quien paradójicamente es hoy diputado nacional y uno de los “rebeldes” que se fue al bloque Evolución, que se escindió de la bancada radical.

Finalmente, un fallo de la Corte Suprema le dio la razón a la senadora que, molesta con los radicales, no se sumó al interbloque opositor en ese momento.

De esta manera, el nuevo Senado quedó conformado por el Frente de Todos, con 35 integrantes; Juntos por el Cambio, con 31; y cuatro monobloquistas: Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), Magdalena Solari Quintana (Misiones), Alejandra Vigo (Hacemos por Córdoba) y Clara Vega (Mediar Argentina).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password