En el marco de un homenaje a las víctimas de diciembre de 2001, Iglesias reivindicó a De la Rúa

Desde la izquierda y el kirchnerismo homenajearon a los muertos de hace 20 años. El diputado de JxC les salió al cruce.

Desde la izquierda, los diputados Nicolás del Caño y Romina del Plá homenajearon este jueves a las víctimas del 19 y 20 de diciembre de 2001. El primero, sostuvo que esos episodios terminaron con “un gobierno como el radical de Fernando de la Rúa, en una enorme movilización popular, que vino a administrar ese fin de la década neoliberal del menemismo, y en aquel momento también la Argentina estaba bajo el dominio del Fondo Monetario Internacional”.

Del Caño sostuvo que “lo que sucedió esa noche del 19 de diciembre de 2001 fue una acción democrática enorme. Cuando se decretó el estado de sitio por parte de De la Rúa, apoyado por los gobernadores del PJ, el pueblo salió así a las calles a decir que no al estado de sitio”.

Recordó también lo que definió como “los levantamientos del hambre”, como definió a los saqueos que se registraron entonces en todo el país. “Es muy importante sacar conclusiones de esa movilización enorme”, agregó, y lo trajo al pesente advirtiendo que “hoy nos dicen que no hay otra alternativa que pagar esa deuda fraudulenta que nos dejó el Gobierno de Macri, y seguir con las mismas recetas de endeudamiento y de fuga de capitales”.

A continuación, Romina del Plá homenajeó también “a todas las víctimas de esa represión de Estado, con los francotiradores en los edificios de la 9 de Julio, con todas las fuerzas represivas intentando frenar con balazos y granadas de gases lacrimógenos una enorme rebelión popular que no se podía detener con represión”.

La diputada del PO reivindicó que “en medio de un estado de sitio, la población no dudó en salir a la calle, porque el reclamo era terminar con esa situación a la que nos había llevado el Gobierno de De la Rúa y (Domingo) Cavallo, que en realidad era el cierre del gobierno menemista”. A su juicio, “fue esa rebelión popular puesta en la calle la que obligó a estas renuncias de De la Rúa y Cavallo”.

Para Del Plá, esa rebelión “no fue un hecho aislado en la historia del movimiento obrero argentino”, por cuanto también rindió homenaje a los 100 años de la huelga patagónica. “Que debería darles enorme vergüenza a muchos de los aquí presentes, que reivindican a gobiernos y al Estado que fusilaron a 1.500 obreros rurales en la provincia de Santa Cruz. Por eso, cuando mencionaba que De la Rúa fue el fin del ciclo del menemismo es importante, porque indica también que la propia burguesía que conduce este país y sus partidos pasaron de la reivindicación de la reducción del Estado y la privatización de todo, al cambio de frente luego de esta crisis, que es la del ‘Estado presente’. Y nosotros denunciamos la impostura de este planteo del Estado presente, porque en realidad se trata de una subordinación general de todos los recursos a los intereses del Fondo Monetario”.

La diputada concluyó llamando a “seguir organizándonos de forma independiente, porque nuevos capítulos de rebeliones populares están por desenvolverse en la lucha por un gobierno de las y los trabajadores”.

Mensaje desde el kirchnerismo

A continuación, la diputada del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires María Rosa Martínez homenajeó a las víctimas de la represión de esos hechos de los que se cumplen 20 años y recordó “el valor de la resistencia popular y la lucha, que no empezó esos días, sino que venía siendo ampliamente manifestado a lo largo y ancho del país”, citando los casos de Cutral-Có, o los ingenios azucareros, que mostraron “la capacidad de nuestro pueblo de resistir a las políticas neoliberales y de exclusión”.

“Como dijo nuestra vicepresidenta en el Día de la Democracia, son las víctimas del Fondo Monetario Internacional las que generan esa política de ajuste, represión y desocupación que venimos sufriendo. Ese es el resultado de los endeudamientos en nuestro país. El resultado de la no democracia del FMI, que nos pone contra la pared cuando queremos salir adelante”.

El cierre con Iglesias

Por último habló Fernando Iglesias, en este caso para homenajear al expresidente Fernando de la Rúa. “Ya que estamos en las conmemoraciones de diciembre, me parece justo homenajear al presidente Fernando de la Rúa, que fue un mal presidente, pero fue un hombre honesto”, reivindicó.

“Escucho nombrar a las víctimas de diciembre 2001 y me apiado de ellas”, comenzó, pero recordó que de las 38 que hubo, solo 7 se registraron en la Ciudad de Buenos Aires, el único distrito cuya seguridad estaba en manos de fuerzas federales. En cambio, aclaró, diez fueron “en la Santa Fe de Reutemann, gobierno justicialista; 11 en la Buenos Aires de Ruckauf, gobierno del PJ; 3 en la Córdoba de De la Sota, gobierno justicialista; uno en el Tucumán de Miranda, gobierno justicialista”.

“¿Saben quién fue el único que fue a juicio? De la Rúa. ¿Y saben qué dijo la justicia? Que era inocente -continuó-. ¿Y saben qué fue lo que pasó? Voy a dar la versión de ustedes, la de Cristina Kirchner, de un video del 23 de diciembre de 2013. Había saqueos en Bariloche y la presidenta habló por cadena y dijo que había un manual de saqueos y desestabilización de gobiernos del Partido Justicialista, y especialmente del Partido Justicialista bonaerense. Y eso fue lo que pasó: el mismo peronismo que levantó a la gente contra un gobierno constitucional, fue el que lo reprimió con sus policías provinciales, y nadie fue a juicio. El único, De la Rúa, por eso reivindico su memoria”.

Luego le apuntó a la izquierda recordándole “a los compañeros del furgón de cola del peronismo, que se dicen trotskistas, que la pobreza en ese momento, 2001, era del 37,3%. Un año después, gobierno de Duhalde, era del 58,5%: aumento del 50% en un solo año, y nadie salió a la calle, compañeros, camaradas”. Recordó que la indigencia también se había duplicado durante 2002 y que “ningún camarada salió a la calle”, ni tampoco cuando el corralito se transformó en corralón.

“A los camaradas que vienen a corrernos por la reforma previsional, les recuerdo que esa reforma les hubiera dado a los jubilados mucho más que lo que reciben ahora, y nos tiraron 14 toneladas de piedras”, agregó Iglesias, para concluir advirtiendo que “lo último que necesita la Argentina es que en la Cámara de Diputados, que es la representación de la democracia, haya manifestaciones de apoyo al golpismo, y lo que hubo en el 2001 fue un golpe de Estado contra un presidente de la Nación, que, repito, habrá sido muy malo, pero era un presidente constitucional y un hombre honesto”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password