Bienes Personales: la jugada que viene en Diputados

Ahora será enteramente de la oposición la responsabilidad de reunir el quórum este martes y aprobar el aumento del mínimo no imponible.

Previamente a la sesión habrá una reunión de Presupuesto en el mismo recinto. (Foto: HCDN)

Pasada la maratónica sesión de Diputados en la que se trató el Presupuesto 2022 y que concluyó de manera tan polémica, la Cámara no tendrá descanso. Por el contrario, la que se presumía que sería la última sesión del año y -por lo que podía intuirse, por bastante tiempo- dejó abierta la obligación de una nueva reunión del Cuerpo en vísperas de las fiestas navideñas, para tratar un tema contrarreloj.

Se trata de un aumento del mínimo no imponible para Bienes Personales, que elevará el monto de 2 a 6 millones de pesos. El proyecto, si resulta aprobado, no deberá volver después al Senado, pues precisamente de allí viene. En efecto, fue aprobado allí el pasado 28 de octubre por unanimidad, y no se trata, como cualquiera podría imaginar, de una iniciativa de la oposición, sino que nació en el seno del bloque oficialista de esa Cámara. Lo impulsó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de entonces, el hoy exsenador cordobés Carlos Caserio, pero no cuenta con la anuencia del Palacio de Hacienda, razón por la cual fue cajoneado.

En su momento, el ministro Martín Guzmán logró que la alícuota señalada se bajara de 8 a 6 millones, pero una vez pasó a la Cámara de Diputados, el tema quedó cajoneado. Vinieron las elecciones primero y después toda la atención se la llevó el Presupuesto, que de todas maneras recién fue abordado la semana pasada.

Los diputados lograr forzar su tratamiento a través de una moción presentada antes de abocarse al debate del Presupuesto, a instancias de la diputada del Frente Pro Silvia Lospennato. La secretaria Parlamentaria de JxC solicitó el emplazamiento de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por Carlos Heller, para tratar Bienes Personales. Los argumentos reglamentarios en los que se basó datan de un antecedente registrado el 14 de julio de 2010, y fue lo que terminó votándose, con el resultado de 130 votos a favor y 116 en contra. Fue la primera derrota legislativa que sufrió el Frente de Todos después de las elecciones generales. Y la primera de las dos derrotas que experimentó la bancada que conduce Máximo Kirchner durante esa prolongada sesión.

Esta sesión fue convocada por la oposición para las 14 del martes, a través de una nota suscripta por Silvia Lospennato, Cristian Ritondo, Mario Negri, Rodrigo de Loredo, Horacio García Aresca, Juan Manuel López, Carlos Gutiérrez, Enrique Estévez, José Luis Espert y Javier Milei, y las autoridades de la Cámara baja le dieron curso inmediatamente.

El proyecto necesita ser convertido en ley antes de fin de año para poder entrar en vigencia, de ahí semejante premura.

Previamente a la sesión deberá cumplirse con el trámite reclamado el jueves por Lospennato: la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que deberá emitir dictamen. Será a las 13, en el mismo recinto de la Cámara de Diputados, que minutos después será escenario del debate correspondiente.

Durante el fin de semana la oposición mantuvo contactos permanentes para asegurar el número necesario para reunir el quórum y sesionar. No se descarta que el oficialismo termine convalidando la aprobación, difícilmente quieran regalarle esa ley que, repetimos, nació en el propio oficialismo. Pero se escucharán lógicos reclamos reglamentarios como el de que por tratarse de una modificación impositiva, debería haber arrancado en la Cámara baja.

Lo que no faltarán serán seguramente los pases de factura en una sesión que, por cómo quedó la relación el viernes, será de alta tensión.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password