El oficialismo propuso modificaciones al proyecto del Senado que la oposición rechazó

A través de Carlos Heller se anunció la intención de cambiar el proyecto debido a su elevado costo fiscal, pero desde JxC adelantaron su rechazo porque eso implica elevar impuestos.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja se reunió este martes a partir de las 13.29 para emitir dictamen respecto del proyecto a llevar al recinto y en ese marco el oficialismo no presentó un nuevo proyecto sino que anunció el deseo de modificar el proyecto proveniente del Senado sobre Bienes Personales.

Al cabo de la reunión, el oficialismo se alzó con el dictamen de mayoría, con 25 firmas correspondientes a los 24 diputados del FdT y la del misionero Diego Sartori, del interbloque Provincias Unidas.

“Nosotros hemos estado trabajando en el contenido de ese proyecto y nuestro bloque va a emitir un dictamen con el proyecto del Senado, introduciéndole algunas modificaciones”, arrancó el titular de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, que detalló que a juicio del oficialismo el problema del proyecto venido en revisión desde el Senado “tiene un problema que es el elevado costo fiscal y no tiene herramientas para intentar corregirlas”.

En ese sentido señaló que el proyecto del Senado incrementa el déficit por la disminución de las percepciones al subir de 2 a 6 millones el mínimo no imponible, y también para la viviendas de casas particulares (vivienda única) de 18 a 30 millones”.

“En lo esencial estamos manteniendo esos dos valores: 6 millones para las personas y 30 para los inmuebles, y la suba de 18 a 30 millones”, agregó Heller, quien precisó que el beneficio alcanza a alrededor de medio millón de personas.

Para morigerar el impacto de ese mayor costo fiscal, o menor percepción para las arcas del Estado, Heller anticipó que propondrían aumentar la alícuota para aquellos patrimonios que superan los 100 millones, que alcanzaría a unos 16 mil contribuyentes, calculó. “Son los que tienen declaraciones superiores a los 100 millones, que pasarían a pagar una alícuota de 1,5 y no 1,25%, como es en la actualidad”, señaló Heller.

Entre los bienes excluidos se encuentran títulos, bonos y demás títulos emitidos por la Nación, las provincias, municipios y Ciudad de Buenos Aires. También depósitos en moneda argentina y extranjera en las instituciones bancarias, a plazo fijo, caja de ahorro y cuentas especiales.

El titular de la comisión señaló que estaban incorporando una cláusula que mantiene el 2,25% sobre los bienes en el exterior; esto es, no estaban aumentando nada, sino que estaban incorporando la misma porque al caerse el Presupuesto, necesitaban incorporar esa situación a las normas vigentes.

“Estaríamos manteniendo también el ajuste por índice de precios al consumidor”, señaló respecto de los temas que ya incluye el proyecto del Senado, y enfatizó que esencialmente lo que estaban introduciendo son esos dos cambios: subir de 1,25 a 1,50% la alícuota para las propiedades y reestableciendo lo de los fondos en el exterior.

“Nuestro cálculo es que el impacto de estas medidas si no se tomaran estas modificaciones, según la Oficina de Presupuesto del Congreso, sería de 31.600 millones de pesos, de los cuales el 54% corresponde a las provincias (17 mil millones), más las cajas provinciales, que son otros 1.959 millones de pesos, lo cual eleva al 60% lo que las provincias perderían de percibir si esto se aprobara como vino del Senado”.

Por último, Heller aclaró que hay un compromiso del Senado para sesionar el 29 de diciembre, para el caso de que el proyecto que se apruebe sea el que tiene modificaciones, y así permitir que se convierta en ley este año.

Desde la oposición el primero en hablar fue el diputado Alejandro Cacace (Evolución Radical – San Luis), quien sostuvo su rechazo enfatizando que “vinimos a bajar impuestos, no a subirlos. Nuestro compromiso fue para subir el mínimo no imponible y evitar que 445 mil contribuyentes pasen a ser sujetos de este impuesto. Pero no estamos dispuestos a convalidar las subas de impuestos, y aquí veo que estamos haciendo exactamente eso”.

Cacace señaló que estaban aumentando la alícuota al 1,5% y además introduciendo a una ley ahora en discusión el artículo 82 del Presupuesto que habían rechazado el viernes pasado, donde se establecía la prórroga de la facultad para alícuotas diferenciales para bienes situados en el exterior. “Veo que lo están buscando restablecer en el artículo 4 de esta ley”, apuntó Cacace, concluyendo que “fuimos claros y explícitos en que no compartimos esas facultades. Solo el Congreso de la Nación impone contribuciones en el territorio de la Nación, no el Poder Ejecutivo. No compartimos su delegación”.

A continuación, su compañero de bancada Martín Tetaz advirtió que desconocía si existe algún antecedente respecto de un Congreso cuyo Senado aprueba y un mes después de las elecciones el propio oficialismo quiere introducirle modificaciones a lo que ya venía con unanimidad del Senado.

En el marco de una serie de consideraciones, Tetaz sostuvo que había dos discusiones distintas: uno sobre aumentos de impuestos por inflación y otra sobre cuál es el nivel de impuestos que debe tener la Argentina. “El problema es que lo que hizo el Senado es esencialmente devolverle a la gente lo que corresponde, lo que no debió haberle sacado nunca”, señaló y agregó que “en la discusión de fondo sobre el nivel de la alícuota tampoco estamos de acuerdo con que los impuestos de características patrimoniales sean recaudados por el Estado nacional, porque son potestad de las provincias. Es una base tributaria de las provincias, devolvámosle a las provincias toda la base imponible de impuestos”.

Por su parte, Heller le aclaró que el oficialismo proponía reducirle la imposición a esos 440 mil contribuyentes y aumentarle a solo 16 mil, “para que quede constancia de lo que estamos hablando”, agregó. Y precisó que “la facultad que da al Ejecutivo sobre bienes del exterior es para reducir, no para aumentar. La cuota la fija el proyecto y la facultad del Ejecutivo es la de reducir esas alícuotas”.

“Nosotros estamos restaurándola porque entendemos que los que tienen dinero en el exterior paguen más que los que la tienen en el exterior, es lógico, queremos que la traigan. Del mismo modo que queremos que los que tienen dinero en el exterior paguen más que los que la tienen acá. Es lógico, queremos que la traigan, del mismo modo que queremos que la traigan los que la tienen en paraísos fiscales. Ustedes tienen todo el derecho de defenderlos y nosotros el de pedirles que la traigan”.

Por su parte, el vicepresidente de la comisión, Luciano Laspina anticipó la postura de insistir con la media sanción proveniente del Senado. Primero, por razones de urgencia, dijo, y aclaró que relegaban a un segundo plano el debate sobre cuál debía ser la cámara de origen de un proyecto de esas características, “porque creemos que las urgencias lo ameritan”. Y en segundo lugar, continuó, “porque el dictamen del oficialismo implica aumento de impuestos; me retrotrae al debate de las grandes fortunas. Ya dimos ese debate, que generó una estampida de contribuyentes”.

Destacó que hay gente que tiene patrimonios importantes, pero bajos ingresos, y ejemplificó: una casa bien valuada de quien trabajó en puestos importantes toda la vida, pero ahora vive de su jubilación, y probablemente no pueda pagar el impuesto que buscan imponerle. “Por eso en el mundo los impuestos patrimoniales han ido desapareciendo”, agregó, concluyendo que el Senado representa a las provincias, mientras que los diputados lo hacen al pueblo argentino. Y “la Cámara alta se ha expresado por unanimidad; no representemos ahora a las provincias, ya dictaminaron ellos. Las provincias ya dijeron que están dispuestas a ceder esos recursos”.

Fue luego el turno de Laura Rodríguez Machado, quien justamente votó el 28 de octubre pasado la media sanción del Senado. Recordó que se trata de un proyecto que impulsó un comprovinciano del oficialismo, Carlos Caserio, y que los miembros del Frente de Todos hablaron esa vez y votaron a favor del proyecto. “Si ustedes son del mismo partido que los senadores que yo escuché el mes pasado en el Senado, no queda otra que no dilaten más y le den una sanción completa al proyecto que viene del Senado”, concluyó.

Luego de que el diputado Gerardo Milman leyera para argumentar lo expuesto desde el oficialismo en el Senado sobre esa misma ley, habló por el oficialismo el diputado Itai Hagman, quien se manifestó convencido de que estaban discutiendo uno de los impuestos más progresivos que hay en la Argentina y el mundo.

Y cargó contra la oposición diciendo que para ellos vale más “defender a 16 mil grandes patrimonios que a medio millón; no me sorprende, porque lo que ordena a algunos bloques es defender a los grandes patrimonios y encima a los que tienen patrimonios afuera”.

A continuación propuso una modificación “para mejorar la progresividad de este impuesto”. Y sugirió incorporar a los que tienen patrimonios por encima de los 300 millones de pesos una alícuota de 1,75%. “Estamos hablando de un universo mucho más chico, equivalente a las grandes fortunas, lo cual permitiría mejorar la recaudación del Estado, mejorar el problema del déficit fiscal y quiero decirles que sin no acompañan este dictamen va a aumentar el déficit fiscal, no bajar”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password