El contrapunto de Lousteau y Di Tullio sobre los fondos en el exterior

El senador de JxC cuestionó la posibilidad otorgada por el proyecto sobre Bienes Personales para incrementar el gravamen de manera permanente y la senadora K le contestó, pero terminó celebrando sus coincidencias.

Di Tullio y Lousteau intercambiaron opiniones durante la reunión. (Fotos: Comunicación Senado)

En su intervención durante la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, el senador nacional Martín Lousteau se refirió a los fondos puestos por los argentinos en el exterior y recordó que muchas provincias, teniendo en cuenta la inestabilidad del país, decidieron tener el dinero en el exterior “para protegerse de las consecuencias que puede tener la economía”. De ahí que pidió entender porqué la gente no quiere ahorrar en nuestra moneda: “Porque ve que el proceso genera consecuencias muy gravosas. Si quisiéramos empezar a evitar esos comportamientos, deberíamos tener una mejor conversación sobre la economía”, expresó, para agregar luego que “cuando lo que hacemos es delegar facultades para modificar las estructuras tributarias, generamos un efecto no querido que vuelve a traer consecuencias no deseadas”.

Más adelante la senadora Juliana Di Tullio le contestó puntualmente al legislador de Juntos por el Cambio, de quien dijo que siente afecto. “También sabés que hay coincidencias varias con lo que pensás”, le expresó, recordándole que fue presidente de un banco público, en referencia al Provincia. Y apuntó: “Debe haber diferencia entre el depósito de los argentinos en los bancos argentinos y sobre todo públicos, y depósitos en el exterior cubriéndose de no sé qué, pero bueno, está bien, son legales. Se está subiendo esa alícuota de tributo porque la compensación de algún lado tiene que salir, y sale de donde más se acumula, donde más hay”.

“Entonces, en ese sentido es una discusión filosófica, pero no es una discusión para dar en términos de un rechazo total a un artículo… Pero bueno, si ustedes se quieren poner en una posición de defender a los que tienen más capacidad de ahorro, y además en dólares, y además en el exterior, bueno, es una posición supongo que incómoda, pero es atendible, por el electorado, o por el pensamiento que sostienen. Me sonó raro en alguien que yo creo que tiene un pensamiento absolutamente distinto del que acaba de expresar”.

Más adelante volvió a tomar la palabra Lousteau para aclarar que existe una diferencia entre los fondos depositados en el país con los del exterior, y ejemplificó: “Un plazo fijo no está gravado. Plazo fijo en un banco argentino no está gravado, entonces ya existe una diferencia”.

“¿Estamos de acuerdo o no con gravar más a los que tienen fondos en el exterior? Podemos estar de acuerdo, el tema es la delegación. Porque yo leo el artículo y no me queda claro qué pasaría si mañana, como el Gobierno puede reducir las alícuotas, una delegación que es permanente a partir de ahora, permanente, viene otro gobierno y dice: ‘Voy a cobrarle 0 a los que lo traigan. Si lo traen, voy a cobrarle menos de lo que tenían acá originalmente.

¿Eso es posible? Yo creo que sí, y me parece que es una mala delegación, porque sería, no un blanqueo, y vos hiciste una muy buena diferencia entre aquellos que los tienen declarados y aquellos que tienen fondos afuera adquiridos ilegalmente y no declarados, con lo cual es una doble delito. Hacemos la diferencia. Eso sería similar a un blanqueo, solo que con un incentivo a repatriación, donde el que lo sacó inclusive va a pagar menos que el que lo deja acá adentro”.

“¿Es posible de acuerdo a la letra de la ley? –se preguntó-. A priori me parece que sí, habría que peinarlo bien. Me parece que la delegación de este tipo de facultades de manera permanente es una mala delegación, además que no soy abogado, no tengo claro si se puede hacer permanentemente. Porque después viene un gobierno con un signo totalmente contrario, con una mayoría transitoria, y con esa misma delegación hace exactamente lo contrario”.

Di Tullio le respondió que el artículo no dice que la delegación sea permanente. “No es lo mismo, no tiene tiempos. No es lo mismo que la permanencia infinita”, dijo, alegrándose a continuación de que “sigamos coincidiendo en términos filosóficos. Vos no estás en desacuerdo con aumentar el gravamen, lo que sí no estás de acuerdo es en ponerlo en este dictamen y que sea una facultad delegada”, interpretó.

Y consideró que “es un cambio de discurso interesante. Me alegra que con vos siga coincidiendo en eso que hemos discutido durante muchos años. Me encanta que me hayas aclarado que seguís pensando lo mismo: que hay que gravar un poco más los fondos en el exterior. Y además, que nos pueden ayudar en que esos fondos que no estén exteriorizados y son ilegales, puedan ser declarados legalmente. Ayúdennos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password