El presidente firmó junto a los gobernadores el nuevo Consenso Fiscal

La firma del documento se concretó este lunes en la Casa Rosada. Mediante el pacto se habilita a las provincias a crear o aumentar impuestos. Rodríguez Larreta no asistió.

El presidente Alberto Fernández encabezó este lunes la firma del nuevo Consenso Fiscal, mediante el cual las provincias quedarán habilitadas a crear o aumentar impuestos locales.

Del acto, que se realizó en Casa Rosada, participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; y gobernadores y vicegobernadores de todo el país.

El que tuvo ausente, pero con aviso fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien en declaraciones públicas sostuvo que “en la Ciudad no vamos a subir impuestos”.

El jefe de Estado planteó: “Celebro que hayamos logrado el consenso de 23 jurisdicciones y lamento que haya quedado sin firmar la ciudad de Buenos Aires, porque cuando se llevaba los puntos de coparticipación lo hacía sin consensos”.

En su discurso, Fernández ponderó la puesta en marcha del nuevo consenso fiscal porque “implica un paso más para garantizar un crecimiento equilibrado en toda la Argentina, preservando la autonomía de las provincias y profundizando el sistema federal”.

Además, convocó a los gobernadores y las gobernadoras a reunirse el próximo 5 de enero con el ministro Martín Guzmán para “explicarles en qué punto estamos en la discusión con el FMI y que todos estemos al tanto de lo que estamos haciendo”.

“Este acuerdo nos sirve mucho en la discusión que tenemos con el Fondo porque nos muestra un país que proyecta el futuro en términos fiscales racionales y con el consenso de todos los gobiernos provinciales, así que les agradezco desde ese lugar porque nos ayuda mucho a demostrar que estamos trabajando con el acuerdo, con la participación de todos y buscando consensos”, consideró el presidente de la Nación.

Y sumó: “Es importante poner en debate buscar la progresividad del sistema recaudatorio, y que paguen los que más tienen y dejen de pagar los que menos tienen, y en ese sentido que en 2022 podamos poner en discusión un impuesto como el de herencia es muy interesante”.

Por su parte, De Pedro señaló que el consenso “les devuelve autonomía a las provincias y equilibra la situación impositiva”. “Es un consenso que sirve mucho, sobre todo en la colaboración fiscal entre las provincias para la simplificación y modernización del sistema tributario federal”, indicó.

El ministro también destacó que el acuerdo “no aumenta impuestos, sino que pone topes a la suba de impuestos, es decir que todos los gobernadores y gobernadoras que están firmando este consenso fiscal están autolimitando la suba de impuestos”.

Firmaron el nuevo acuerdo los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires); Raúl Jalil (Catamarca); Jorge Capitanich (Chaco); Gustavo Valdés (Corrientes); Gerardo Morales (Jujuy); Ricardo Quintela (La Rioja); Rodolfo Suárez (Mendoza); Oscar Herrera Ahuad (Misiones); Omar Gutiérrez (Neuquén); Arabela Carreras (Río Negro); Gustavo Sáenz (Salta); Sergio Uñac (San Juan); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Omar Perotti (Santa Fe); Gerardo Zamora (Santiago del Estero), además de la vicegobernadora de Tierra del Fuego, Mónica Urquiza; la vicegobernadora de Entre Ríos, María Laura Stratta; el vicegobernador de Córdoba, Manuel Calvo, y el vicegobernador a cargo del Ejecutivo de Tucumán, Osvaldo Jaldo.

Asistió también al acto el mandatario de La Pampa, Sergio Ziliotto, cuya provincia, junto con la de San Luis, no había adherido al Consenso que se suscribió durante el Gobierno del expresidente Mauricio Macri, y por eso no necesitan actualizar los parámetros del acuerdo.

A partir del nuevo pacto, las jurisdicciones podrán aplicar alícuotas máximas para el impuesto sobre los Ingresos Brutos; y para las transferencias de inmuebles y automotores.

En cuanto al endeudamiento, las provincias solo podrán incrementar el stock de deuda en moneda extranjera en los casos de líneas de financiamiento con organismos bilaterales o multilaterales de crédito, desembolsos pendientes, incrementos de stock generados por administración de pasivos, canjes o reestructuraciones y amortizaciones de capital.

Mediante el nuevo Consenso se abre la posibilidad también de que las jurisdicciones reestablezcan el impuesto a la herencia, un tributo que había sido eliminado durante la dictadura militar.

Previamente, la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, explicó que el nuevo documento busca “dar más autonomía a las jurisdicciones y mayor estabilidad jurídica al sistema tributario argentino, ya que mantendrá vigentes las alícuotas establecidas en 2019, 2020 y 2021, por lo que ya no va a ser necesario el próximo año firmar un consenso por materia tributaria provincial”.

“El proyecto no autoriza aumentos de tributos, pero sí le confiere mayor estabilidad jurídica a todos los sectores que deben pagar impuestos y, por otra parte, también le da mayor estabilidad jurídica y certeza a los gobiernos provinciales”, sostuvo.

Y señaló que a partir de esta rúbrica “tendrán un tope máximo en las alícuotas”, entonces “volverán a contar con la autonomía que les quitó la gestión de Mauricio Macri con el consenso del año 2017″, dijo.

Por último, Batakis recordó que las provincias de La Pampa y San Luis “no firmaron en 2017 el Consenso Fiscal, por lo que no se ven en la necesidad de firmar hoy, pero acompañan la iniciativa”.

Una vez firmado, el Consenso Fiscal deberá debatirse, como cada año, en el Congreso.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password