La Legislatura sancionó la re reelección de intendentes y legisladores para las elecciones de 2023

El oficialismo y la oposición encontraron el equilibrio para avanzar en una modificación de la ley 14836, y se habilitan re reelecciones de intendentes y legisladores en las próximas elecciones del 2023.

En votación dividida, los legisladores de la provincia de Buenos Aires sancionaron el proyecto de ley que modifica la ley que limita las reelecciones de representantes, pero ahora se volverá efectiva a partir de 2023 para los intendentes y desde el 2025 para legisladores provinciales y locales.

En términos generales, en ambas Cámaras los legisladores massista, de la CC-ARI y los vidalistas se opusieron a la modificación de la ley 14836. En tanto que en el Senado se abstuvo el senador del FdT Francisco Durañona al igual que uno de las bancadas rotativas del FIT-U. Los tres diputados de Avanza Libertad votaron negativamente.

Hubo 24 votos negativos para el tratamiento en Diputados sobre 92 presentes; y en el Senado se contaron apenas unos 8 negativos; 4 massistas, 2 CC-ARI y 2 vidalistas.   

Según la normativa anterior, la ley ahora modificada, las re reelecciones no podían producirse en el caso de los intendentes en 2023, y en el caso de los legisladores ya se había cumplido en 2021.   

Dos proyectos de ley, uno presentado por el senador de Juntos Juan Pablo Allan y, otro de la senadora del FdT Gabriela Demaría, fueron la materia prima del proyecto que finalmente se sancionó en la legislatura luego del correspondiente debate.

Como se sabe, en el año 2016 la legislatura bonaerense decidió avanzar sobre uno de “los asuntos más emblemáticos de la política argentina, las reelecciones indefinidas adoptando el criterio más reciente del constitucionalismo moderno”, según se detalla en la fundamentación de la iniciativa sancionada ahora.

Para los autores de la iniciativa el objetivo de aquella propuesta fue “claro y la sociedad lo apoyo contundentemente, sin embargo, una ley clara terminó desdibujándose por las interpretaciones que desvirtúan claramente el espíritu de la ley”.

Según Allan y Demaría “muchos dirigentes, amparándose en el decreto reglamentario de la ley, Decreto 265/19, pensado para situaciones puntuales y excepcionales, utilizaron como herramienta generalizada la renuncia o licencia a sus cargos antes de cumplirse los 2 años de mandato para burlar la voluntad del legislador, ampliamente explicada en los debates parlamentarios, y así poder presentarse nuevamente a elecciones para el cargo al que habían renunciado”.

Este acto es visto como “una clara violación al principio de igualdad ante la ley ya que algunos podrán volver a presentarse a una tercera elección, mientras que los que cumplieron con el mandato popular no lo podrán hacer, increíblemente cumplir con el compromiso ante una sociedad que los voto y respetar la ley termina siendo un perjuicio político de cara a las próximas elecciones”, consignan. 

Por ello, en el artículo 3 de la norma sancionada se detalla que “el intendente y los concejales serán elegidos directamente por el pueblo, durarán en sus funciones el término de cuatro años y podrán ser reelectos por un nuevo período. Si han sido reelectos no podrán ser elegidos ni ocupar el mismo cargo, sino con intervalo de un período”.

Y se agrega “quedan comprendidos en la prohibición todos aquellos que hayan asumido su cargo por un segundo periodo sin importar que el mismo se haya sido ejercido total o parcialmente”.

También el proyecto modifica el artículo 7° de la ley 14836 que quedara redactado de la siguiente manera: “Los mandatos de intendentes, concejales, consejeros escolares, diputados y senadores que se hayan iniciado como resultado de las elecciones del año 2017 y 2019 serán considerados como primer período a los efectos de la aplicación de la presente Ley”.

En el caso de los mandatos que se hubieren iniciado como resultado de las elecciones del 2021, se computará “como primer período sólo en el caso que no haya ejercido un mandato inmediato anterior”.

Con esta nueva redacción la ley se entiende que quedará con “mayor claridad” que debe pasar “un periodo de 4 años si una persona quiere postularse por tercera vez para un cargo, independientemente del tiempo que haya ejercido efectivamente su segundo mandato una vez reelegido”, se afirma entre los argumentos. Pero al mismo tiempo, como efecto inmediato se habita la re reelección de intendentes, concejales, senadores y diputados, que fueron electos en 2015 y que por la ley original estaban impedidos de poder presentarse a una nueva reelección en las elecciones de 2023.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password