Gustavo Valdés repudió la marcha contra la Corte y lo calificó como una “embestida al sistema republicano”

El gobernador de Corrientes advirtió sobre la peligrosidad de la marcha contra la Corte Suprema y la responsabilidad de Alberto Fernández: “Es un ataque a la República y la seguridad jurídica del país”.

Tras conocerse la marcha que se organiza desde el oficialismo para pedir la renuncia de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el gobernador de Corrientes Gustavo Valdés repudió este intento destabilizador a uno de los poderes del Estado, calificándolo como una “embestida” contra el “sistema republicano de división de poderes” y pidió al presidente Alberto Fernández que así lo entienda, ya que el mandatario nacional defendió esta manifestación convocada por reconocidos dirigentes kirchneristas y ante este escenario, el gobernador correntino juzgó que “la inseguridad jurídica la provocan quienes nos gobiernan”.

Hace unos días se comenzó a promover a través de las redes sociales una movilización para el 1° de febrero, bajo la consigna de “echar” a los miembros de la Corte Suprema de Justicia, con la convocatoria explícita de reconocidos dirigentes del kirchnerismo, como Luis D’Elía, incluso con el apoyo público del viceministro de Justicia de la Nación, Martín Mena. Lejos de calmar los ánimos, el presidente de la Nación contribuyó a estas intenciones desestabilizadoras, criticando al máximo órgano de justicia argentina, diciendo que el mismo tiene “un problema de funcionamiento”.

“La embestida contra la Corte Suprema de Justicia es un ataque al sistema republicano de división de poderes, y el presidente de la Nación es quien más debe entenderlo”, tuiteó, sin rodeos, Valdés indicando la gravedad y responsabilidad de esta convocatoria nacida del propio oficialismo.

Así fue que el mandatario correntino advirtió que “en un contexto de crisis en lo económico e incertidumbre en lo social, Argentina necesita instituciones independientes y fuertes, y una marcha contra los jueces de la Corte Suprema es exactamente lo contrario: el Gobierno, por tanto, debería repudiarla, no promoverla”.

Y consideró que “resulta inadmisible que haya funcionarios que convoquen a movilizaciones contra uno de los tres poderes del Estado: esto rompe cualquier lógica de país serio, porque la Constitución Nacional consagra el rol de cada uno, así como los contrapesos y controles”.

“Cada vez cuesta más convencer a los inversores que apuesten por Argentina, ayudándonos a generar empleo e impulsar el desarrollo”, consideró luego, y “si ya es difícil explicar los altos niveles de inflación y emisión, más lo es explicar que la inseguridad jurídica la provocan quienes nos gobiernan”, sostuvo.

En ese sentido, el gobernador correntino señaló que “el Gobierno de la Nación debería entender que cada relato que impulsa y declaración que daña, sólo acelera el proceso de decadencia argentina”.

Y concluyó que “ante el mal, tenemos dos alternativas: cambiar y mejorar o ratificar y empeorar. Espero, por el bien común, que se opte por lo primero”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password