Para Monzó, “hay que hacer una reforma electoral”

El diputado nacional adelantó que presentará un proyecto para “sacar la obligatoriedad de las PASO”. También habló del rol de JxC en el acuerdo con el FMI y sobre Mauricio Macri.

Luego de distanciarse del expresidente Mauricio Macri en 2019, el diputado nacional Emilio Monzó inició un nuevo camino en la política estrechando lazos con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y aliándose al radical Facundo Manes que lo llevó nuevamente al Congreso, donde conformó el bloque Encuentro Federal dentro de JxC. En ese contexto Monzó adelantó que presentará un proyecto de “reforma electoral”. Además, admitió que el expresidente “es la figura más importante de Juntos por el Cambio” y considera que “es el dirigente que más votos tendría en una interna del espacio”. Sin embargo, opina que “Macri no debería competir en 2023, sino ocupar el rol de mentor”.

Entrevistado por diario La Nación Monzó se refirió a la reelección de intendentes, pero destacó que “la verdadera reforma del país es la boleta única”, motivo por el cual le pidió al presidente de la Nación, Alberto Fernández, que “en la apertura de sesiones proponga la boleta única en el Congreso. Ese es un gran cambio en la Argentina, especialmente en la provincia. Y espero que Axel Kicillof haga lo propio también y separe las elecciones bonaerenses de las nacionales”.

“Hay que cambiar el sistema electoral. Y también le doy para pensar al presidente: saquemos la obligatoriedad de las PASO. Cada vez vota menos gente en esa elección, pero perjudica mucho porque pasa a ser una primera vuelta, que genera tensión e incertidumbre”, señaló el diputado y adelantó: “Voy a presentar un proyecto en ese sentido”.

En ese sentido, consideró que “el peronismo acompañaría esa reforma electoral si lo anuncia el presidente, va a ser un cambio para siempre. Fernández tiene una gran oportunidad para quedar en la historia. En 2022 ya no lo puede cambiar, debe ser este año”.

“(María Eugenia) Vidal y los que reformaron la ley para emprolijar estuvieron bien. Ahora, vayamos por la boleta única. Ese es el cambio del sistema. El problema del conurbano es la boleta sábana. Cortemos con eso y pongamos la boleta única. Con esa modificación, es más fácil cambiar a los intendentes cuando son malos”, opinó Monzó.

Y sumó: “Hay otra trampa de la Argentina se paran en ese lugar porque desde ahí generan un electorado sólido. Tiene un piso sólido y un techo muy corto, blindado, pero con nuestro sistema electoral, cuando van a las PASO, ese techo y ese piso son suficientes para triunfar en la contienda interna, no digo en la general. Acá el inconveniente es atravesar la interna. El macrismo puede repetir la misma estrategia que utilizó el kirchnerismo. Uno decía Cristina no vuelve más, porque le veía el techo, pero nadie en el peronismo fue capaz de ganarle a ella. De este lado ocurre lo mismo. Ojo que, hoy, Macri debe ser el dirigente político con más votos en la interna de JxC. Entonces, las PASO benefician a los que polarizan”.

“A mí me gustaría que Macri esté más allá de esta contienda electoral y ayude a armar una nueva generación política para que gobierne el país. Esa sería una gran solución para este espacio. Si Macri tomara esa decisión, sería el ordenador de esta fuerza y se sentaría en la cabecera”, reconoció el diputado y agregó: “Aspiro a que esté en la cabecera para ordenar este espacio. No tengan ninguna duda de que es la figura más importante de Juntos por el Cambio. Por esa calificación, me gustaría que él se siente en ese lugar ayudando a armar y ordenar este espacio político”.

Consultado por la negociación entre el Gobierno y el FMI, el legislador de Encuentro Federal manifestó: “Soy comprensivo por la pandemia. No solo cambió nuestra relación con el FMI, sino que también la economía global. Entiendo que el mundo se está acomodando a esta nueva realidad y las relaciones de entidades financieras, en este caso el Fondo, con los países deudores no son ajenas a esta situación. Hay que ser consciente de que, producto del coronavirus, la realidad es totalmente distinta al momento que se tomaron los créditos. Lo que falta por parte del Gobierno es certezas. A la ausencia de resultados con el FMI se agregan las incertidumbres domésticas: la inflación, la pobreza, la inversión o la reactivación económica. El Gobierno no tiene disciplina y orden, desde el primer día”.

Respecto del rol de JxC, insistió en que “con esta situación, no hay nada mejor que pensar en lograr acuerdos. ¿Cómo no vamos a ayudar al diálogo? Pero acá hay un punto, el primer responsable es el Gobierno. La impotencia para solucionar estos temas tan complicados lo lleva al oficialismo a estar en campaña permanentemente, en lugar de ir a buscar el diálogo con la oposición. Lo hicimos nosotros también. Y esto está pasando en todo el mundo: la polarización es una manera de llamar la atención a tu propio electorado, olvidándote del conjunto. Juegan su partido, pero nunca para la selección”.

“El antagonismo es el síntoma claro de la patología de la Argentina: la impotencia a la hora de gobernar. Estamos teniendo gobernantes que no están a la altura de las circunstancias y apelan a seguir en clave de campaña a la hora de gestionar. Este es el gran problema del país”, cuestionó Monzó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password