Así vieron los jefes radicales cordobeses el discurso de Schiaretti

Fue en el marco de la apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura de Córdoba. Los diputados Mario Negri y Rodrigo De Loredo dieron su opinión.

En la apertura de sesiones ordinarias de la legislatura de la provincia de Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti pronunció un duro discurso con el Gobierno nacional. En ese contexto, el jefe del bloque de Diputados de la UCR, Mario Negri, y el presidente de Evolución Radical, Rodrigo De Loredo, expresaron su punto de vista.

“Hoy el gobernador está en el operativo distancia del Gobierno nacional y lo sobreactúa porque estuvo muy pegado dos años”, señaló Negri y expresó: “Creo que el discurso del gobernador tuvo dos partes. Coincido en la primera sobre las asimetrías y discrecionalidad de la Nación para con las provincias, particularmente Córdoba. El hecho más significativo, el que más daño nos hizo, fue con la ley de Biocombustibles, pero después el gobernador tuvo una segunda parte que parecía una piñata de la que caían millones de pesos por todos lados. Creo que hubo una exageración muy grande, que no hay una relación directa entre la situación financiera de la provincia, de la Caja de Jubilaciones y el nivel de endeudamiento con la cantidad de anuncios”.

En ese sentido, manifestó: “Me hubiera gustado una reflexión más profunda sobre la presión tributaria, porque tenemos los Ingresos Brutos más altos del país y la energía más cara de la Argentina”.

“Me hubiese gustado que el gobernador pidiera disculpas por los hechos de violencia institucional en la pandemia como fueron los casos de Blas Correa y Solange”, remarcó Negri y cerró: “Hoy el gobernador está en el operativo distancia del Gobierno nacional y lo sobreactúa porque estuvo muy pegado dos años. Además, el gobernador siempre está en campaña, ahora por el 2023”.

Por su parte, para De Loredo: “Es un discurso de fin de ciclo, nos deja la sensación que ya no tienen más nada que ofrecer, y cuestionó: “fue un discurso con mucho pasado, poco futuro y sin proyectos”.

“No hubo nuevas ideas ni entusiasmo por el futuro. Se repiten las promesas año tras año y siguen ausentes las respuestas concretas a las problemáticas estructurales que llevan años sin solución”, enfatizó el diputado radical.

Agregó: “Fue un discurso cargado de victimización, con duras críticas a las políticas del gobierno nacional que no desligan la responsabilidad de Hacemos por Córdoba que hace casi 25 años que gobiernan una provincia estancada, con elevados niveles de pobreza, desigualdad, una enorme presión fiscal y sin prioridad social ni productiva”.

“Hubo propuestas light sobre grandes temáticas que preocupan a los cordobeses, por ejemplo, en materia de viviendas vuelven a anunciar 10 mil viviendas para un déficit habitacional que alcanza a cerca de 260 mil hogares cordobeses, mientras aún esperamos que se concreten las 25 mil que se comprometieron a ejecutar en 2019”, criticó.

En el mismo sentido, De Loredo enfatizó: “Respecto a Internet, desde ARSAT en 2017 dejamos listas las redes troncales de fibra óptica para mejorar la conectividad, sin embargo, pasaron cinco años y no se avanzó en nada. Lo mismo ocurre con el acceso al gas natural, reeditan promesas de gasoductos troncales, pero sigue sin salir gas de las hornallas en gran parte de los hogares de la provincia”.

“Nos preocupa que no hubo autocrítica ni se habló de qué se va a hacer con la inviable EPEC, que tan cara le cuesta a los cordobeses y tan mal servicio presta; ni se propone ninguna acción de fondo contra la inseguridad, solo chalecos nuevos para policías”, expresó el diputado nacional.

En suma, cuestionó: “De todos los discursos de apertura, este fue el de menor calidad y con escaso contenido de gestión. Al contrario, fue el más politiquero y electoral”, y cerró: “Transitar los últimos dos años de gestión peleando en los medios con el Gobierno nacional parece que es la propuesta que ofrece Hacemos por Córdoba”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password