Desde La Libertad Avanza pidieron que no sea obligatorio el uso del barbijo en las escuelas

Oscar Zago impulsó en la Legislatura de la Ciudad un proyecto de declaración para que los alumnos puedan optar por su uso en las aulas sin importar edad y curso al que asistan.

Días después de que el Gobierno porteño anunciara cambios en el protocolo Covid 19 para las escuelas, el legislador de La Libertad Avanza (LLA) Oscar Zago presentó en la Legislatura de la Ciudad un proyecto de declaración para que el uso del barbijo no sea obligatorio dentro de los colegios sin exceptuar grado o división en particular.

La iniciativa fue impulsada en conjunto con el oficialista Juan Pablo Arenaza (VJ), que se referencia con Patricia Bullrich, busca revertir la disposición del Ministerio de Educación que establece la obligatoriedad del cubrebocas en las aulas a partir de cuarto grado.

En los fundamentos del proyecto, los legisladores recordaron que el médico pediatra Eduardo Ángel Yahbes, con más de 50 maños de trayectoria, planteó los riesgos que el uso del barbijo produce en los niños. “El uso del barbijo produce un descenso del oxígeno y un aumento del anhídrido carbónico – que acidifica el organismo -, por lo cual bajan las defensas y se favorecen las enfermedades”, sostuvieron.

Al mismo tiempo que remarcaron que “para probar lo mencionado, se han hecho cultivos de barbijos usados durante ocho horas y se ha observado el desarrollo de 82 cepas de gérmenes diferentes y 4 de hongos, lo que ha incrementado las infecciones broncopulmonares en los niños por el uso del barbijo. Además, la baja de oxígeno altera el funcionamiento cerebral” y destacaron que “el Centro europeo para la prevención y control de enfermedades (agencia de la Unión Europea con sede en Estocolmo, Suecia) en relación al uso de tapabocas en las escuelas por parte de los niños y maestros, considera que es contraproducente en periodos largos de tiempo y que no se usan correctamente”.

Asimismo precisaron que “el uso del barbijo oculta el rostro humano, de modo que se impide el reconocimiento facial y de la individualidad de cada rostro. También se obstaculiza la comunicación porque, si se tapa la boca y las expresiones fundamentales de las caras los docentes y compañeros no podrán saber si el otro está enojado, contento o triste, generando una barrera de comunicación corporal y oral” y concluyeron señalando que se puede “tomar como ejemplo escuelas en Europa que desde hace algunos meses como en Dinamarca se eliminó dicha obligación, luego se sumaron Bélgica y Suecia”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password