La senadora Losada se indignó con los colectivos de mujeres

Es porque ante las críticas que recibió por haber aparecido con un escote pronunciado no salieron a defenderla, y habló de “doble vara”.

La senadora nacional Carolina Losada quedó envuelta en una polémica este fin de semana, no por sus dichos, sino por su vestimenta y una foto que se hizo viral. Resulta que se difundió una imagen suya junto a un sacerdote, con un prominente escote. Suficiente para que la imagen se hiciera viral y aparecieran los que se ocupan de hacer pedazos al destinatario de las críticas y quienes salieron a defenderla.

La propia legisladora santafesina se defendió aclarando por FM Milenium lo que había sucedido.

Ahí contó que la foto fue sacada en un evento social: la inauguración de un sanatorio en la localidad de Funes, en su provincia. “Llegué, saludé a un montón de gente. Era de noche, tenía un top escotado con un pantalón negro. El top era escotado, pero totalmente controlado. Cuando fui a saludar al padre Ignacio, él me da su bendición, como siempre. Tiene una manera de bendecir que es que te agarra la cabeza, te dice palabras, y al agacharme se me corrió todo”.

La senadora continuó diciendo que tras la bendición, habló “dos palabras más y un medio de comunicación de Funes y me dicen que hay foto con el padre Ignacio. Me corro, me pongo de espaldas a la pared, sacan varias fotos y fue eso”, concluyó.

En tren de autocrítica, Losada admitió que por la vestimenta elegida estuvo incómoda en varios pasajes de la noche. “Estuve cerrándomelo constantemente y bastante pendiente del tema, como nos pasó a cualquier mujer en cualquier lugar”, señaló, para advertir luego que “si un hombre sale del baño y tiene el cierre bajo, también le puede pasar y no significa nada, y no creo que nadie esté una semana hablando del tema”.

Para la senadora, las críticas estuvieron armadas, aunque no sabe por quiénes, pero sostuvo que “alguien quiere tapar los problemas graves que hay y me usaron a mí. El que no llega a fin de mes le importa poco si a una senadora se le corre el escote”.

Sobre la repercusión en las redes, sostuvo que ser tendencia por algo así le parece “arcaico, raro, ya que no se me ve más que un escote pronunciado”, y luego se preguntó por los colectivos de mujeres: “Ninguno sale a defenderme, hay una doble vara, porque a mí me estaban juzgando por cuánto muestro o cuánto no muestro”, y citó el caso de la legisladora porteña kirchnerista Ofelia Fernández, a quien “atacan por su cuerpo y la defienden, a mí no”.

Y concluyó: “A mí no me acompañan porque no soy kirchnerista. Están en una contradicción constante (…) Estos colectivos de mujeres que decían ‘no al piropo’, en mi caso dicen ‘qué le molestan que le digan piropos’”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password