Febrero terminará sin sesiones extraordinarias y sin acuerdo por las comisiones en ambas cámaras

Ni en Diputados ni en el Senado el oficialismo y la oposición resolvieron el reparto de los diferentes grupos especializados que tratan los proyectos. JxC reclama más lugares, pero el FdT quiere mantener las cosas como estaban antes de la renovación parlamentaria.

Por Melisa Jofré

Sin acuerdo sobre el reparto de las comisiones y con todas las miradas puestas sobre el acuerdo con el FMI, pronto a ingresar en el Congreso -aunque sin fecha exacta-, la última semana de febrero culminará sin sesiones extraordinarias en la Cámara de Diputados y el Senado.

De ambos lados del Parlamento no hubo arreglo entre el oficialismo y la principal oposición (Juntos por el Cambio) sobre la cantidad de los órganos de asesoramiento especializados -encargados del análisis de los proyectos y su posterior dictamen- que le corresponden a cada bancada, como así tampoco sobre la integración de los mismos.

El principal conflicto pasa por la intención de JxC de reclamar más lugares, tras la renovación parlamentaria y el triunfo de esa fuerza en las elecciones, mientras que el FdT apunta a que la repartija sea similar a la de los dos últimos años.

El escenario en la Cámara baja no cambió demasiado tras las legislativas de noviembre de 2021. Si bien el oficialismo pasó de 120 a 118 diputados, JxC creció de 115 a 116. Es decir, el FdT perdió dos legisladores, pero el principal interbloque opositor solo sumó uno más.

El Interbloque Federal y el Interbloque Provincias Unidas disminuyeron, mientras que creció la izquierda y lograron ingresar los libertarios. Sin embargo, los bloques “del medio” corren con pocas chances a la hora del reparto.

Referentes del FdT y JxC mantuvieron encuentros informales desde el arranque de febrero, pero el tema de las comisiones no se destrabó. Una fuente encumbrada del oficialismo le afirmó a parlamentario.com que la cuestión pasa por tres aspectos: la cantidad de comisiones para cada bloque; la “calidad” de las comisiones, dado que “quieren elevar el nivel presidiendo comisiones que para nosotros son de gobierno” -sostuvo el interlocutor consultado-; y la cantidad de integrantes de cada espacio al interior de cada comisión, clave para emitir los dictámenes de mayoría o minoría.

Por el lado de la Cámara alta, en un principio el FdT había amenazado en dejar sin ninguna comisión a JxC, molestos con la actitud que tuvieron en la última sesión del año pasado por Bienes Personales, pero antes del encuentro entre los jefes de ambos espacios, la vicepresidenta Cristina Kirchner bajó la orden de que se mantengan las presidencias de ocho comisiones para la oposición.

No obstante, el reclamo de JxC en el Senado tiene un argumento más “sólido” en cuanto a lo numérico: a partir del 10 de diciembre el oficialismo pasó de 41 a 35 senadores, mientras que JxC creció de 26 a 33, porque ganó 5 en las elecciones y luego sumó dos aliados.

Desde la bancada que preside el mendocino Alfredo Cornejo esperan que el oficialismo acerque una nueva propuesta sobre la distribución de las comisiones antes de la sesión preparatoria del próximo jueves 24 -única ocasión para la que se abrirá el recinto-. Pero desde el FdT aseguran que “seguir así” es la decisión; es decir, con 19 comisiones para el oficialismo -que cederá 3 a sus aliados- y 8 para JxC.

Así las cosas, en ambas cámaras no habrá sesiones extraordinarias, ni se tratará, en esta última semana del mes, ninguno de los 18 proyectos que el Poder Ejecutivo había incluido en el temario.

El reglamento de la Cámara baja establece, en su artículo 106, que los dictámenes de los proyectos en el período de extraordinarias deben firmarse 10 días antes de la finalización de la convocatoria, en este caso el 28 de febrero, con lo cual ese plazo vencía este viernes 18.

Del total de las iniciativas del temario, 16 son las que se encuentran en Diputados. Si bien circuló la versión de una posible sesión en la que se traten temas de consenso “sobre tablas”, un diputado del FdT admitió ante parlamentario.com que “no se puede ir a una sesión sobre tablas sin acuerdo. Puede tornarse inmanejable”. Por lo tanto, la posibilidad es casi nula.

En tanto, el Senado tenía para tratar el Consenso Fiscal 2021, que tiene giro a la única comisión constituida hasta ahora, que es la de Presupuesto y Hacienda; y la reforma del Consejo de la Magistratura, un tema ríspido sobre el que no hay consensos.

Ese tema fuerte y el resto de los proyectos quedarán para después del 1ro. de marzo, cuando el presidente Alberto Fernández inaugure las sesiones ordinarias, e incluso para luego del gran debate que tendrá el Congreso y al que se le dará prioridad: el acuerdo con el FMI.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password